Tag Archive | "Ojo seco"

Cuidados en invierno: ¿Cómo evitar el síndrome de ojo seco?


Se acerca el invierno y durante esta época estamos expuestos a las bajas temperaturas y al fuerte viento. Estas condiciones, sumadas a la calefacción y aires acondicionados del interior, pueden contribuir al desarrollo del síndrome del ojo seco.

El ojo seco afecta hasta un 20% de la población. No obstante, su aparición se incrementa notoriamente en la tercera edad, estando presente en un 75% de los mayores de 65 años. Es una afección más habitual en mujeres, surgiendo en la mayoría de los casos al momento de la reducción de estrógenos (climaterio).

Las elevadas temperaturas interiores gracias a los sistemas de calefacción propician ambientes de sequedad ambiental tremendamente alta. Las estufas eléctricas o de gas, en conjunto con los sistemas de calefacción, reducen la humedad del aire, lo que deriva en el incremento de la evaporación de la película lagrimal del ojo.

Estos factores inciden en la aparición del síndrome del ojo seco. Sus síntomas incluyen irritación ocular, ardor en los ojos, fotofobia y sensación de pesadez en los párpados, entre otros.

Recomendaciones para evitar el síndrome del ojo seco

Para evitar el síndrome del ojo seco, especialmente cuando hay bajas temperaturas, es aconsejable seguir las siguientes recomendaciones:

-Pestañear frecuentemente, sobre todo al ver televisión o utilizar el computador.

-Usar anteojos de sol, incluso en invierno. Éstos contribuyen a cuidar los ojos del viento y del contacto con el aire frío.

-Para quienes asisten a centros de recreación invernales, es fundamental la aplicación de protector solar en la zona de los párpados, así como el uso de anteojos protectores. Las condiciones climáticas y el sol en la altura pueden generar cuadros severos de queratitis, que consiste en una lesión en la córnea por una alteración de la superficie ocular relacionada al ojo seco.

-Los fármacos aplicados deben ser recetados exclusivamente por un oftalmólogo.

-Consumir alimentos ricos en Omega-3 como vegetales verdes, semillas y pescados. Estos ayudan a cambiar la secreción de grasa del cuerpo, como por ejemplo las lágrimas. De esta forma, le entregan una composición más saludable.

-Reducir la ingesta de productos que contienen Omega-6 como las margarinas, huevos, carnes y aceites vegetales.

-Evitar ambientes con demasiada contaminación o humo de tabaco.

-Evitar zonas con aire acondicionado o demasiada calefacción.

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Salud VisualComments (0)

Tres mitos acerca de la cirugía Lasik


Muchas personas que piensan en operarse la vista mediante el método láser, más conocido como cirugía Lasik, suelen buscar información en línea antes de tomar la decisión. Si estás pensando en  la cirugía ocular, debes tener mucho cuidado a la hora de informarte, ya que internet puede estar lleno de historias y mitos acerca de esta, que podrían hacer dudar a cualquiera.

Pero ¿Cómo sabemos lo que es verdad y lo que no? El oftalmólogo Steven Wilson, MD en la Cleveland Clinic, desmiente algunos mitos acerca de este procedimiento.

Mito 1: Aún tendré que usar lentes ópticos.

“No necesariamente, la edad promedio de los pacientes que recibieron cirugía ocular con láser en nuestra institución es de 41.” dice el doctor Wilson, también dice que muchos de sus pacientes que tienen más de 40 años tienen lo que se llama monovisión, ya sea con LASIK (asistida por láser) o PRK (queratectomía fotorrefractiva ).

“El ojo dominante está totalmente corregido para la distancia y el ojo no dominante se deja un poco corto de vista, que ayuda con la visión de cerca”, dice.

Aunque la mayoría de los pacientes no tiene ningún problema de ajuste, los médicos pueden simular el procedimiento mediante la prescripción de  lentes de contacto, imitando los efectos del mismo. De esta manera, el paciente puede probar los resultados de la cirugía antes de someterse a esta.

Mito 2: La cirugía Lasik es peligrosa.

Al igual que en cualquier cirugía, existen algunos riesgos, pero cuando se realiza correctamente y con las precauciones adecuadas, la cirugía ocular con láser es altamente segura. Según Wilson “en los 16.000 procedimientos que he realizado, solamente un paciente terminó con una infección leve, que fue tratada rápidamente con antibióticos. Por el contrario, yo personalmente, trato a varios pacientes cada semana con infecciones corneales producto de los lentes de contacto”.

