Ver Categorías
+

Archive | Oftalmología

Diabetes multiplica probabilidades de sufrir ceguera

La retinopatía diabética puede ocasionar el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, provocando una visión borrosa que, con el pasar de los años, lleva al deterioro total de la vista.

La retinopatía diabética, la enfermedad ocular más común entre los pacientes con diabetes, ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina. A veces, estos vasos pueden hincharse y dejar escapar fluidos, o inclusive taparse completamente. En otros casos, nuevos vasos sanguíneos anormales crecen en la superficie de la retina causando esta enfermedad.

La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en los estadounidenses en edad productiva. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo de padecer esta afección.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos. Las personas con retinopatía diabética a menudo no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. Pero a medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en muchos casos no puede ser revertida. Existen dos etapas de la retinopatía diabética:

  1. La no proliferativa se presenta primero.
  2. La proliferativa es más grave y avanzada.

Prevención y tratamientos
La mejor forma de evitar la retinopatía diabética consiste en controlar la diabetes y mantener la presión arterial a niveles normales. Las personas diabéticas deberían someterse a exámenes visuales anuales cinco años después de que se les diagnostique la diabetes, para que el tratamiento necesario pueda comenzarse de manera precoz y así se salve la visión.

El tratamiento consiste en la fotocoagulación por láser, en la que un rayo láser se aplica sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Este tratamiento es indoloro porque la retina percibe las sensaciones dolorosas.

Si la hemorragia de los vasos dañados ha sido grande, puede ser necesario recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo (un procedimiento llamado vitrectomía). La visión mejora tras la vitrectomía y el humor vítreo es gradualmente reemplazado.

Otros problemas que se pueden presentar

  • Cataratas: opacidad del cristalino del ojo
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo, que puede llevar a ceguera
  • Edema macular: visión borrosa debida a que se filtra líquido hacia el área de la retina que suministra la visión aguda central
  • Desprendimiento de retina: la cicatrización puede provocar que parte de la retina se salga de la parte posterior del globo ocular.

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿Qué es una laceración de la córnea?

Esta condición consiste en un corte directo en la córnea, es decir, la ventana transparente en la parte delantera del ojo. La mayoría de las veces es causada por un elemento filoso que entra con gran fuerza en el ojo. Un ejemplo podría ser una herramienta metálica de mano.

Una laceración de la córnea es más profunda que una abrasión, porque el corte atraviesa la córnea parcial o totalmente. Si la laceración de la córnea es lo suficientemente profunda, pasará a través de la córnea completamente causando una ruptura del globo ocular y un subsecuente desgarramiento externo del mismo.

Esta condición es una lesión muy grave, y requiere atención médica inmediata para prevenir una pérdida severa de la visión. Pueden llegar a ser muy ser dolorosas, alarmantes e incómodas.

En caso de que el ojo haya sido lesionado, lo primero que debemos hacer es lo siguiente:

  • Coloque un protector sobre el ojo cuidadosamente. La parte inferior de un vaso de cartón delgado, puesta y sujetada alrededor del ojo, puede servir como escudo hasta que se reciba atención médica.
  • NO enjuagar el ojo con agua.
  • NO remover el objeto atascado en el ojo.
  • NO frotar o presionar los ojos.
  • Evite el uso de aspirina, ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroides. Estos medicamentos adelgazan la sangre y pueden aumentar la hemorragia.
  •  Después de haber protegido el ojo, asista a un médico inmediatamente.

En general, La laceración corneal es fácil de tratar. Además, los ojos son una de las partes del cuerpo con más rapidez de curación. Con un poco de cuidado, tu córnea lacerada puede mejorar en cuestión de días.

En el siguiente video podremos observar una laceración de la córnea a través de una técnica oftalmológica, en donde el oftalmólogo cubre el ojo con un líiquido que resalta en color amarillo las imperfecciones en el globo ocular.

Posted in Córnea, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Qué es el retinoblastoma

El retinoblastoma se trata de un tumor maligno de la retina que afecta, generalmente, a niños menores de 6 años. La retina es el tejido nervioso que reviste la parte posterior de los ojos y es el encargado de detectar la luz y forma las imágenes.

