Ver Categorías
+

Tag Archive | "lentes de contacto"

Conoce los riesgos de una lesión en la córnea


Esta parte del ojo es bastante sensible, por lo que ciertas partículas y elementos constituyen un factor de riesgo para sufrir una lesión.

La córnea es la parte de nuestros ojos ubicada en la zona delantera del globo ocular, que actúa como su protector. Se ubica directamente sobre el iris, zona del ojo que posee color. Una abrasión en la córnea consiste en un rasguño o corte en ésta, que puede ser producido por elementos que se desprenden de la contaminación ambiental u otros factores.

Las heridas que afectan solo a la superficie de la córnea, el ojo vuelve a la normalidad en un par de días aplicando tratamiento. Sin embargo, si la lesión es demasiado profunda, se podría requerir una cirugía y, en casos graves, trasplante de córnea.

Causas de una abrasión en la córnea

El polvo, la arena y virutas de metal o madera, entre otras, son partículas que ingresan al ojo y podrían generar una abrasión corneal. Asimismo, rasguños con una rama de árbol, lente de contacto o simplemente con la uña son causales de este problema. Incluso, una frotación de ojos con fuerza excesiva también podría ocasionarla.

Si esta lesión no se ha curado efectivamente, es posible que vuelva a aparecer semanas o meses después. Las capas externas de la córnea de algunos pacientes son tan frágiles, que se producen abrasiones corneales sin causas evidentes.

Síntomas de una abrasión corneal

Un dolor ocular intenso es la principal manifestación de este tipo de heridas, experimentando también una sensación arenosa dentro del globo ocular. Además, se advierte una visión borrosa, enrojecimiento y lagrimeo excesivo. La fotofobia y dolores de cabeza son otros síntomas.

¿Qué hacer si un cuerpo extraño ingresa al ojo?

La primera medida es lavarse el ojo aplicando gotas de agua en su interior. Igualmente, parpadear de forma reiterada puede ayudar a remover la partícula. No hay que intentar quitar ningún elemento que esté encima de la córnea de forma manual, ya que podría generar una lesión severa. De no lograr retirar la partícula, se debe acudir a la brevedad donde un especialista.

Cómo prevenir lesiones en la córnea

Las personas que trabajen con máquinas que desprendan partículas de metal, madera o cualquier material que se suspenda en el aire, deben utilizar lentes protectores. Asimismo, es importante que los padres procuren que las uñas de sus niños estén siempre cortas. Por último, las ramas de árboles de casa que puedan suponer un riesgo para los ojos deben ser podadas.

Posted in Cirugía/Tratamiento, CórneaComments (0)

Parásitos que pueden habitar en tus lentes de contacto


Si usas lentes de contacto, esta información te podría ser de ayuda. Si bien los lentes de contacto son muy útiles, al mismo tiempo requieren un cuidado que no todos están dispuestos a tener.

Este objeto está pegado a tu ojo, una de las zonas más sensibles y vulnerables del cuerpo. Es obvio que cualquier descuido puede dañarlo, pero no limpiar los lentes es simplemente muy peligroso. ¿La razón? Unas amebas que parasitan tus ojos.

La Acanthamoeba es un parásito que vive en el agua que sale de la llave, los ríos, arroyos, piscinas y duchas. Esta prácticamente en todos lados. Esta ameba se alimenta de las bacterias en la córnea, y los más expuestos a ellas quienes usan lentes de contacto.

Al comienzo causan dolor, y aunque los casos de infección no son tantos, la cura es dolorosa. Consiste en un lavado de ojo realizado por un oftalmólogo, a veces es necesario realizar un trasplante de córnea. En el peor de los casos, si el parásito está muy adentro del ojo, el paciente perderá la vista.

Para reconocer este parásito debemos tener en cuenta que causa dolor, picazón, visión borrosa y sensibilidad a la luz. Claro que para confirmar si realmente se está infectado hay que consultar con un médico.

A veces ocurre porque se lava el estuche con agua del grifo o bien al ducharse. Hay que tener en cuenta que el espacio entre el ojo y el lente es donde vive la ameba, y si tienes los lentes de contacto puestos por demasiado tiempo existe la posibilidad de que se llene de habitantes indeseados.

Un caso que salió a la luz es el de una chica taiwanesa que no se quitó los lentes por 6 meses, y las amebas se comieron sus ojos. En este período el oxígeno faltó en este espacio, lastimando el tejido epitelial y creando heridas donde surgieron bacterias, alimento ideal para la ameba.