Para prevenir la infección, los médicos recetan antibióticos un par de días después de la cirugía.

El riesgo más común asociado a este procedimiento es el llamado “ojo seco”. Sin embargo, según Wilson “no hay evidencia de que la cirugía ocular con láser haga que el ojo se seque permanentemente. Si se trata adecuadamente, la mayoría de los pacientes no presentarán más síntomas de ojo seco que el resto de las personas.”

También se dice que hay un pequeño riesgo de que la visión no se pueda corregir totalmente. Wilson afirma que “el riesgo de que esto suceda es menor al 1%. Por lo general sólo ocurre en pacientes que necesitan correcciones muy altas y saben que existe la posibilidad de sus ojos no se corrijan completamente, aunque prefieren tener  -1 o -2 dioptrías que -10 o -12″.

Mito 3: No se puede corregir la hipermetropía o el astigmatismo.

“Podemos corregir casi todos los defectos de refracción, de forma individual o combinados, con los rayos láser que utilizamos hoy en día. A pesar de que a la cirugía Lasik le es más difícil las correcciones altas, estas pueden ser tratadas con lentes intraoculares (LIO).”

¿Qué pasa con las historias negativas que andan circulando en la red?

“La mayoría de estos sitios fueron iniciados por pacientes enojados que tuvieron sus cirugías en lugares que no era de buena reputación”, afirma Wilson.

También dice, “algunos de ellos pueden haber sido candidatos a  PRK, pero se trataron en un centro que sólo hace cirugías Lasik . Los pacientes que no son seleccionados adecuadamente pueden acabar con una condición llamada ectasia, lo que puede llevar a usar lentes de contacto e incluso a un trasplante de córnea. En otros casos, los pacientes pueden haber tenido ojo seco antes realizar el procedimiento, pero no fueron tratados antes de la cirugía “.

Si está considerando someterse a una cirugía ocular con láser:

Lo más importante es comparar. El nivel de riesgo varía de un dispositivo a otro dependiendo del fabricante, del un cirujano y su nivel de experiencia con el procedimiento.

No base su decisión simplemente en el precio y no se conforme con el primer centro oftalmológico, doctor, o procedimiento que encuentre. Es importante tener en cuenta que esta cirugía afectará su visión durante el resto de su vida.

Tenga cuidado con los centros oftalmológicos con anuncios exagerados. Si ves avisos tales como “una visión de 20/20 o le devolvemos su dinero” o “paquetes de ofertas”, debe ser escéptico. Nunca hay garantías en la medicina.

Es importante que haga su propia investigación. Lea el manual del paciente que su médico debe darle, creado por el fabricante del dispositivo que se utiliza para realizar el procedimiento. Pregunte por este manual y hable con el médico acerca de los resultados, positivos como negativos, en comparación a los resultados descritos en el manual.

“Hay que tener en cuenta a la hora de elegir un cirujano, que lo importante no es la cantidad de cirugías ha hecho, sino cuantas ha realizado correctamente,” dice el Dr. Wilson.

En el siguiente video podremos ver de qué se trata esta cirugía y entender un poco más a qué nos estamos enfrentando.

Posted in Cirugía Lasik, Cirugía Refractiva, OftalmologíaComments (0)

La córnea: Enfermedades que pueden afectarla


La córnea es la parte frontal transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior. Junto con la cámara anterior y el cristalino, refracta la luz y es responsable de dos terceras partes de la potencia total del ojo y ayuda a proteger el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. En los humanos, el poder refractivo de la córnea es de aproximadamente 43 dioptrías.

 Las enfermedades de la córnea son variadas y pueden causar dolor y pérdida de la visión. Entre ellas podemos encontrar errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones, distrofias (condición en que algunas partes de la córnea pierden transparencia debido a la acumulación de material turbio).  El tratamiento de las enfermedades de la córnea incluye medicinas, trasplante y cirugía láser.

 Queratitis punteada superficial

Esta  enfermedad consiste en que las células de la superficie de la córnea mueren a causa de una infección vírica o bacteriana, sequedad de los ojos, exposición a los rayos UV (luz solar, lámparas solares o arcos de soldadura), la irritación por el uso prolongado de lentes de contacto o una reacción alérgica. También puede ser el efecto secundario de la administración de vidarabina.

