Ver Categorías
+

Tag Archive | "visión"

Alimentos para combatir la presbicia


La visión cansada, también denominada presbicia, es uno de los procesos de envejecimiento del ojo que impide el enfoque de los objetos cercanos. Esta afección es bastante frecuente, surgiendo con la edad la mayoría de las veces. Después de los 40 años se tiene más propensión. Por este motivo, existen diversos alimentos para los ojos, los cuales sirven para prevenir esta patología gracias a su contenido vitamínico.

Los expertos señalan a las siguientes vitaminas como beneficiosas para evitar la presbicia:

– Cromo: es un mineral fundamental para asimilar proteínas, carbohidratos y grasas. Además, es bastante útil para la transformación de glucosa en energía. Por otra parte, el consumo de cromo combate la fatiga producida por estar por tiempo prolongado ante una pantalla. El germen de trigo y las espinacas son las principales fuentes de cromo.

– Gluconato de cobre: estimula la generación de hemoglobina, proteína responsable de llevar oxígeno a los tejidos. Por ende, este nutriente contribuye a una mejor circulación y permite que cantidades de oxígeno más grande lleguen a los órganos vitales. Así, previene la pérdida de la vista. Las legumbres son una gran fuente de gluconato de cobre.

Luteína: consiste en un pigmento amarillo existente en la retina, el que cuida la visión de forma parecida a como lo hacen los lentes de sol. Las personas que tienen bajos niveles de luteína tienen más prevalencia a sufrir degeneración macular. Es de suma importancia considerar que los individuos de ojos claros, por poseer menos pigmentos naturales en sus globos oculares, requieren mayores cantidades de luteína en su dieta. Las frutas y verduras amarillas, naranjas y rojas son los mejores alimentos para adquirir la luteína.

– Ácido alfalipoico: especialistas aseguran que el ácido alfalipoico es el antioxidante ideal. El nutriente es bastante versátil, teniendo la capacidad de frenar varios de los efectos negativos de la acción de los radicales libres, ya sea en la visión como en el resto del cuerpo. Además, ayuda a usar de forma más eficiente las vitaminas C y E. El ácido alfalipoico está en las papas, brócoli, espinaca y zanahoria, entre otros alimentos.

Incluye estos alimentos en tu dieta. De esta manera, estarás retrasando el desarrollo presbicia.

 

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Por qué el verano requiere un mayor cuidado de los ojos?


Durante el verano, los especialistas explican sobre el cuidado de la piel para evitar quemaduras, cáncer o envejecimiento prematuro. No obstante, los ojos también requieren de una gran consideración, ya que la radiación ultravioleta puede causar anomalías en la salud visual.

Al no contar con protección en la vista, especialmente al estar al aire libre, hay más riesgo de tener problemas como conjuntivitis y queratitis actínicas. Así, los ojos rojos, dolor, lagrimeo constante y fotofobia son las manifestaciones más habituales de estas patologías.

Aunque estos síntomas suelen ser temporales, el daño por la radiación UV puede ser inmediato o surgir a largo plazo debido a exposiciones repetidas al sol.

Las enfermedades oculares se incrementan alrededor de un 20% en los meses de verano, ya que la radiación ultravioleta aumenta de manera notoria. También es frecuente que hayan más inconvenientes por el contacto con la sal de mar, la arena de la playa y el cloro de las piscinas.

La baja humedad y el calor incrementan la evaporación de lágrimas y, por ende, los ojos se resecan. Lo mismo provoca el aire acondicionado, que puede fomentar la visión borrosa, ardor, la sensibilidad a la luz y sensación de arenilla en el ojo.

Prevenir enfermedades visuales en verano

Para evitar estas afecciones, se debe tener un buen mantenimiento de las piscinas para evitar bacterias y hongos, así como usar lentes para el agua.

Por su parte, los anteojos de sol a utilizar deben tener filtro UV, por lo que es importante adquirirlos en el comercio autorizado. En relación a esto, unos anteojos muy oscuros no aseguran una mayor protección, ya que quizás no poseen un buen filtro. Esto deriva en que la pupila se dilata más e ingresa mayor cantidad de radiación al ojo.

En tanto, se aconseja evitar el uso de lentes de sol en los menores de seis años, ya que la visión se estimula a corta edad y un anteojo oscuro limita la cantidad de estímulos que entran. Esto puede causar una ambliopía. Para los niños se sugiere utilizar gorros o viseras, que también son útiles en otras edades.

Por último, es necesario mencionar que un error habitual es la utilización de protector solar cerca de los ojos. Con el calor, este producto comienza a derretirse, promoviendo el riesgo de infecciones y molestias.