El tumor se puede situar en uno o en ambos ojos y normalmente no se extiende a otros tejidos o partes del cuerpo.

Se produce una mutación en el gen RB1 (en el cromosoma 13) en una célula de la retina en crecimiento, por lo que crece sin control y se convierte en cáncer. En algunas ocasiones se desarrolla en un niño sin antecedentes familiares, aunque en otras ocasiones la mutación se encuentra presente en varios miembros de la familia: en este caso hay un 50% de posibilidades de que los hijos de la persona afectada tengan también la mutación y alto riesgo de desarrollar un retinoblastoma.

Cuando existe esta anomalía, se aprecia un color blanco en la pupila cuando la luz brilla en el ojo, como en el flash de una cámara fotográfica, por ejemplo. Otras manifestaciones de retinoblastoma pueden ser desviación visual, enrojecimiento o hinchazón de los ojos.

Ante cualquier síntoma de este tipo, es de suma importancia que los padres acudan con el menor lo antes posible a un servicio oftalmológico para conocer las causas.

retinoblastoma

Se necesitan dos mutaciones para destruir el gen RB1 y causar el crecimiento descontrolado de células. Cuando el Retinoblastoma es hereditario, la primera mutación se hereda de uno de los padres y la segunda se produce durante el desarrollo de la retina.

Cuando el Retinoblastoma es esporádico (60% de los casos), ambas mutaciones se producen durante el desarrollo de la retina.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Alimentos para combatir la presbicia

La visión cansada, también denominada presbicia, es uno de los procesos de envejecimiento del ojo que impide el enfoque de los objetos cercanos. Esta afección es bastante frecuente, surgiendo con la edad la mayoría de las veces. Después de los 40 años se tiene más propensión. Por este motivo, existen diversos alimentos para los ojos, los cuales sirven para prevenir esta patología gracias a su contenido vitamínico.

Los expertos señalan a las siguientes vitaminas como beneficiosas para evitar la presbicia:

– Cromo: es un mineral fundamental para asimilar proteínas, carbohidratos y grasas. Además, es bastante útil para la transformación de glucosa en energía. Por otra parte, el consumo de cromo combate la fatiga producida por estar por tiempo prolongado ante una pantalla. El germen de trigo y las espinacas son las principales fuentes de cromo.

– Gluconato de cobre: estimula la generación de hemoglobina, proteína responsable de llevar oxígeno a los tejidos. Por ende, este nutriente contribuye a una mejor circulación y permite que cantidades de oxígeno más grande lleguen a los órganos vitales. Así, previene la pérdida de la vista. Las legumbres son una gran fuente de gluconato de cobre.

Luteína: consiste en un pigmento amarillo existente en la retina, el que cuida la visión de forma parecida a como lo hacen los lentes de sol. Las personas que tienen bajos niveles de luteína tienen más prevalencia a sufrir degeneración macular. Es de suma importancia considerar que los individuos de ojos claros, por poseer menos pigmentos naturales en sus globos oculares, requieren mayores cantidades de luteína en su dieta. Las frutas y verduras amarillas, naranjas y rojas son los mejores alimentos para adquirir la luteína.

– Ácido alfalipoico: especialistas aseguran que el ácido alfalipoico es el antioxidante ideal. El nutriente es bastante versátil, teniendo la capacidad de frenar varios de los efectos negativos de la acción de los radicales libres, ya sea en la visión como en el resto del cuerpo. Además, ayuda a usar de forma más eficiente las vitaminas C y E. El ácido alfalipoico está en las papas, brócoli, espinaca y zanahoria, entre otros alimentos.

Incluye estos alimentos en tu dieta. De esta manera, estarás retrasando el desarrollo presbicia. Si ya tienes diagnosticada esta condición, puedes corregirla con la Cirugía Lasik. Conoce más aquí.

 

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Todo sobre el cáncer de ojo: causas y tratamiento

Aun cuando es una enfermedad poco frecuente, los diversos tipos de cáncer de ojo son bastante delicados ya que se expanden rápidamente a otras áreas del cuerpo. Sin embargo, los últimos avances médicos están logrando mejores resultados en la visión con los tratamientos.