Se siente dolor en los ojos, que se tornan llorosos, sensibles a la luz e inyectados de sangre, y la visión puede ser ligeramente borrosa. Cuando los rayos ultravioleta causan esta enfermedad, los síntomas generalmente no aparecen hasta al cabo de varias horas y duran unos días. Cuando un virus provoca este proceso, el ganglio linfático que se encuentra delante de la oreja puede estar inflamado y doloroso.

Casi todas las personas que padecen esta enfermedad se recuperan por completo. Cuando la causa es un virus, no se necesita ningún tratamiento y la recuperación suele completarse en 3 semanas. Cuando la causa es una infección bacteriana, se recurre a los antibióticos y cuando es debida a la sequedad de los ojos o los rayos UV, se aplica un tratamiento con pomadas y lágrimas artificiales.

 Úlcera de la córnea (úlcera corneal)

Esta condición es una perforación de la córnea, generalmente debida a una infección provocada por bacterias, hongos, virus o la Acanthamoeba. En otras ocasiones, es consecuencia de una herida. Cuando los párpados no se cierran correctamente para proteger el ojo y humedecer la córnea, pueden aparecer úlceras debidas a la sequedad y la irritación.

Las bacterias (en general los estafilococos) pueden infectar y ulcerar la córnea cuando el ojo ha sufrido una herida, haya entrado en él un cuerpo extraño o esté irritado por las lentes de contacto. Los hongos pueden causar úlceras de crecimiento lento. En muy raras ocasiones, la deficiencia de vitamina A o de proteínas puede producir una ulceración de la córnea.

Las UC producen dolor, sensibilidad a la luz y una mayor secreción de lágrimas. Puede aparecer un punto blanco amarillento de pus. En ciertos casos, las úlceras aparecen sobre toda la córnea y pueden penetrar en profundidad y cierta cantidad de pus puede acumularse además detrás de la córnea. Cuanto más profunda es la úlcera, más graves son los síntomas y las complicaciones.

Las úlceras de la córnea pueden cerrarse con un tratamiento, pero pueden dejar como secuelas un material turbio y fibroso que causa cicatrización e impide la visión. Otras complicaciones incluyen las infecciones persistentes, la perforación de la córnea, el desplazamiento del iris y la destrucción del ojo.

Infección por herpes simple

La manifestación inicial de la infección corneal por herpes puede parecer una infección bacteriana leve porque los ojos están ligeramente doloridos, llorosos, rojos y sensibles a la luz. La inflamación de la córnea nubla la visión. Sin embargo, la infección por herpes no responde a los antibióticos, como haría una infección bacteriana, y suele empeorar cada vez más.

Con mayor frecuencia, la infección produce solo ligeros cambios en la córnea y desaparece sin tratamiento. En muy raras ocasiones, el virus penetra profundamente en la córnea, destruyendo su superficie. La infección puede ser recurrente, dañando aún más la superficie de la córnea. El virus del herpes simple también puede provocar un incremento en el crecimiento de los vasos sanguíneos, empeoramiento de la visión o pérdida total de la misma.

El médico puede recetar un fármaco antivírico como la trifluridina, la vidarabina o la idoxuridina, que en general se recetan en forma de pomada o solución que se aplica sobre el ojo varias veces al día. A veces, para contribuir a acelerar la curación, el oftalmólogo tiene que raspar suavemente la córnea con un bastoncito con punta de algodón para eliminar las células muertas y las dañadas.

Infección por herpes zoster

El herpes zoster es un virus que crece en los nervios y puede diseminarse por la piel, provocando lesiones muy típicas. Esta enfermedad no necesariamente afecta al ojo, incluso aparece en la cara y la frente. Pero si la división oftálmica del quinto nervio craneal (nervio trigeminal) resulta infectada, esta infección probablemente se extienda hacia el ojo.

Esta infección produce dolor, enrojecimiento e hinchazón de los párpados. Una córnea infectada puede hincharse, resultar gravemente dañada y desarrollar cicatrices. Las complicaciones más comunes de la infección corneal incluyen el glaucoma permanente y la falta de sensibilidad cuando se toca la córnea.

