Ver Categorías
+

Tag Archive | "oftalmólogo bittelman"

Los ojos y la piel se vinculan directamente


Todo parece indicar que la relación entre los ojos y la piel es realmente estrecha. Hace algunos años, la revista “Nature Genetics” publicó un estudio que exhibía el vínculo entre los ojos marrones y un menor riesgo a sufrir melanoma, la forma de tumor a la piel más agresiva. Recientemente, se han realizado nuevos descubrimientos.

Además de este estrecho lazo, de forma reciente la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, demostró a través de una investigación que las personas con el iris azul o gris sufrirían en menor medida una enfermedad denominada vitiligo, una patología autoinmune caracterizada porque la piel empieza a perder su pigmentación. Así, comienza a tornarse blanca.

Patologías del ojo-piel

Las asociaciones entre las enfermedades del ojo y su revestimiento cutáneo también son abundantes. Debido a ciertos factores, las principales consecuencias oftalmológicas de algunas afecciones inciden en la superficie ocular más extenso: párpados, conjuntivas y córnea.

El ojo y la piel se relacionan en diversas enfermedades generales, hereditarias, congénitas o adquiridas, donde sus síntomas específicos se asocian a ambas especialidades.

Las alteraciones sobre la vista de algunas de estas enfermedades pueden ser severas. Por ejemplo, la epidermólisis tóxica de Lyell consiste en el caso extremo, ya que es capaz de generar una ceguera corneal bilateral de tratamiento bastante complejo.

Por su parte, la dermatitis atópica es otro ejemplo de patología, siendo una de las más frecuentes. No obstantes, si no se recibe el tratamiento apropiado, puede amenazar gravemente la visión. Los casos más habituales son el lupus, enfermedad de Behçet, la sarcoidosis y las facomatosis.

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, OftalmologíaComments (0)

Peligrosa moda japonesa para agrandar los ojos


En Japón ha surgido una tendencia femenina, quienes aplican diversos métodos rudimentarios para obtener unos ojos más “occidentales”, obteniendo el pliegue que desean y evitar sus característicos ojos rasgados asiáticos. No obstante, esta es una peligrosa moda, ya que puede afectar a la salud visual. 

La primera de estas técnica surgió con la utilización de parches. Estos se colocan tres días antes, para cambiar levemente los músculos de rostro. De esta manera, al cuarto día, el resultado es evidente. Por otra parte, también se utilizan pegamentos, lentillas o parches.

Las pegatinas transparentes sobre el párpado se adhieren por ambas caras, para posteriormente presionar el párpado y conseguir el pliegue. No obstante, esta práctica continuada puede derivar en la inflamación ocular o caída de los párpados.

Asimismo, está el denominado “Ojo Encantado Neyl”, un pegamento que se administra de forma directa sobre el párpado, para tenerlo fijo en la zona superior. Ya habiéndolo aplicado, se requiere presionar con un palillo en las dos puntas para que quede correctamente pegado, ya sea la parte interna como la externa. Como resultado, se tiene un pliegue artificial mantenido con el producto.

Ante la expansión de esta peligrosa tendencia, empresas han comenzado a distribuir kits de belleza diseñados de forma especial para convertir los ojos rasgados en párpados del tipo occidental. En estos vienen incluidos aplicadores, espejo y limpiador facial.

Una de las técnicas más conocidas en el país asiático son las lentillas redondeadas, que agregan un círculo más alrededor de las lentillas, de manera que el iris tenga una apariencia más grande. Este método va acompañado con el maquillaje adecuado y unas pestañas artificiales, las que acentúan el efecto que las mujeres japonesas desean obtener.

 

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Sabes si se puede leer bajo el agua?


Bajo el agua, difícilmente se puede leer. En estas condiciones, el ojo humano tienen un funcionamiento bastante deficiente: es como si padeciéramos una hipermetropía severa, con unas 20 dioptrías.

Este fenómeno de visión deficiente bajo el agua se debe al fenómeno de refracción, concepto que se refiere al cambio de dirección de los rayos lumínicos al pasar de un medio a otro. Cuando la luz ingresa al ojo, de estado gaseoso a sólido, la córnea realiza una corrección y la imagen se enfoca de manera idónea en la retina.

No obstante, bajo el agua este sistema falla completamente. Esto ocurre porque nuestros globos oculares están adaptados al aire. Así, se estima que perdemos hasta el 87% de la capacidad de corrección ya mencionada.

Existe la posibilidad de utilizar las afamadas gafas de buceo. Sin embargo, con esta medida se experimenta otro fenómeno óptico, aunque de menor gravedad: el tamaño de los elementos se incrementa, pareciendo estar más cerca de lo que se encuentran realmente. También provoca otros efectos, que detallaremos a continuación.