Este es un caso extremo, pero realmente es posible que un parásito se instale en tu ojo si no lavas bien el estuche y los lentes, y además los usas por algún tiempo sin quitarlos.

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Esto ocurre cuando duermes con tus lentes de contacto puestos


¿Utilizas lentes de contacto? Si la respuesta es afirmativa, es muy probable que alguna vez te hayas quedado dormido y se te olvidó quitártelos. Sabemos que lo médicos no recomiendan quedarse dormido con los lentes de contacto puestos, pero ¿sabes por qué, exactamente?

Como sucede con cualquier objeto o sustancia extraña que introduzcas en el cuerpo, los ojos tardan un tiempo en asimilar los lentes de contacto. Según Russell Wohl, OD, de Farmingdale, Nueva York, “los lentes de contacto pueden provocar sequedad en los ojos de algunas personas”. Las lágrimas de cada persona son distintas y la compone una determinada acidez de PH, explica Wohl, cuando se pone un lente de contacto y la solución o líquido del lente tiene un PH diferente al natural del ojo este puede provocar graves daños debido que el ojo a través de su lubricación natural intentará eliminar esa solución.

“Si sufres de resequedad en los ojos, por ningún motivo debes utilizar lentes de contacto ya que pueden exacerbar eso. Cuando parpadeamos, estamos limpiando la córnea con ayuda de las lágrimas y esto ayuda a mantener las cosas uniforme y claras, si la córnea no está lo suficientemente lubricada, esta queda expuesta al aire  lo que provoca molestas irritaciones”, indica el experto.

Cuando dormimos, limitamos la cantidad de oxígeno que necesita la córnea para mantenerse sana. Aunque existe otra manera de obtener oxígeno y es a través de los vasos sanguíneos ubicados en el ojo, pero aun así recibimos menos que cuando estamos despiertos. “Lo que hace el lente de contacto es limitar aún más el oxígeno que llega a la córnea ya que crea una barrera entre el oxígeno y la córnea lo que a la larga puede experimentar lo que se llama hipoxia (privación del oxígeno en una región del cuerpo)” Explica Wohl.

También aumentan las probabilidades de desarrollar una infección, porque las bacterias pueden llegar a la córnea. “Las bacterias son oportunistas y, literalmente pueden empezar a comer la córnea, donde en el peor de lo casos se puede llegar a la pérdida total de la visión”.

Si te duermes accidentalmente con tus lentes de contacto una sola noche, es poco probable que experimentes problemas. Pero si después esto se te convierte en un hábito frecuente, estás aumentando las probabilidades de tener una enfermedad grave en el ojo.

Si empiezas a notar que tus ojos son muy rojos o sientes que hay algo en tu ojo que te está irritando todo el tiempo, empiezas a ver borroso o si miras la luz de una lámpara y es como si estuvieras mirando directamente al sol, debes preocuparte ya que estos pueden ser signos de infección ocular y deberías ver un oftalmólogo de inmediato. “La buena noticia es que la mayoría del tiempo es un episodio agudo y se puede corregir dejando de utilizar por un tiempo los lentes de contacto“, concluye Wohl.

De todas maneras, una solución definitiva y confiable para dejar de utilizar los lentes de contacto es la Cirugía Lasik. Con este procedimiento te olvidarás de sufrir cualquiera de esos molestos síntomas ya mencionados, previniendo posibles enfermedades que perjudiquen aún más tu visión.

Posted in Cirugía Lasik, Lentes, OftalmologíaComments (0)

No uses lentes de contacto: pueden causar infecciones


La mala manipulación de los lentes de contacto puede causar una serie de infecciones. Entre estas, una de las más severas es la queratitis fúngica, que consiste en una infección de la córnea, la cual constituye la parte transparente que cubre el iris del ojo y la pupila. Este mal se desarrolla bastante rápido y, de no ser tratado, podría llegar a la ceguera.

Causas de la queratitis fúngica

El hongo que produce la queratitis fúngica se denomina “Fusarium”. Habitualmente está presente en el piso, el agua y en plantas, sobre todo en donde hay climas cálidos. Esta enfermedad puede surgir luego de una lesión en la córnea que implique material vegetal. Por ejemplo, se desarrolla luego de una contusión en el ojo con la rama de una palmera.

El trastorno también puede aparecer cuando pacientes con un sistema inmunológico débil sufren una exposición al hongo y al administrar de manera antihigiénica los lentes de contacto.

¿Qué síntomas produce la queratitis fúngica?