Cuando el herpes zoster infecta la cara y amenaza el ojo, el tratamiento precoz con aciclovir administrado en forma oral durante 7 días reduce el riesgo de complicaciones oculares. Los corticosteroides, generalmente en forma de gotas, también pueden resultar de gran ayuda. Las gotas de atropina suelen utilizarse con frecuencia para mantener la pupila dilatada y ayudar a evitar que aumente la presión ocular.

Queratitis ulcerativa periférica

 Esta enfermedad consiste en una inflamación y ulceración de la córnea que suele aparecer en personas que padecen enfermedades del tejido conectivo como la artritis reumatoide. Esta condición empeora la visión, aumenta la sensibilidad a la luz y produce la sensación de que un cuerpo extraño está atrapado en el ojo.

Entre las personas que padecen artritis reumatoide y queratitis ulcerativa periférica, alrededor del 40% mueren tras 10 años de la aparición de la queratitis ulcerativa periférica, a menos que se sometan a un tratamiento. Los tratamientos con medicamentos que inhiben el sistema inmunitario reducen el índice de mortalidad a un 8 por ciento en 10 años.

 Queratomalacia

La queratomalacia (xeroftalmía, queratitis xerótica) es una enfermedad en la que la córnea se seca y se vuelve opaca debido a una deficiencia de vitamina A, proteínas y calorías en la dieta. La superficie de la córnea muere y pueden aparecer úlceras e infecciones bacterianas. Las glándulas lagrimales y la conjuntiva también se ven afectadas, lo que deriva en una inadecuada producción de lágrimas y sequedad de los ojos.

La ceguera nocturna (visión muy deficiente en la oscuridad) puede desarrollarse debido a una deficiencia de vitamina A. Las gotas o pomadas con antibiótico pueden ayudar a curar las infecciones, pero es aún más importante corregir la falta de vitamina A con suplementos vitamínicos o bien solucionar la desnutrición con una dieta enriquecida o con suplementos.

Queratocono

 El queratocono es un cambio gradual de la forma de la córnea, que acaba pareciéndose a un cono. La enfermedad comienza entre los 10 y los 20 años. Uno o ambos ojos pueden verse afectados, lo que produce grandes cambios en la visión y exige frecuentes cambios en la prescripción de gafas o lentes de contacto.

Los lentes de contacto suelen corregir los problemas de visión mejor que las gafas, pero a veces el cambio de la forma de la córnea es tan intenso que las lentes de contacto no pueden ser utilizadas o bien no consiguen corregir la visión. En casos extremos, puede ser necesario realizar un trasplante de córnea.

Queratopatía ampollar

La queratopatía ampollar es una tumefacción de la córnea que aparece con más frecuencia en los ancianos. En casos excepcionales, la queratopatía ampollar tiene lugar tras una cirugía de los ojos, como la de cataratas. La tumefacción produce ampollas llenas de líquido sobre la superficie de la córnea que pueden romperse, causando dolor y disminuyendo la visión.

La queratopatía ampollar se trata reduciendo la cantidad de líquido en la córnea mediante soluciones salinas o lentes de contacto blandas. En muy raras ocasiones, es preciso hacer un trasplante de córnea.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Queratócono, Salud VisualComments (0)

Que el invierno no haga sufrir a tus ojos


Tres condiciones oftalmológicas amenazan nuestra visión en los días de invierno. Se trata de la conjuntivitis, queratitis y el ojo seco. Conoce de qué se trata cada una.

Los cambios climáticos del invierno contribuyen a las alteraciones oculares, generando un incorrecto funcionamiento de los ojos. Una de estas enfermedades es la conjuntivitis, que consiste en una infección de la membrana que tapiza el ojo y los párpados por el interior. Los síntomas son enrojecimiento, lagrimeo excesivo, secreciones y la sensación de un cuerpo extraño en el globo ocular. De no ser tratada, puede producir serios inconvenientes en la visión.

Como medida de prevención, es fundamental lavarse las manos constantemente y evitar frotarse los ojos.

Por otra parte, durante esta estación muchas personas disfrutan de los deportes de nieve. Sin embargo, podrían carecer de los instrumentos y la preparación, derivando en trastornos visuales. Así puede aparecer la queratitis o “ceguera de la nieve”, que causa pequeñas ulceraciones en la córnea debido a una gran exposición a los rayos ultravioletas. Esta enfermedad es bastante habitual en personas que esquían sin lentes protectores.