El uso de máscara submarina

La utilización de una máscara submarina es fundamental en toda inmersión. A pesar de esto, debemos tener en cuenta que con su uso nuestro campo visual se reduce considerablemente, sobre todo en la vista lateral.

Esta situación incide en la capacidad de percibir y, por ende, en la de reacción. Por este motivo, es importante que el resto de los sentidos estén a su máxima capacidad. Para todos los buceadores es de suma importancia el control de los cambios cromáticos bajo el agua. Este campo ha sido exhaustivamente analizado, con el objetivo de obtener la señalización submarina ideal.

 

 

Posted in Datos, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Cómo ven las personas con cataratas


La mayor parte de las cataratas asociadas a la progresión de la edad, aparecen de manera gradual. Por ende, quizá los cambios de la visión que genera esta enfermedad no siempre se podrán percibir inmediatamente en sus fases iniciales.

Mientras la enfermedad va avanzando, la persona que padece de cataratas ve de esta forma:

– Vista borrosa o nublada, pero sin dolor.

– Problemas para ver de noche o con poca luz.

– Sensibilidad lumínica y a los resplandores.

– Percepción de halos en torno a las luces.

– Colores amarillentos o desvanecidos.

– Requerir de una luz más clara para poder leer y llevar a cabo otras acciones.

– Cambios habituales en la prescripción de anteojos o lentes de contacto.

– Doble visión en un ojo.

El único método certero para descubrir si existe la presencia de cataratas es un examen de dilatación, donde a la pupila se le administran gotas oculares. El oftalmólogo puede diagnosticar señales tempranas de la aparición de cataratas mirando el lente del ojo.

En ese sentido, es importante someterse a un examen inicial de los ojos a los 40 años, donde las primeras señales de la patología y modificaciones en la visión pueden manifestarse. El oftalmólogo determinará la frecuencia para realizarse los exámenes de seguimiento. Si en cualquier momento se experimentan los síntomas mencionados, es importante consultar a la brevedad a un especialista.

 

 

 

 

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Investigación asocia nivel de estudios con miopía severa


Una investigación llevada a cabo por el Centro Médico de la Universidad de Mainz, en Alemania, asegura que el nivel de estudios de los individuos posee una asociación directa con el desarrollo de la miopía.

Alireza Mirshahi, doctor iraní quien lidera el estudio, sostiene que en la actualidad la miopía se ha tornado más habitual en todo el mundo, por lo que se transformó en una preocupación económica y sanitaria a nivel mundial.

De esta manera, en países asiáticos desarrollados, los índices de miopía se han incrementado alrededor del 80%. De esta manera, los científicos aseguran que esta rápida extensión se debe a aspectos medioambientales.

Según el líder de la investigación, no solamente la miopía severa genera problemas a la vista, sino que también está vinculada a un mayor riesgo de desprendimiento de retina, cataratas, glaucoma prematuro y degeneración macular miópica.

Para analizar en profundidad la relación entre la miopía y los factores ambientales, los científicos examinaron a 4.685 alemanes que padecían este enfermedad. Las edades de los individuos oscilaban entre los 35 y 75 años. Luego, se excluyeron a las personas con cataratas o a cualquiera que se haya sometido a una cirugía refractiva.

El análisis comprobó que el 53% de las personas con estudios universitarios sufrían de miopía. Por su parte, solamente el 35% con estudios de bachillerato y el 24% con certificaciones de menor importancia padecían la enfermedad.

De forma general, las conclusiones de la investigación indican que con el incremento del nivel de estudios, es más habitual el desarrollo de la miopía severa.

Esta enfermedad se debe a un error refractivo común, donde los objetos cercanos se observan claramente, pero los lejanos se ven borrosos. Esto pasa cuando el globo ocular tiene una extensión demasiado grande, evitando que la luz que entra se enfoque de forma directa sobre la retina. También puede suceder cuando el cristalino o la córnea tienen una forma anormal.

 

 

 

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Mitos y verdades sobre los lentes de contacto


Durante los últimos años, la utilización de lentes contactos ha consistido en una acción habitual entre personas mayores de 13 años. Su utilización tiene la capacidad de corregir varios defectos visuales de refracción, como el astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia. No obstante, existe diversos mitos y verdades sobre estos elementos.

Los lentes de contacto brindan una amplia agudeza visual y una visión periférica mejor a la que entregan los anteojos. Hay diversos tipos de lentes de contacto, según sus formas y materiales, pudiendo ser rígidos o blandos. Asimismo, pueden ser de uso diario, semanal, mensual, según la tolerancia de la persona.