Fuente: nacion.com

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Lo que puede hacer la luz solar a tus ojos


Todos sabemos que mirar de forma directa al sol no es agradable a la vista. Por ende, hacerlo desde la luz amplificada de un telescopio debe ser una experiencia mucho peor. Por este motivo, el astrónomo y presentador de televisión británico Mark Thompson muestra en su canal de Youtube “Awesome Science and Technology” cómo afecta la luz solar al ojo que mira directamente a través de un telescopio.

En este breve video, que tiene dos minutos de duración, Thompson hace un experimento con ojos de un cerdo y un telescopio de 80 milímetros con un aumento de cincuenta veces. Toda la energía emitida por el sol que pasa por el telescopio se enfoca completamente en el ojo y, alrededor de unos 20 segundos luego de sostener el globo ocular del animal, empieza a generarse humo.

La energía es tan potente que tiene la capacidad de hacer un agujero que destruye la córnea. Además, posteriormente Thompson decidió disecar el ojo para ver si también existía daño en la retina, dando cuenta que se produjo un gran ·”parche” que parecía alcanzar el nervio óptico.

Mira el video aquí:

Fuente: hipertextual.com

Posted in Córnea, Datos, Salud VisualComments (0)

Riesgos para los ojos ante excesiva exposición a rayos UV


El aumento de la temperatura del aire, disminución de la humedad, más viento, polvo en suspensión y especialmente lo exposición al sol y a los rayos ultravioleta, pueden generar a largo plazo tumores y otras enfermedades oculares.

La capa de ozono, año a año se va deteriorando y deja de funcionar como escudo protector contra los dañinos rayos ultravioleta, aumentando así la radiación directa. Es por esto, que cada vez hay que redoblar las precauciones y estar más atentos al cuidado de nuestra piel y ojos.

Durante la época estival, para la realización de actividades recreativas al aire libre, deportes y el día a día, es de suma importancia un 100% de protección para la vista. Si  bien la mayoría de la gente sabe y se preocupa de proteger la piel de los rayos UV, también es necesario que se tome conciencia sobre el cuidado de los ojos. Estudios demuestran que una exposición sin protección es el factor principal en la génesis de tumores y otras patologías que comprometen la salud visual a lo largo de la vida.

Cáncer ocular

El tumor maligno más frecuente de piel y párpados es el cáncer basocelular, que se presenta especialmente en la cabeza y el cuello por ser las zonas más desprotegidas del cuerpo. Es el 90% de los tumores malignos de párpados en USA y 20% de todos los tumores palpebrales.  Es más común en adultos de piel clara entre los 50 y 80 años pero también puede presentarse en los más jóvenes, entre 20 y 40 años, con  5 a 15 %.  Las personas blancas, de ojos claros, demasiado expuestos a la luz solar y con antecedentes familiares de cáncer de piel son los más afectados. Si se reseca o extirpa precozmente, la mayoría de las veces se puede curar ya que rara vez da metástasis. Si se deja evolucionar sin control, las consecuencias pueden ser fatales.

Otro tumor maligno representa el 1%, es el lelanoma, se presenta intra ocularmente y es un tipo de cáncer agresivo que puede afectar varias partes del ojo: el párpado, la órbita, el iris,  la coroides, entre otros. Este cáncer puede darse únicamente en el ojo o puede hacer metástasis a otro lugar en el cuerpo, pero también puede comenzar sobre la piel u otros órganos y llegar al ojo.  Dentro de los síntomas podemos encontrar, ojos saltones, cambios en el color del iris, visión deficiente, enrojecimiento y dolor. Los tratamientos van desde láser o radioterapia, si el tumor es pequeño, aunque en algunos casos es necesario extirpar el ojo.

Para no llegar a esto, la manera más fácil es prevenir de forma conciente, evitando la exposición excesiva y directa a la luz solar, especialmente en las horas en que son más intensos (11 am a 14 pm), además usar lentes de sol, verificando que tengan protección contra los rayos UV.