La última afección oftalmológica que prolifera en invierno es el ojo seco, que consiste en la baja calidad o carencia de lágrimas. Su desarrollo implica lagrimeo, sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo, picazón, ardor, enrojecimiento y fotofobia.

Aunque se vincula con la vejez, a la administración de algunos fármacos, la menopausia y enfermedades como la artritis, la época invernal influye en el sentido que buscamos sitios calefaccionados para protegernos del frío, con lo que incrementamos la sequedad ambiental. Esto deriva en que los síntomas del ojo seco se agravan por la falta de humedad y lubricación.

Los negativos efectos de esta enfermedad se pueden revertir a través de lágrimas artificiales y la utilización de anteojos envolventes con filtro ultravioleta.

Consulta a tu oftalmólogo

Si experimentas alguno de los síntomas descritos, es de suma importancia que acudes a la brevedad a una consulta oftalmológica. El especialista será el encargado de determinar un tratamiento acorde a la enfermedad y su gravedad.

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Cinco formas de combatir el ojo seco


Muchas veces los ojos arden, pican y parecen tener arenilla. Estos son los síntomas más comunes del ojo seco. La buena noticia es que existe una serie de medidas que puede ayudar a combatir esta situación.

Según el sitio norteamericano “Clínica Cleveland” se produce el ojo seco cuando los ojos no producen sufrientes lágrimas o estas no son de buena calidad.

Las recomendaciones son:

  • Uso de lágrimas artificiales se pueden comprar sin receta médico, pero la recomendación es que tu oftalmólogo te recomiende las más adecuadas según tu caso.
  • Sumar pescados o semillas de lino en la dieta: los ácidos grasos omega 3 son saludables para el corazón y también pueden actuar como defensa para el ojo seco.
  • No exponer directamente al aire acondicionado: el aire que llega a tu cara puede secar de forma significativa tus ojos. En casa, los ventiladores o sistemas de aire acondicionado pueden tener el mismo efecto.
  • Visitar el oftalmólogo: es importantes visitar al oftalmólogo con frecuencia para ver qué puede estar ovacionando molestias. El chequeo oftalmológico es clave para descartar problemas.
  • Ver una posible intervención: si el médico lo considera necesario es posible que se necesite cerrar los conductos que drenan las lágrimas de los ojos. Este procedimiento no es doloroso e implica inserta un tapón en el drenaje de las lágrimas.

 

ojo-seco-blog

Posted in LentesComments (0)

La importancia de las lágrimas


Desde una perspectiva física, la relevancia de las lágrimas es evidente. Si no existiera la capacidad de llorar, tendríamos una serie de problemas visuales, incluso para poder ver correctamente.

Los componentes de las lágrimas– como por ejemplo su salinidad – genera que el ojo esté húmedo e hidratado de manera permanente, debido al parpadeo. Este proceso evita que la sequedad incida directamente en los globos oculares.

Elemento emocional

No obstante, las lágrimas también son un elemento emocional, ya que representan el comportamiento humano menos racional y más visceral. Al llorar, se emiten varias emociones, como alegría, tristeza, rabia, dolor, entre varias.

Entonces, las lágrimas brindan información importante sobre la persona. En algunos casos, sin palabras se puede comprender y conocer a los demás, entregando las directrices de cómo se entienden el mundo. Cada individuo se expresa de distintas formas.

La función orgánica de las lágrimas es incomprensible como un colirio natural para los ojos, sin considerar este otro aspecto de las mismas. Llorar, sea cual sea la motivación, incorpora una liberación de emociones y sentimientos, constituyendo una expresión propia del ser humano.

Los expertos indican que, ante una sociedad que cada vez limita más en los aspectos emocionales, las lágrimas pueden actuar como un medio de escape en diversos momentos donde los individuos requieren desahogarse, ya sea por sentimientos negativos o positivos.

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

¿La menopausia trae problemas visuales?


Los diversos cambios físicos y emocionales que ocurren durante la menopausia también pueden manifestarse en los ojos.

Si bien en pocas oportunidades se establece una asociación directa entre esta fase y los inconvenientes visuales, para expertos de la visión es relevante conocer el estado de la salud visual de las mujeres en este periodo y controlarse periódicamente para descartar cambios que puedan crear molestias en las actividades diarias.