Por otra parte, un lente de contacto apropiadamente adaptado no genera daños en la visión. Sin embargo, es recomendable asistir a un oftalmólogo para controles periódicos y adoptar algunas precauciones. Entre estas, tenemos un lavado de mano antes de su extracción y colocación, preservar los globos oculares lubricados de ser necesario, no frotar los ojos, no pernoctar con los lentes puestos, a menos de que sean de uso prolongado.

En cuanto a los mitos, uno de estos es que no todos pueden usarlos. De hecho, casi todo el mundo puede. Antes de obtenerlos, se lleva a cabo un test oftalmológico para determinar la tolerancia y el confort del globo ocular al lente.

Otro mito es que no son cómodas. La nueva tecnología y nuevos materiales, que son más hidratables y con un paso de oxígeno superior, provocan que sean más cómodas para la mayor parte de los pacientes.

Asimismo, se piensa que su mantención conlleva demasiado tiempo. Esto no es cierto, ya que depende de la clase de lente y su utilización. Con los nuevos productos que hoy existen en el mercado, esto se transformó en un proceso simple y ágil.

Otra creencia popular es que no se conseguirá una visión tan nítida como los anteojos. Por el contrario, al estar más cerca del globo ocular, el lente puede entregar una perspectiva superior y una mejor corrección para los errores refractivos.

Que son complejos de colocar y quitarlos, también es falso. Solamente con práctica, su manipulación se torna muy fácil. En cosa de segundos, se pueden poner.

Por último, se cree que los lentes de contacto pueden perjudicar la visión, luego de un lapso de uso. Por el contrario, todos estos elementos son de gran calidad, otorgando solamente beneficios para la salud visual.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La importancia de hacer deportes con protección visual


Deportes como el ciclismo, tenis, atletismo, golf, motociclismo o el hockey, son algunas de las actividades que implican más riesgos de generar lesiones oculares. En este sentido, es fundamental utilizar la protección visual adecuada.

Asimismo, las personas que se desempeñan en áreas de la agricultura, minería, manufactura y construcción también corren estos mismos riesgos.

Por otra parte, la exposición prolongada a los rayos ultravioleta al llevar a cabo estas actividades puede causar lesiones en los globos oculares, donde se incluyen inflamaciones moderadas a graves en la superficie visual, especialmente en la conjuntiva y la córnea. La generación de cataratas prematuras, aparición de tumores y problemas en la retina, como la degeneración macular asociada a la edad, también pueden darse por este motivo, llegando incluso a la ceguera en un largo plazo.

Recomendaciones oculares

– Los especialistas aconsejan cuidar los ojos de la radiación ultravioleta con lentes que se adapten a las diversas condiciones lumínicas, que bloqueen el 100% de los mismos y que, a la vez, regulen y filtren la luz que llega a los ojos. El objetivo es conseguir la cantidad de luz requerida parta realizar los deportes de manera natural. Aunque el día esté nublado, también es de suma importancia utilizar esta protección visual.

– No tener contacto visual con elementos contaminantes o irritantes. Si esto sucede por accidente, es primordial acudir a la brevedad a una consulta oftalmológica.

– Evitar la automedicación.

– No frotar los ojos cuando ingresa un cuerpo extraño. Lo aconsejable es lavar la zona con abundante agua y, si la molestia es continua, asistir donde un especialista de la salud visual.

– Obtener los lentes oftalmológicos y protectores en lugares confiables, exigiendo el certificado de autenticidad que indique que el lente adquirido es de alta calidad, con la capacidad de bloquear el 100% de los rayos ultravioleta.

– Es fundamental que los deportistas incorporen hábitos de prevención, en acciones que se realizan desde edades tempranas. Se debe tener en cuenta que luego de los 40 años se manifiestan patologías visuales como el glaucoma, la degeneración macular asociada a la edad, las cataratas y la retinopatía diabética. Muchas de esas enfermedades pueden prevenirse o retrasarse mediante un control periódico de la visión con un oftalmólogo y utilizando la protección adecuada.

 

 

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo hablar solos ayuda al cerebro y la información visual


Investigadores de las universidades de Wisconsin-Madison y Pensilvania, en Estados Unidos, descubrieron que hablar en voz alta ayuda al cerebro, incluso en el procesamiento de la información visual.

El análisis demostró que los niños que usan frecuentemente el método de hablar solos para ayudarse a sí mismos a realizar una conducta o concentrarse en una labor que están haciendo los ayuda. Por ejemplo, al decir en voz alta cada paso que llevan a cabo al vestirse o al amarrarse los cordones de los zapatos, contribuye a hacer de mejor manera la actividad.

