Archive | Glaucoma

El 90% de los casos de ceguera por glaucoma pueden evitarse

La detección temprana podría evitar el 90% de los casos de ceguera generados por el glaucoma, según información entregada por la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) de España. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que esta condición afecta a más de 60 millones de personas en todo el planeta, siendo una de las principales causas de ceguera.

Al ser una afección asintomática, hace que más de la mitad de quienes la sufren no esté conscientes de la situación.

La mayor incidencia del glaucoma surge desde los 40 años de edad, incidiendo a un 2,1 de personas entre los 50 y 59 años; a un 2,3% entre 60 y 69; y a un 3,5% en los mayores de 70.

El glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa, que se caracteriza por el daño en el nervio óptico debido a una intolerancia a la presión intraocular, la que puede estar incrementada o, inclusive, estar en niveles normales.

El desgaste progresivo de las fibras del nervio óptico deriva en la pérdida del campo visual y, en los diagnósticos más severos, a la ceguera. No se puede prevenir el surgimiento del glaucoma y, ya que los síntomas aparecen en fases avanzadas, la detección suele ser tarde.

No obstante, hay un tratamiento para frenar su avance y reducir la pérdida de la vista. Por este motivo, se requiere asistir a revisiones oftalmológicas de forma frecuenta, sobre todo quienes son proclives a padecer glaucoma: pacientes con antecedentes familiares, diabéticos, personas con miopía alta y todos los individuos mayores de 50 años de edad.

Considerando que el año generado por el glaucoma no puede revertirse, mientras antes se aplique un tratamiento oportuno, habrán mejores resultados. Si bien no existe una cura, sí puede frenarse su avance a través de la disminución y control de la presión intraocular.

En el siguiente video puedes apreciar cómo el glaucoma va progresando y afectando el campo visual.

Posted in GlaucomaComments (0)

7 consejos para mantener sus ojos sanos

Existen diversos cuidados que usted puede llevar a cabo para conservar sus ojos sanos. A continuación, te presentamos algunos consejos para mantener tus ojos en óptimas condiciones:

  • Un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Usted puede pensar que su visión está bien o que sus ojos están sanos, pero la única manera de estar seguro es visitando a su oculista para un examen de los ojos. Muchas enfermedades comunes como el glaucoma, la enfermedad diabética del ojo y la degeneración macular relacionada con la edad, en ocasiones no presentan signos de aviso.
  • Conoce el historial familiar de salud ocular. Habla con los miembros de tu familia sobre su historial de salud. Es importante saber si alguien ha sido diagnosticado con una enfermedad o condición ya que muchas son hereditarias. Esto le puede ayudar a determinar si tienes mayor riesgo de desarrollar una enfermedad o condición en los ojos.
  • Come correctamente para proteger su vista. Seguramente has escuchado que las zanahorias son buenas para tus ojos y seguir una dieta rica en frutas y vegetales, particularmente espinacas y la col. Las investigaciones también han demostrado que hay beneficios para la salud de los ojos al comer pescados como el salmón.
  • Manten un peso saludable. Estar en sobrepeso u obeso aumenta su riesgo de desarrollar diabetes y otras condiciones sistémicas, que pueden llevar a una pérdida de visión, como la enfermedad diabética del ojo o el glaucoma.
  • Deja de fumar. Fumar es negativo para sus ojos y también para el resto de su cuerpo. Las investigaciones han relacionado fumar con un aumento en el riesgo de desarrollar degeneración macular, catarata y daño en el nervio óptico. Todos estos pueden causar ceguera.
  • Descansa tus ojos. Si pasas mucho tiempo en el computador o fijando la vista en un elemento, parpadeas con menor frecuencia se pueden cansar. Intenta emplear la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, mira a 20 pies de distancia, por 20 segundos. Esto puede ayuda a reducir la fatiga en tus ojos.

Posted in Degeneración Macular, Enfermedades, Glaucoma, Lentes, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿Qué es la “visión en túnel”

La “visión en túnel” recibe este nombre debido a la pérdida de la visión lateral, quedando útil solamente la vista central. Este problema de salud ocular puede estar vinculado con dos enfermedades: glaucoma y retinitis pigmentaria.

El glaucoma consiste en una patología que daña el nervio óptico del ojo. Este se conecta a la retina (capa de tejido sensible a la luz que cubre la zona posterior del globo ocular), y se forma por muchas fibras nerviosas, como un cable eléctrico que se compone de diversos cables. El nervio óptico manda señales desde la retina al cerebro, donde estas se interpretan como las imágenes que percibimos.

En tanto, la retinitis pigmentaria se trata de un grupo de desórdenes genéticos que inciden en la capacidad de respuesta de la retina a la luz. Esta es una patología hereditaria que provoca una pérdida lenta de la vista, empezando por una vista nocturna reducida y la pérdida de la visión lateral ya mencionada. Al paso del tiempo, esta afección deriva en ceguera. Lamentablemente, no existe una cura para la retinitis pigmentaria.

Las células de la retina, denominadas bastones y conos, mueren con esta enfermedad. En la mayor parte de variedades de retinitis pigmentaria los bastones (hallados principalmente en las áreas externas de la retina, y encargadas de la visión periférica y nocturna), son los primeros en sufrir una degneración. Cuando las células de la retina más centralmente localizadas (conos) se afectan por esta patología, hay una pérdida en la percepción del color y la vista central.