En este sentido, estudios han indicado que el inicio de la menopausia está estrechamente relacionada con el síndrome del ojo seco. Esta afección ocurre porque la superficie de la conjuntiva y la córnea poseen receptores que, debido al efecto de las hormonas sexuales, modifican la calidad y cantidad de la película lagrimal.

Si bien no es un problema de gravedad, puede desencadenar molestia en las actividades diarias como picazón, irritación, sensación de arenilla en el interior del ojo y sensibilidad a la luz. Por este motivo, es relevante asistir a una consulta oftalmológica periódicamente para descartar otras enfermedades y comprobar que se trata de este síndrome.

Puede ser que algunas terapias de reemplazo hormonal que se recetan en la época de la menopausia incidan negativamente en la salud de los ojos, ya sea causando cambios sensibles en la función de la vista o aumentando afecciones ya existentes.

En algunos casos, los síntomas del síndrome del ojo seco que ya lo tenían, se agudizan. Muchas mujeres tienen problemas para utilizar lentes de contacto y, a veces, pueden experimentar una visión doble.

No obstante, esta no es una condición por la cual alarmarse en gran medida, pero lo importante es descartar cualquier patología. Un diagnóstico temprano puede evitar estados progresivos que pongan en riesgo la visión.

Posted in Salud VisualComments (0)

¿Por qué aumentará la miopía en los jóvenes?


Algunos estudios internacionales ya han alertado acerca del incremento de casos de problemas visuales a edades más tempranas. En España, el  Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO), estima que en 2020 el 33% de los adolescentes sufrirá miopía.

Una de las principales causas del aumento de las condiciones visuales en los más jóvenes, serían las múltiples horas que pasan frente a las pantallas de aparatos electrónicos. Estos dispositivos producen efectos que incrementan los casos de astigmatismo en el mundo.

Si bien hace varios años se culpaba a la radiación de los monitores, y se incentivaba el uso de filtros para evitar la radiación de los computadores, hoy en día la tecnología permite anular esa radiación. ¿De dónde viene el problema entonces?

La fatiga ocular

La atención que nos requiere el uso de los dispositivos como videojuegos y computadores, hace que pongamos un esfuerzo adicional en nuestros ojos, y asimismo, fijemos la mirada, olvidando incluso pestañar, lo que causa entre otros malestares, la resequedad del ojo, fatiga visual y dolor de cabeza.

Los consejos para evitar problemas visuales con los aparatos electrónicos dependen del dispositivo que estemos usando:

  • Luz para ver la televisión: Se debe evitar ver la televisión a oscuras o con una luz muy intensa. Además, dentro de lo posible, se recomienda eliminar los reflejos de la pantalla. Los especialistas indican producir una iluminación homogénea en la habitación, poniendo una lámpara a los lados o detrás del artefacto.
  • Frente al computador: Para reducir el estrés que causa en la vista ver el computador por muchas horas, se debe evitar los contrastes de luz excesivos y los reflejos. Así, la luz de la habitación no debe ser más brillante que la que genera la pantalla del computador. Una luz ambiental que se origina desde el techo o del exterior y una lámpara de mesa con una ampolleta de 60 volts es una excelente combinación.
  • Para prevenir la irritación visual, el especialista ibérico recomienda hacer una pausa en la actividad cada dos horas por unos 15 minutos, mirar un objeto lejano para variar el enfoque y parpadear, ubicar la pantalla de forma que la parte superior esté levemente por debajo de la vista y ajustar la iluminación y contraste de la pantalla, para que esté en niveles idóneos.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Recomendaciones para cuidar la visión en la tercera edad


Con el avance de la edad, los tejidos del ojo pasan por distintas variaciones que cada vez se van acentuando más. Por ende, se deben tener una serie de cuidados con nuestra visión.

Aunque la protección de nuestros ojos debe ser una medida constante en nuestra vida, después de los 50 años de edad la visita a la consulta oftalmológica es primordial. Los expertos aseguran que una persona ya a los 40 años tiene problemas en la vista, estado que se agudiza de manera considerable cuando se entra en la tercera edad.

Existen condiciones como la presbicia o vista cansada, que es bastante habitual en la adultez. Se trata de una dificultad de enfoque de elementos a una distancia corta, debido a la carencia de elasticidad del músculo ciliar y el cristalino, responsable de desencadenar el mecanismo de acomodación del globo ocular. Aquí radica la relevancia de asistir donde un oftalmólogo al menos una vez al año, así como someterse a un examen oftalmológico para prevenir o controlar afecciones ya presentes.