Los melanomas de la úvea consisten en los tumores visualers malignos primarios más comunes en personas caucásicas y de ojos claros. Este segmento de la población es ocho veces más propensa a sufrir este cáncer, en comparación a los morenos, y tres veces más que los asiáticos.

Esta enfermedad afecta a personas de entre 50 y 60 años, fundamentalmente a los hombres. No obstante, en Estados Unidos se han diagnosticado casos en menores de 20 años. Los antecedentes familiares y la exposición al sol prolongada también son factores que inciden en el desarrollo de la patología.

La primera etapa del melanoma uveal es asintomática. Sin embargo, cuando el tumor va creciendo, ocurre una distorsión de la pupila, visión borrosa, reducción de la agudeza visual por el desprendimiento secundario de la retina y glaucoma.

Asimismo, el cáncer de ojo puede ser mortal, ya que tiende a extenderse a órganos vitales como los pulmones o el hígado.

Tratamiento para el cáncer de ojo

Scott Oliver, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, descubrió un innovador método para tratar el cáncer de ojo, el que podría resultar beneficioso para los pacientes con esta afección.

La investigación fue publicada en la revista científica especializada “Archives of Ophtalmology”, en donde el autor del trabajo explica minuciosamente este método basado en la inyección de aceite de silicona dentro del globo ocular para cuidarlo en un 55% de la radiación nociva que se usa para el tratamiento de la enfermedad. Esto se aplica para prevenir el efecto secundario de pérdida de la visión.

Como la técnica más usada para combatir esta enfermedad es la radioterapia, Oliver afirma que a través del aceite de silicona se puede evitar la muerte de las células visuales y que no ocurra una ceguera permanente.

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Qué es un Entropión?

El Entropión es una alteración en la forma de los párpados que puede causar molestias por el contacto de las pestañas con la córnea o la conjuntiva. Esta afección también puede causar molestias estéticas y solo la cirugía figura como solución para esta condición.

La patología puede ser hereditaria o generada por la debilidad de los tejidos de los párpados ocasionados por la edad. No obstante, habitualmente es causada por un espasmo o el debilitamiento de los músculos que circundan la parte inferior del ojo. En los bebés, casi nunca causa problemas, ya que sus pestañas son muy suaves y no lesionan la córnea con facilidad.

Si la inversión es hacia fuera es denominado ectropión y si la inversión es hacia adentro se denomina entropión. El entropión suele ser el causante de las lesiones conjuntivo-cornéales, por el contacto con las pestañas.

Los síntomas de esta condición se manifiestan en disminución de la visión si la córnea está lesionada, lagrimeo excesivo, dolor o molestia en los ojos, Irritación en los ojos y enrojecimiento. El médico generalmente puede diagnosticar esta afección al examinar los párpados y, por lo general, no se requieren exámenes especiales.

Como tratamiento las lágrimas artificiales pueden evitar que el ojo se reseque y pueden ayudarle a que se sienta mejor, por otra parte la cirugía para corregir la posición de los párpados por lo general funciona bien. El pronóstico generalmente es bueno si la afección se trata antes de que se presente daño al ojo.

La mayoría de los casos de entropión no se pueden prevenir, pero el tratamiento reduce el riesgo de que se presenten complicaciones. Acuda al médico si tiene ojos rojos después de visitar un área donde se presenta tracoma (norte de África o el sur de Asia).

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Qué es el glaucoma congénito

El glaucoma congénito aparece en el niño recién nacido y hasta los 3 años de edad. La prevalencia de este glaucoma es 0.05% de la población. La elevación de la presión se produce por una falla en el desarrollo del trabéculo. El 30% está presente al nacer, alrededor del 70% se manifiesta antes del año de edad y el 100% se ha manifestado a los 3 años de edad. Aproximadamente, dos tercios de los casos son bilaterales.

La incidencia del glaucoma congénito es de uno por cada 10.000 a 15.000 recién nacidos. Este glaucoma es sintomático: los niños presentan epífora y fotofobia producto de la distensión de las terminaciones nerviosas de la córnea por efecto de la presión ocular elevada. En tanto, la córnea puede presentar edema. El diámetro de la córnea se encuentra aumentado, debiendo ser 11.5 mm al nacer y 12 mm al año. Un exceso de 1 mm indica aumento del tamaño del globo ocular o buftalmos. Esto ocurre porque la pared ocular del niño hasta los 3 años de edad es distensible expandiéndose por efecto de la presión intraocular elevada.