TIPS DE CUIDADOS

• Los lentes de sol deben tener filtro contra los rayos ultravioletas (UV).
• Utilizar lentes de sol no sólo en época de primavera – verano. Durante los días nublados también afectan los rayos UV.
• Los lentes fotosensibles son una buena opción, ya que se oscurecen según la cantidad de rayos UV.
• Adquiri lentes de sol en ópticas o lugares especializados.
• Exigir la garantía del fabricante que avale las especificaciones del producto.
• Ojo con las imitaciones y los lentes de cuneta.
• Complementar el uso de lentes de sol, con sobrillas, viseras o gorros al realizar actividades deportivas o al estar en exposición directa, por ejemplo en la playa.  Así protegemos la parte superior, inferior y los laterales de nuestros ojos y que nos son cubiertos por los lentes.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Sacar corchos inadecuadamente puede ocasionar la ceguera


Las botellas de champaña calientes y las técnicas inadecuadas para sacar el corcho causan graves lesiones de los ojos con posible ceguera todos los años, según la Academia Americana de Oftalmología . Las botellas de champaña contienen un nivel de presión de hasta 40 kilogramos por pulgada cuadrada, mayor que la presión dentro de una llanta de auto típica.

Uno de los accidentes más comunes que ocurren para la noche de año nuevo, son las lesiones que afectan a los ojos, comúnmente causadas por estallido de un corcho dirigido directamente a esa delicada zona. Cada año hay que lamentar heridos en el órgano de la visión que contribuyen a poblar las urgencias nocturnas de los hospitales y clínicas.

Las diversas lesiones oculares graves de fin de año
Los percances con los corchos de champaña pueden conducir a una variedad de graves lesiones de los ojos, incluyendo:

  • Ruptura de la pared del ojo.
  • Glaucoma agudo.
  • Desprendimiento retinal.
  • Sangrado ocular.
  • Dislocación del lente cristalino .
  • Daños a la estructura ósea del ojo.

Estas lesiones en ocasiones requieren cirugías urgentes como puntos de la pared del ojo o reparación de la estructura orbital e incluso puede conducir a la ceguera del ojo afectado.

“Cuando el corcho de champaña vuela, realmente usted no tiene tiempo de reaccionar o proteger sus ojos delicados“, dijo la Dra. Monica L. Monica, oftalmóloga y vocera de la Academia Americana de Oftalmología, agregando además que, los corchos de champaña que salen descontrolados pueden conducir a dolorosas lesiones de ojo y a la devastadora pérdida de la vista.

Consejos para abrir una botella de champaña
Para disfrutar una celebración segura, siga las simples recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología acerca de cómo abrir adecuadamente una botella de champaña:

  • Enfríe el vino espumante y la champaña a 5°C, o menos, antes de abrir. El corcho de una botella caliente tiene mayores probabilidades de saltar inesperadamente.
  • No sacuda la botella. Sacudir la botella aumenta la velocidad de salida del corcho de la botella de ese modo aumenta las posibilidades de una lesión de ojo grave.
  • Apunte la botella en un ángulo de 45 grados lejos de usted y los espectadores y sostenga el corcho hacia abajo con la palma de su mano mientras retira la cubierta de alambre de la botella.
  • Coloque una toalla sobre toda la parte superior de la botella y sostenga el corcho.
  • Gire la botella mientras sostiene el corcho en un ángulo de 45 grados para romper el sello.
  • Contrarreste la fuerza del corcho utilizando presión hacia abajo mientras el corcho se dispara de la botella.

En el caso de ocurrir un accidente de este tipo, se debe aplicar una protección y concurrir urgente en busca de atención médica.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

El peligro de los punteros láser para tus ojos


La Sociedad Oftalmológica de la Comunidad Valenciana (SOCV), en España, advierte que la utilización de artefactos que emiten luz láser puede ser perjudicial para la vista, generando daños irreversibles en la retina.

La entidad destaca que en los últimos años se ha masificado la adquisición de punteros láser de potencia considerable, siendo de fácil acceso en el comercio, especialmente en internet. Sin embargo, agrega que a los usuarios no se les informa sobre la peligrosidad de su uso.

La luz láser puede clasificarse el cuatro categorías, desde la tipo 1 a la clase 4, siendo esta última la de mayor potencia y más peligrosa, que puede derivar en la pérdida de la vista. Por ende, su utilización implica de una precaución extrema. En su comunicado, el organismo advierte que “ umbral de peligrosidad del haz láser se sitúa en 5 mW, y todos los productos que exceden esta potencia pueden provocar graves lesiones”.

De manera común, los punteros láser que se ocupan en presentaciones académicas o laborales no exceden este límite, pero es fácil hallar productos que bajo una apariencia inofensiva, son nocivos para la visión. De esta forma, es habitual ver casos del uso de luz láser en canchas de fútbol y apuntando aviones, situaciones que “han puesto de manifiesto la falta de concientización al respecto”.