En estos casos, el oftalmólogo puede recetar lentes progresivos, los que brindan una visión lejana y cercana sin la necesidad de cambiar de anteojos.

Por otra parte, hay otras condiciones que deben considerarse en una edad avanzada como el glaucoma, las cataratas y la sequedad visual. También pueden existir inconvenientes asociados a la diabetes y otras enfermedades.

Se deben considerar los siguientes aspectos en la utilización de los lentes progresivos:

  • Tener en cuenta el tiempo de adaptación a los lentes progresivos, especialmente al realizar acciones como subir escaleras. No obstante, posteriormente esto puede hacerse de forma totalmente normal.

  • Es posible leer de buena manera con esta clase de lentes, sobre todo si el rango de cerca posee la amplitud de campo visual que proporcionan cierto tipo de lentes progresivos. Otro beneficio de estos anteojos es que también pueden tener un foco agudo y otro claro en distancias intermedias, lo que es imposible con lentes bifocales o de lectura.
  • Se aconseja que, aunque no hayan molestias visuales, se agende una hora con el oftalmólogo anualmente. Por otra parte, si hay una enfermedad diagnosticada, esta visita debe realizarse cada 6 meses para su control.
  • Jamás comprar lentes en la calle. Solo deben usarse lentes ópticos distribuidos en sitios autorizados.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo los lentes de contacto causan ojo seco


El síndrome de ojo seco es la más común de las afecciones oculares, y afecta aproximadamente a un 20% de la población.

Las lágrimas sirven para proteger los ojos y mantenerlos lubricados, sin malestar o resequedad. El síndrome de ojo seco (SOS) es una reducción en la cantidad y/o calidad de lágrimas producidas. Esto sucede cuando las glándulas lacrimales localizadas en los párpados superior e inferior no producen suficientes lágrimas o no producen lágrimas de la calidad adecuada.

Este fenómeno causa irritación, escozor, comezón, enrojecimiento e incomodidad. El síndrome de ojo seco tiene muchas causas y eso explica que haya millones de personas afectadas. Entre las causas más comunes se incluyen las siguientes:

  • El proceso de envejecimiento: El flujo de lágrimas normalmente disminuye con la edad. De hecho, aproximadamente un 75% de las personas mayores de 65 años sufren de síntomas de SOS.

  • Uso de lentes de contacto: Los lentes de contacto pueden aumentar drásticamente la evaporación de las lágrimas, causando incomodidad, infección y/o aumento de depósitos de proteínas. Las investigaciones muestran que el SOS es la causa principal de la intolerancia a los lentes de contacto.

  • Cambios hormonales en mujeres: Diversos cambios hormonales relacionados con el embarazo, los anticonceptivos orales y la menopausia pueden contribuir al SOS.

  • Factores ambientales: Las personas expuestas al humo, la contaminación ambiental, la altura, condiciones de mucho sol, viento, aire frío, o seco están ante el riesgo de sufrir de SOS.

  • Efectos secundarios de enfermedades/medicamentos: Hay varias enfermedades y medicamentos que pueden disminuir la capacidad de producir lágrimas. Asegúrese de darle a su médico su historia clínica completa.

  • Síndrome de Sjögren: Es una enfermedad del sistema inmunológico caracterizada por la inflamación y resequedad en la boca, los ojos y otras membranas mucosas. Esta enfermedad daña las glándulas lacrimales y afecta la producción de lágrimas.

  • Cirugías con Láser para corregir la vista: Después de diversos procedimientos quirúrgicos oftalmológicos, los pacientes pueden desarrollar SOS. Muchos pacientes se han beneficiado con la oclusión puntal temporal después de tales procedimientos quirúrgicos.

  • Enfermedades: En casos raros, puede estar asociado con artritis reumatoidea, lupus eritematoso y otros trastornos similares. Igualmente, puede ser causado por quemaduras químicas o térmicas.

Tratamiento

Dependiendo de la intensidad de la condición, el tratamiento puede ser tan simple como usar lágrimas artificiales unas pocas veces al día. Sin embargo, en casos persistentes está disponible un procedimiento sencillo, no quirúrgico que proporciona un alivio, de largo plazo, en los casos de SOS a través del uso de unos tapones diminutos llamados “oclusores puntales”.

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==