El glaucoma es el primer motivo de ceguera irreversible en el mundo, estando presente en el 2% de la población mundial. Los latinos mayores de 40 años son quienes tienen más riesgos de contraer la enfermedad, según especialistas.

En este sentido, muchos oftalmólogos se centran en detectar el glaucoma, aun cuando el paciente llega por cualquier otra causa a la consulta, como ojo rojo, picazón o una visión deficiente. Cualquier persona puede sufrir esta patología, desde recién nacidos hasta individuos en edad adulta. No obstante, hay factores de riesgo, como los antecedentes hereditarios. Esta condición aumenta 10 veces las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Además, los mayores de 50 años de edad que tienen miopía elevada (mayor a – 6.00 dioptrias), pacientes con migraña y diabetes mellitus también son más propensos a sufrir la afección.

Específicamente, ¿qué es el glaucoma?

El glaucoma es una patología degenerativa del nervio óptico, que se caracteriza por un daño gradual del campo visual, avanzando hasta producir ceguera. El principal motivo de evolución de la enfermedad es la presión intraocular alta.

Tipos de glaucoma

Hay diferentes tipos de glaucoma, entre los que tenemos:

– Glaucoma de ángulo abierto: es el más habitual. En conjunto con el glaucoma de ángulo cerrado, se caracteriza por el incremento de la presión intraocular que aprieta las fibras del nervio óptico, derivando en un daño irreversible.

– Glaucoma congénito: aparece por causas de nacimiento, estando vinculado a otros síndromes congénitos.

– De tipo secundario: es generado por otra afección o trastorno que surge en el ojo del paciente.

Posted in Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Reincorporación al trabajo tras una Cirugía Lasik

El tiempo de reposo que se necesita tras una cirugía láser ocular, depende del tipo de cirugía refractiva a la que nos hayamos sometido, de la cantidad de error refractivo que sea necesario corregir, de las complicaciones que podamos experimentar tras la intervención (poco común) y del tipo de trabajo que realicemos.

Normalmente, tras una cirugía refractiva muchos pacientes vuelven al trabajo al día siguiente, pero otros tienen dificultades durante días o semanas.

Se sabe que el Lasik, el IntraLasik, la queratoplastia conductiva (CK) y las lentes Intacs proporcionan claridad visual casi de forma inmediata tras la cirugía, mientras que la queratectomía fotorrefractiva (PRK), el LASEK y el Epi-Lasik pueden tardar unos cuantos días o semanas.

No es inusual que aparezcan complicaciones como sombras, arcos, puntos luminosos, auras, astigmatismo regular e irregular y otros problemas potenciales en los momentos inmediatamente posteriores a la intervención, lo cual puede reducir la claridad de la visión durante un breve periodo de tiempo. Por regla general, estos síntomas se disipan cuando termina el proceso de recuperación, aunque a veces se necesita tratamiento adicional para corregir el problema si éste se da.

Trabajar frente al computador parece ser problemático para algunas personas tras una cirugía refractiva. La distancia del monitor y la naturaleza de la luz proyectada les causan fatiga e incluso dolores de cabeza. La gente tiende a parpadear menos cuando trabaja frente al computador muchas horas. El trabajo agotador o que pueda causar lesiones en el ojo debe ser evitado hasta que la curación esté lo suficientemente avanzada como para resistir los riesgos de lesión habituales.

Es muy importante que el ojo esté protegido de golpes o frotamientos. En el caso de los atletas, es probable que el médico no les dé el visto bueno para volver a entrenar inmediatamente. En el caso de los jardineros, podrían tener que dejar de trabajar o usar lentes protectores durante algún tiempo.

Cada situación individual debe ser evaluada con base a la probabilidad de contacto con el ojo. A causa de las posibles fluctuaciones en la visión inmediatamente después de la cirugía, deben evitarse trabajos que requieran fijar o forzar el ojo durante largos periodos de tiempo.