Cuando el láser impacta contra el ojo, este funciona como un lente de aumento, como cuando se usa una lupa para concentrar luz solar para quemar un material. De este modo, el globo ocular concentra la luz del haz del láser en una zona muy reducida, lo que puede derivar en quemaduras irreparables en las áreas de la retina primordiales para la visión.

Por su parte, otro tipo de láseres médicos son utilizados en oftalmología con objetivos terapéuticos y especialmente diseñados para esto, como el usado durante la cirugía Lasik.

Posted in Cirugía Refractiva, DatosComments (0)

Cómo detectar y poner solución al astigmatismo


El astigmatismo es una patología que genera una vista borrosa y distorsionada, impidiendo el buen enfoque de los objetos, ya sean lejanos o cercanos (en menor medida). Este problema puede aparecer en personas de todas las edades, derivando en inconvenientes de aprendizaje en el colegio, bajo rendimiento laboral y dificultades en acciones diarias como conducir, ver televisión o cocinar. Descubre cómo detectar y poner solución al astigmatismo.

Algunas de las primeras señales que pueden indicar la presencia de astigmatismo son:

  • Aparición de fatiga visual.

  • Dolores de cabeza por forzar la vista a trabajar ante dispositivos electrónicos o leer.

  • Aumento de deslumbramientos y de halos en los semáforos u otros vehículos al momento de conducir.

Ante estos síntomas, es fundamental acudir a la brevedad donde un oftalmólogo. El profesional de la salud visual determinará el problema a través de distintas pruebas.

Cuando se realice la observación de la imagen, el experto preguntará al paciente la nitidez con la que percibe las líneas que la componen. Un individuo con astigmatismo verá algunas de las líneas borrosas y otras más claras. Por su parte, una persona con la vista normal será capaz de ver todas las líneas con la misma nitidez.

La corrección para este problema puede ser el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik, dependiendo de lo establecido por el oftalmólogo.

La reducción de la agudeza ocular es variable. Si bien en algunos casos es tolerado, el astigmatismo puede ser bastante negativo para la vista, especialmente en los niños, ya que puede causar otros inconvenientes visuales crónicos.

Con frecuencia, el astigmatismo también produce otras manifestaciones menores, como: molestias con la luz potente, enrojecimiento ocular y, siendo menos común, la inflamación crónica de los párpados o visión doble del ojo con astigmatismo.

 

 

 

Posted in Cirugía Refractiva, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Hipermetropía y cirugía Lasik: recupera tu visión


El aplanamiento de la córnea o la reducción del globo ocular que produce la hipermetropía, pueden corregirse mediante la cirugía Lasik. Si bien existen algunas contraindicaciones, es bastante segura para todos los pacientes aptos para la intervención.

La hipermetropía consiste en un error de enfoque visual, que genera una visión borrosa e incómoda de cerca. Sin embargo, desde cierta edad, también se ven incorrectamente los elementos lejanos. En esta afección, la imagen se enfoca detrás de la retina, en lugar de hacerlo de manera directa sobre ella.

Este problema de refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, pero durante el crecimiento tiende a desaparecer. Cuando el inconveniente permanece, puede derivar en otras anomalías oculares, como el “ojo vago”.

La cirugía Lasik es un método seguro para corregir la hipermetropía, entregándole a la córnea una mayor curvatura para que los rayos de luz se enfoquen de manera correcta en la zona detrás del ojo.

La córnea es el tejido transparente que cubre la parte delantera del ojo, contribuyendo a ajustar la visión. La cirugía Lasik se hace bajo en control de un computador para suprimir cantidades microscópicas de tejido de la córnea.

De esta manera, se procede a hacer un corte de una pequeña capa de tejido corneal con una herramienta denominada microquerátomo o con un láser femtosegundo. Esta capa se levanta para la posterior remodelación del tejido que se encuentra debajo, para luego volver a ubicarse en su lugar para cubrir la nueva superficie.

Este láser no quema los tejidos, sino que los vaporiza en minúsculas cantidades. El diámetro del rayo láser y número de pulsos se controlan de forma directa a través del computador.

La corrección de la hipermetropía a través de este método se considera como una práctica exitosa para el paciente. Uno de los motivos es que la mayor parte de los hipermétropes no puede ver bien a ninguna distancia. Asimismo, una persona que además de esta patología tiene presbicia, es una buena candidata para este tipo de técnica.

Pre chequeo quirúrgico

Si padeces hipermetropía u otro error de refracción, como la miopía, presbicia o astigmatismo, en Ultravisión puedes realizarte una evaluación sin costo de Cirugía Lasik para determinar si eres candidato para el procedimiento y dejar de utilizar lentes. Para agendar esta hora, llena el formulario que está en la derecha de tu pantalla.