La queratitis fúngica muestra las siguientes manifestaciones:

-Reducción de la vista

-Dolor ocular

-Fotofobia (sensibilidad extrema a la luz)

-Lagrimeo excesivo

-Aparición de secreciones oculares.

Tratamiento para la queratitis fúngica

Para tener un diagnóstico certero de la queratitis fúngica, el oftalmólogo podría raspar suavemente el ojo para obtener una muestra pequeña y realizar una prueba para determinar si existe una infección. El especialista sabrá si la queratitis es fúngica, bacteriana o de otra naturaleza.

El tratamiento para esta afección oftalmológica generalmente incorpora la aplicación de gotas oculares anti fúngicas y fármacos de consumo oral. Si estos tratamientos no son suficientes para eliminar la infección, podría requerirse una intervención quirúrgica, incluyendo un trasplante de córnea.

En ciertos casos, esta cirugía corneal no será efectiva para recuperar la visión. Asimismo, si ocupas lentes de contacto, es de suma importancia manipularlos con cuidado, almacenándolos y limpiándolos correctamente para disminuir el riesgo de desarrollar una infección por queratitis.

Es importante que, de existir los síntomas descritos, consultes inmediatamente a un oftalmólogo: corres el riesgo de sufrir una ceguera permanente si la enfermedad no se trata a tiempo.

Posted in Córnea, Salud VisualComments (0)

Estuches de lentes de contacto guardan distintos tipos de gérmenes


Un estudio del Journal of The College of Optometrist indica que al examinar diversos artículos para almacenar lentes de contacto, el 34% de estos estaban llenos de gérmenes como Serratia y Staphylococcus aureus.

Estos gérmenes pueden causar queratitis, una patología visual inflamatoria que daña la córnea. En asos severos, esta enfermedad puede provocar ceguera.

Para que tus ojos no corran peligro, debes enjuagar con agua caliente el estuche todos los días y reemplazarlo cada tres meses.

Otro inconveniente con los gérmenes se da en la ropa nueva. Científicos de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, hallaron que distintas prendas nuevas de tiendas contenían flujo nasal, caspa e incluso heces. Por este motivo, recuerda lavar en agua caliente la indumentaria antes de usarla y lavarse las manos luego de ir de compras, evitando el contacto con tus ojos.

Por otra parte, un trabajo encabezado por el Servicio Nacional de Salud Británico demostró que una almohada, pasados dos años, es un gran foco de infección. Esto porque transcurrido este tiempo, este elemento está lleno de ácaros de polvo, piel muerta, bacterias y saliva.

Fuente: Terra

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Cómo los lentes de contacto modifican los ojos


Los lentes de contacto pueden alterar la comunidad microbiana natural de los ojos, según una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos. El trabajo realizado en 58 adultos que buscaban atención oftalmológica ambulatoria determinó que estos elementos hacen al micribioma del ojo más semejante al de la piel, con una mayor proporción de bacterias cutáneas ‘Pseudomonas’, ‘Acinetobacter’, ‘Methylobacterium’ y ‘Lactobacillus’ y proporciones más bajas de ‘Haemophilus’, ‘Streptococcus’, ‘Staphylococcus’ y ‘Corynebacterium’.

“Nuestro estudio tiene el potencial de ayudar a futuros análisis a explorar nuevos conocimientos sobre un posible papel del microbioma en el aumento del riesgo de infecciones en los ojos de los usuarios de lentes de contacto”, señala María Domínguez-Bello, autora de la investigacón y profesora asociada de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Los científicos usaron una técnica de laboratorio denominada “secuencia 16S rRNA” para comparar las comunidades bacterianas de la conjuntiva (superficie del globo ocular) y la piel de estos 58 pacientes, además de analizar muestras de 20 de los participantes (9 usuarios de lentes y 11 sin lentes) en los tres puntos de tiempo e el transcurso de seis semanas).

En 250 muestras en el laboratorio (116 de la conjuntiva, 114 de la piel bajo el ojo y 20 de lentes de contacto), los científicos hallaron una mayor diversidad de bacterias en la superficie ocular que en la piel debajo de los ojos o en los lentes de contacto.

La microbiota de la superficie ocular de quienes llevaban lentes de contacto era más similar a la piel en comparación con la de los que no usaban lentes, con más abundacia de bacterias ‘Pseudomonas’, ‘Acinetobacter’, ‘Methylobacterium’ y ‘Lactobacillus’.