Todas los casos son diversos y únicos, por lo que es necesario asistir a todos los controles pertinentes para saber el tiempo de baja laboral. 

Fuente: cirugia-laser.net

Posted in Cirugía Refractiva, Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Conoce la Blefaroplastia

La Blefaroplastia es una cirugía que sirve para rejuvenecer la apariencia de la mirada y del rostro, remodelando el párpado. Se trata de una cirugía cosmética muy practicada, la cual puede acompañar otros procedimientos como el rejuvenecimiento facial, o la frontoplastia, cirugías todas destinadas a lograr un aspecto más joven del paciente.

En esta cirugía también se remueve el exceso de grasa en las llamadas “bolsitas” que se acumulan debajo del ojo y cuya aparición puede ser hereditaria. La clave en el caso de las cirugías plásticas, y en particular de la blefaroplastia, es tener en cuenta al profesional que le practicará la cirugía.

El oftalmólogo oculoplástico es el profesional médico encargado de realizar esta clase de cirugías.

¿Qué es la cirugía plástica ocular (oculoplástica)?

Es una supra especialidad de la Oftalmología que se fundamenta en el manejo y tratamiento de las enfermedades que comprometen la conjuntiva, los párpados, la vía lagrimal y la cavidad orbitaria.

Recomendaciones posteriores a la cirugía:

  • Se recomienda el uso de compresas heladas durante los primeros tres días, para reducir los hematomas y la inflamación.

  • El uso combinado de sesiones de ultrasonido y drenaje linfático ayudarán a disminuir la inflamación durante los días siguientes.

  • Seguir las indicaciones de su oftalmólogo cirujano plástico ocular con relación a la medicación y evitar ejercicios y actividades que requieran un gran esfuerzo físico durante las primeras semanas.

  • Evitar la exposición directa al sol durante el primer mes evita la pigmentación de las cicatrices.

Riesgos y complicaciones

Las complicaciones postoperatorias son extremadamente raras, pero puede presentarse:

  • Dolor.

  • Sangrado e infección.

  • Como en cualquier otra cirugía, existen complicaciones propias al procedimiento que deben ser discutidas previamente al procedimiento.

Posted in Cross-linking, Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿En qué consiste la opacidad del cristalino?

La opacidad del cristalino es comúnmente llamada catarata. Esta enfermedad impide que la luz entre directamente a la retina y que se formen las imágenes correctamente.

La catarata surge en una estructura natural que tenemos dentro del ojo llamada cristalino, que es un lente natural totalmente transparente que ayuda a enfocar las imágenes hacia la retina.

Los síntomas de una persona con cataratas son: una visión cada vez más pañosa (una especie de neblina) y que todo se pone más opaco, como si faltara luz. Este problema se puede presentar en personas de cualquier edad, sin embargo, es después de los 60 años que generalmente comienza a dificultar la visión.

¿Cuál es el tratamiento a seguir? La catarata se trata solamente con operación y para esto existen varias técnicas, pero al final todas se resumen en extraer este lente y colocar uno artificial. Lo positivo de esta cirugía es que no necesita anestesia general ni hospitalización. La cirugía cuenta con alto nivel de seguridad y bajos índices de complicaciones. El tiempo de recuperación varía de acuerdo al tipo de técnica y cirugía que se practica y variando de tres días a tres semanas.

Existen distintos tipos de catarata:

  • Congénita
  • Traumática
  • Metabólica
  • La medicamentosa
  • La normal por la edad

Existen diversos mitos, por tanto es importante aclara que es falso:

  • Que la catarata duele
  • Que hay que dejarla madurar
  • Que no se requiere cirugía
  • Que existen tratamientos de gotas y vitaminas que eviten la formación de una catarata.

La catarata tiende a confundirse con otras enfermedades como manchas o nubes que puedan aparecer en los ojos, como el pterigión, una telita que crece frente al ojo, no adentro de él, como el caso e la catarata.

Por todo esto recomendamos incrementar los cuidados de la vista con una visita al oftalmólogo para detectar la presencia y la gravedad de una catarata, además de cualquier otro padecimiento que pudiera estar ocasionando una visión borrosa o alguna otra molestia.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==