Posted in Cirugía Refractiva, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Dolores de cabeza asociados a la visión


Uno de los inconvenientes más habituales que sufrimos a diario son los dolores de cabeza o cefaleas, que pueden tener diversos orígenes. Uno de estos puede estar asociado a factores de la visión.

Cuando un individuo tiene un defecto refractivo sin corregir, como miopía o hipermetropía, frecuentemente contrae la musculatura alrededor de los ojos en búsqueda de un mejor enfoque. A largo plazo, esta contractura produce fatiga visual e incluso dolor de cabeza en la zona frontal o alrededor de los ojos, experimentando una sensación de peso u opresión.

En este sentido, los ojos pueden ser la causa del dolor de cabeza. Por lo general, esto le ocurre a personas mayores de 40 años que empiezan a experimentar presbicia o vista cansada, así como el hipermétropes con demasiadas horas de trabajo visual, como lectura o utilización de computador.

También se requiere revisar la graduación en niños que se quejan de dolores de cabeza persistentes, por si existiera un defecto refractivo sin diagnosticar.

Por lo general, los síntomas mejoran luego del uso de lentes apropiados o cirugía Lasik, así como con el cumplimiento de las normas de higiene visual (iluminación, distancia de la pantalla, postura, descansos periódicos, entre varios) para evitar el esfuerzo ocular excesivo.

Dolor sin origen oftalmológico

También puede existir dolor alrededor de los globos oculares sin que existe algún problema de carácter oftalmológico asociado. Esto sucede, por ejemplo, con la sinusitis, donde el dolor surgido en un seno paranasal obstruido o infectado puede sentirse como un dolor orbitario.

En ciertos casos de cefalea tensional aguda o de larga evolución, la contractura permanente de los músculos de la nuca o la artrosis de las vértebras genera la inflamación de algún nervio del plexo cervical, y el dolor de aquella neuralgia se puede experimentar en la zona ocular como un dolor referido.

Dolor por glaucoma agudo

Otro tipo de dolor bastante intenso que tiene origen en el ojo, pero que puede expandirse a la cabeza (e inclusive confundirse con un problema cerebral) es el glaucoma agudo.

El glaucoma agudo se deriva de un ascenso brusco de la presión ocular, que genera un dolor bastante intenso alrededor de la órbita y la mitad correspondiente de la cabeza del lado afectado. Puede haber visión borrosa, náuseas, vómitos y ojos rojos. Esta afección necesita de una atención oftalmológica a la brevedad.

Posted in Cirugía Lasik, Cirugía Refractiva, Datos, Salud VisualComments (0)

Cómo cuidar tu vista en el trabajo


La época de los computadores y dispositivos móviles ha obligado a millones de trabajadores a pasar extensas jornadas delante de una pantalla. Por ende, cuidar los ojos es primordial. Siguiendo una serie de consejos durante la jornada, se podrán evitar riesgos para la vista a medio y largo plazo.

Los expertos aseguran que el 80% de las sensaciones que percibimos se dan mediante la vista, por lo que este sentido es el predominante frente a la adquisición de experiencias e interacciones con el entorno.

Ante esta situación, los profesionales de la salud visual recomiendan las siguientes medidas:

  • Acudir a una visita oftalmológica al menos una vez al año. Si se tiene alguna condición visual, puede ser que el profesional indique consultas más frecuentes.
  • Ubicarse, como mínimo, a unos 30 centímetros del dispositivo que se está utilizando.
  • La pantalla debe quedar levemente por debajo del nivel de los ojos, para poder tener la oportunidad de levantar la vista y mirar de lejos. Esto es para evitar la fatiga visual.
  • Parpadear con regularidad para lubricar los ojos.
  • Contar con una buena iluminación en la zona de trabajo. Los focos lumínicos deben provenir del lado opuesto de donde se escribe.
  • De ser necesario, lubricar los ojos con lágrimas artificiales.
  • Evitar ambientes con viento, secos y tóxicos, como los que tienen tabaco o humos industriales. Estos pueden generar irritación en los ojos.
  • No frotarse los ojos, especialmente con las manos sucias.
  • No exponer los globos oculares a luces demasiado radiantes. Si se exponen al sol, deben protegerse con gafas con filtro ultravioleta adquiridos en un sitio certificado.
  • Descansar la vista al menos una vez por cada hora de trabajo. Asimismo, pueden hacerse ejercicios para relajar los músculos visuales, mirando a lo lejos o abriendo y cerrando los párpados, entre varios.

 

 

Posted in LentesComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==