En los que no portaban lentes de contacto, no se encontraron estas bacterias en una cantidad relativamente mayor en las muestras de piel en comparación con el ojo (con excepción de ‘Lactobacillus’), lo que indica que estas bacterias pueden clasificarse como “bacterias de la piel”. Las bacterias ‘Haemophilus’, ‘Streptococcus’, ‘Staphylococcus’ y ‘Corynebacterium’ se agotaron en la microbiota de los usuarios de lentes en contraste con las personas que no los usaban.

Fuente ecodiario.es

Posted in Lentes, Salud VisualComments (0)

Problemas al usar lentes de contacto sin receta: estudiante se arrancó la córnea al quitárselos


Una adolescente europea se arrancó la córnea de un ojo mientras intentaba de quitarse unos lentes de contacto baratos con efecto de “ojos de gato”, que había usado para su disfraz de halloween.

Tia Goode, de 18 años y originaria de Merthyr, Gales, escogió un disfraz de leopardo para su fiesta del 31 de octubre. Por este motivo, adquirió unos lentes de contacto de utilería de un valor aproximado de 7 dólares.

No obstante, al intentar sacárselos, comprobó que estos no podían retirarse. Entonces, forcejeó por unos 40 minutos hasta que finalmente consiguió quitárselos, pero con un gran dolor que terminó por llevarla al hospital.

Una vez en la urgencia, los médicos le colocaron anestesia para poder abrirle el ojo derecho. Aquí, le explicaron a la joven que se había arrancado la capa protectora transparente de la zona frontal de sus ojos (córnea), por lo que necesitaría de un determinado tratamiento que incluía el uso de un parche permanente.

Afortunadamente, la estudiante de la Universidad de Gales del sur no sufrirá ningún daño perpetuo en su visión, y le recetaron antibióticos mientras tenga cubierto su ojo para que la recuperación sea completa.

Por este motivo, es importante enfatizar que todo lente de contacto debe ser utilizado con prescripción de un profesional de la salud de la de la vista. Usar productos del comercio informal puede traer graves consecuencias para la visión.

Fuente/foto: tiemposur.com

Posted in Córnea, Salud VisualComments (0)

Los peligros de los lentes de contacto sin receta


Un joven estadounidense de 23 años llamado Julian Hamlin perdió la visión de un ojo por utilizar lentes de contacto de color sin receta. En solamente tres años, ya ha pasado por 15 cirugías, incluyendo 7 transplantes de córnea.

Hamlin, que actualmente se desempeña como asistente administrativo y recepcionista, indicó que su vida cambió cuando despertó con una infección en el ojo, la cual fue diagnosticada como conjuntivitis.

No obstante, tres días más tarde tuvo que llegar al hospital con ceguera en el ojo izquierdo debido a una úlcera corneal severa, una llaga en el revestimiento del ojo producida por una infección. De manera posterior, el joven desarrolló glaucoma por el incremento de la presión ocular, lo que tuvo que portar un artefacto que ayudaba a drenar el líquido que contenía en su interior.

Julian conseguía los lentes de contacto sin receta en estaciones de servicio y en tiendas de belleza, utilizándolos por dos años. Los lentes eran de color y económicos, por lo que muchos adolescentes de la zona los adquirían.

Hamlin los usaba diariamente pero, supuestamente, adoptaba las medidas preventivas apropiadas al reemplazarlas cada mes. Sin embargo, egregó que “no hubo advertencias o instrucciones acerca de los riesgos”.

Desde 2012, el joven ya pasó por 15 cirugías, las que describe como un largo y doloroso camino. Los gastos médicos sobrepasan los 250 mil dólares y casi no ha tenido mejoras en su vista.

Por este motivo, es de suma importancia utilizar lentes de contacto prescritos y con las indicaciones y asesoramiento de un profesional de la salud visual.

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Nuevas tecnologías y la salud visual de los niños


Así como se viene marzo, también se viene el inicio del periodo escolar. Muchos niños entran por primera vez a clases y es de suma importancia preocuparse de su salud visual.

Entre los 5 y 6 años el globo ocular recién está comenzando su etapa de madurez y en las primeras fases de la escolarización, aprendemos muchas cosas, la exigencia del sistema visual es muy alta. Por tanto, cualquier alteración debe ser fácilmente identificable por los adultos que rodean al niño.