El doctor Gary Lupyan, líder del grupo de científicos, deseaba determinar si hablar en voz alta servía de alguna forma a los adultos. En este sentido, diseñó su trabajo luego de observar a individuos en el supermercado que hablaban solos al buscar cierto producto en las estanterías.

Se exhibieron a los participantes del estudio 20 imágenes de elementos diferentes, y se les solicitó hallar uno en específico. A algunas de las personas les mostraron una etiqueta con un texto que señalaba al objeto que debían buscar. Por último, a otros se les requirió buscar el objeto repitiendo su nombre en voz alta. Este fue el grupo que pudo encontrar la tetera más rápido.

No obstante, el doctor Lupyan sostuvo a la cadena BBC que esta situación “no quiere decir que hablar en voz alta hará aparecer el objeto como por arte de magia”, sino que si ya conocemos cómo es el elemento – como por ejemplo, las llaves de un automóvil – repetir su nombre en voz alta contribuye al cerebro a reactivar los datos visuales, lo que simplifica su búsqueda.

Al empezar a repetir el nombre de un producto que deseamos, en la mente se desencadenan claves visuales del objeto, el color del envasado, entre varias características. Así, esta actividad cerebral puede guiar la búsqueda, concluyó el doctor.

Posted in DatosComments (0)

¿Qué es la ceguera al cambio?


Los expertos señalan que la ceguera al cambio es la incapacidad del cerebro humano para la detección de variaciones oculares a nuestro alrededor, especialmente si nos llegan otros estímulos que desvían la atención.

Por lo general, se vincula a este fenómeno por falta de atención, denominándose como ceguera al cambio atencional. Si el cerebro captara todos los detalles de nuestro entorno sería una situación extremadamente abrumadora, por lo que solamente escoge la información que considera valiosa y se enfoca en esta.

El concepto de ceguera al cambio fue propuesto por Ronald Rensiken en 1997, pero se estaba investigando sobre este tema por muchos años antes. Los experimentos comprobaron que las modificaciones considerables en el campo visual frecuentemente pasan desapercibidas si se introducen de manera gradual, intermitente, o si son sacados o colocados abruptamente a distintos intervalos.

Una de las conclusiones obtenidas es que el cerebro necesita pocos detalles para las representaciones oculares, ya que no almacena decenas de los mismos a los que les pueda comparar los cambios. En este sentido, el cerebro no operaría como una grabadora de video, por lo que no está procesando de forma constante todos los datos que tiene al alcance de los sentidos. No obstante, está atento a una gran parte de esta información, al menos a un nivel de consciencia.

Ciertos experimentos han demostrado que un individuo puede estar conversando con alguien detrás de un mostrador y es reemplazado por una persona distinta, sin que el espectador advierta este cambio.

De esta manera, la ceguerta al cambio se da gracias a la naturaleza eficiente de un evolucionado sistema de procesamiento de la vista. No obstante, también da la oportunidad para ser engañados, como por ejemplo en los trucos de magos y artistas.

Posted in Datos, OftalmologíaComments (0)

Qué son las cataratas congénitas y a quiénes afectan


El cristalino corresponde a la estructura transparente dentro del globo ocular, lo que le permite enfocar las imágenes en la retina. Las cataratas son una opacidad de este lente, que se vuelve la pupila de un tono gris o blanco.

El desarrollo congénito de las cataratas tiene distintas causas, como la herencia, infecciones virales de la madre o derivada de otras patologías neurológicas o renales. La automedicación también es un factor.

Su versión congénita agrupa al 50% de los casos de cataratas. Entre sus síntomas, en el bebé se puede advertir una opacidad blanca o gris en la pupila, cuando normalmente debería ser negra. Asimismo, en las fotografías, la pupila carece del brillo de “ojo rojo” o es distinto en ambos globos oculares. Por último, el menor muestra movimientos visuales rápidos e inesperados, patología denominada nistagmo.

Una detección temprana

En los recién nacidos, además de los síntomas ya mencionados, se tiene la percepción de que el menor no puede ver. No obstante, la detección de la catarata congénita se lleva a cabo a través de un examen oftalmológico sencillo.

La aparición de la enfermedad es causa de ceguera en niños de países desarrollados y, en mayor medida, en naciones pobres. Aunque no hay una manera de prevenir que la ceguera deprendida de estas cataratas progrese, los lentes intraoculares son una alternativa para tratar, en parte, estos casos. Si se suman lentes ópticos, algunas de estas condiciones pueden mejorar notoriamente.

 

 

 

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==