Diversos estudios con escolares han revelado que entre el 15 y el 20% de los alumnos con bajo rendimiento se debe a problemas de visión y cuatro de cada diez niños usan gafas o lentes de contacto durante este periodo. Prolongar el momento de poner gafas a los niños es perjudicial para su salud visual. Llevar la visión corregida mediante lentes correctoras o lentillas es lo más conveniente desde el principio. Los expertos recomiendan que durante esta etapa el niño asista al oftalmólogo al menos una vez por año.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de velar por la salud visual de nuestros hijos es la tecnología, que cada vez se hace más imprescindible en nuestras vidas y también en la de los niños. Las consolas de videojuegos y los tablets son por excelencia las plataformas más usadas por los niños y es aquí donde pueden surgir diversos tipos de desgaste ocular.

Al pasar gran cantidad de horas frente a la pantalla puede ocurrir lo que los expertos llaman defectos de graduación o en su estado más avanzado: miopía, en la que el paciente ve bien de cerca pero no de lejos.  Esto es provocado por el esfuerzo de tratar de enfocar de cerca para así poder ver mejor la pantalla, por eso es recomendable cada media hora de juego el niño descanse la vista al menos 5 minutos .

Otra condición que el uso prolongado de la tecnología, especialmente ordenadores y tablets puede provocar en los niños es el “ojo seco”, que ocurre debido a la baja frecuencia de los parpadeos, generalmente los niños cuando juegan un videojuego están tan concentrados que no hablan, no escuchan e incluso dejan de parpadear creando una sensación arenosa en el ojo y el enrojecimiento del mismo, los expertos lo llaman “sensación de cuerpo extraño”, no es grave pero puede provocar molestias e interferir con las actividades cotidianas.

Algunos niños con hipermetropía o estrabismo oculto pueden sufrir de una fatiga visual más intensa que el resto de los niños al momento de pasar muchas horas frente a la pantalla, por lo que en  2010 Nintendo lanzo una nota de aviso para que los niños menores de 6 años no usaran la videoconsola 3D y propuso que los padres desactivaran esa opción de sus consolas. No todas las consolas disponen de este tipo de opciones, aunque si deberían tenerlo en cuenta. Los expertos afirman que a esa edad la visión aún no está desarrollada y este tipo de dispositivos puede alterarla.

Nada de esto quiere decir que los niños no deban tener acceso a la tecnología, sino que es responsabilidad de los padres tomar precaución y poner una serie de límites que generen en el niño una conducta positiva hacia este tipo de dispositivos.

Descansar 5 por cada 30 minutos de uso, asignar horarios de uso para cada dispositivo según su función, son algunas de las precauciones que deberíamos tomar con nuestros hijos y así ayudarlos a ver un mundo más bello.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Halloween: Lentes de contacto para disfraces son peligrosos


Los lentes de contacto cosméticos que poseen distintos diseños – creados para disfraces, sobre todo para la festividad de Halloween- constituyen un gran riesgo para la salud visual, en una advertencia realizada por la Academia de Oftalmología de Estados Unidos.

La entidad aseguró que aunque en el país norteamericano es ilegal obtener lentes de contacto sin receta, estos continúan siendo comercializados sin receta en diversas tiendas. Estos accesorios para disfraces, muy usados en Halloween, pueden conllevar la aparición de infecciones como la queratitis y, en casos más severos, ceguera.

Incluso, los expertos indican que en algunas situaciones se ha requerido trasplante de córnea y otras intervenciones visuales para evitar que los pacientes pierdan la vista.

Si bien generalmente estos se usan solamente por una noche, Thomas Steinemann, oftalmólogo de la organización estadounidense, indica que los daños pueden ser irreversibles, agregando que esta situación se evitaría si todas las personas tuvieran consciencia de los daños que generan estos elementos.

Steinermann explica que ocupar este accesorio para Halloween es una situación tentadora, pero que la gente no debe permitir que una noche de diversión perjudique su vista por el resto de la vida.

Esta no es la primera ocasión en donde especialistas advierten sobre los peligros en el uso de los lentes cosméticos. En 2010, la cantante Lady Gaga hizo impuso en el estreno de su video “Bad Romance” una nueva moda, en donde utilizaba lentes circulares que le entregaban a los ojos un efecto de una verdadera muñeca de porcelana.

El gran inconveniente es que los denominados “Circle Contacts” pueden generar diversas infecciones visuales como la conjuntivitis, reacciones alérgicas, quemaduras corneales e, incluso, ceguera.

Todas estas consecuencias se producen porque las personas pueden adquirir lentes inapropiados a las condiciones de sus ojos o adquirir algunos que no cuenten con los requerimientos sanitarios.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==