Es importante controlar la visión periódicamente con el fin de descartar posibles enfermedades. Esta medida puede prevenir daños irreversibles en nuestros ojos, incluso la ceguera.

Fuente: aao.org

 

 

Posted in Datos, Glaucoma, RetinaComments (0)

Cómo afecta la artritis a tus ojos

Si bien la artritis es fundamentalmente reconocida por ser una patología de los huesos y articulaciones, también es habitual que influya en otras zonas del organismo, sobre todo la artritis reumatoidea. De esta manera, una parte del cuerpo que puede ser afectada son los ojos.

En primer lugar, tenemos el Síndrome de Sjogren. Esta enfermedad es una patología autoinmune que genera un exceso de creación de anticuerpos en la sangre. Esto puede derivar en afecciones del tejido conectivo, como la artritis reumatoidea. Una de las zonas primordiales donde puede incidir son los ojos, produciendo que comiencen a secarse y su posterior inflamación. Si bien el tratamiento para este trastorno puede variar, habitualmente se utilizan corticosteroides.

Por su parte, la uveitis es otro inconveniente del ojo que puede suceder debido a la artritis, sobre todo en la artritis reumatoidera juvenil. Esta enfermedad consiste en la inflamación del segmento interior del ojo, incluyendo el iris, el cuerpo ciliar y el coroide del ojo.

La uveitis puede producir enrojecimiento del ojo, dolor ocular, sensibilidad a la luz y visión borrosa. Las gotas oculares son el tratamiento más común para la variante leve de la enfermedad. No obstante, en casos graves, se podría requerir una cirugía láser.

La escleritis es otra enfermedad que influye en los ojos, derivada de la artritis. Esta anomalía inflamatoria ataca la cobertura blanca del globo ocular, denominada esclerótica. La inflamación que produce la escleritis puede producir mucho dolor y, generalmente, se utilizan gotas oculares antiinglamatorias para atenuar estas manifestaciones.

Por último, tenemos al glaucoma. Frecuentemente, la artritis puede causar inflamación que interfiere en el proceso de drenaje del ojo. Esto puede desencadenar la enfermedad visual, la que produce dolor, vista borrosa y una pérdida total de la visión si no es tratada a tiempo. El glaucoma puede evitarse mejorando la inflamación de los alrededores del sistema de drenaje a través de gotas oculares con corticosteroides. Sin embargo, se debe recordar que todo medicamento será recetado por un oftalmólogo.

Posted in Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Qué es el Glaucoma de ángulo cerrado?

El glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica. Si la alta presión intraocular no remite en unas horas, puede causar una pérdida permanente de la visión. Cualquier persona que experimente estos síntomas, debería consultar a un oftalmólogo inmediatamente o ir a una sala de emergencias en un hospital.

Este tipo de glaucoma se presenta cuando los conductos lagrimales son permeables, pero el líquido acuoso tiene dificultades para alcanzarlos por que el área donde se encuentran presenta estrechez. Esto se produce porque el iris se desplaza hacía la parte anterior del ojo, produciendo la obstrucción de los canales de drenaje del liquido acuoso. Es el tipo de glaucoma más fácil de diagnosticar y el que menos daño ocasiona a la visión si es tratado oportunamente.

Es más común en mujeres y puede causar ceguera
Si este ángulo se cierra totalmente produce en pocas horas una elevación de la presión ocular hasta límites que causan la ceguera irreversible.

En las personas que padecen esta condición, cualquier factor que provoque la dilatación de la pupila (una escasa iluminación, gotas oftálmicas indicadas para dilatar la pupila o ciertas medicaciones orales o inyectadas) puede hacer que el iris bloquee el drenaje del liquido acuoso y producir un cierre brusco de las vías drenaje y posteriormente la ceguera total.

Es una forma menos frecuente que el glaucoma de ángulo abierto, ocupando hasta el 10% de los casos de glaucoma, pero en ciertas poblaciones, incluyendo la población latina la frecuencia aumenta, también es más común en mujeres, ancianos, hipermétropes y pacientes con antecedentes familiares de glaucoma de ángulo estrecho. Este tipo de glaucoma suele presentarse inicialmente en un solo ojo, aunque sin tratamiento la afección suele ser finalmente bilateral.

Algunas cifras sobre glaucoma de ángulo estrecho

  • 16% de los pacientes con glaucoma de ángulo cerrado terminan en ceguera, por este motivo es necesario un diagnóstico muy oportuno e incluso un tratamiento preventivo.
  • Aunque el glaucoma de ángulo cerrado no es el mas frecuente, es el causante de cerca del 90% de los pacientes ciegos.
  • Los pacientes con esta clase de glaucoma son tres veces más propensos a la ceguera.

Síntomas de glaucoma de ángulo cerrado:

  • Dolor ocular.
  • Fluctuaciones o disminución en la visión.
  • Círculo de luz difusa alrededor de las luces.
  • Dolor de cabeza.

Tratamientos y recomendaciones
Un ataque de glaucoma de ángulo cerrado agudo es una emergencia médica y se puede presentar ceguera en unos cuantos días si no se trata. Si tiene glaucoma de ángulo cerrado, usted recibirá:

  • Gotas para los ojos
  • Medicamentos para la presión ocular administrados por vía oral o intravenosa.

Algunas personas también necesitan una operación de emergencia, llamada iridotomía. Este procedimiento utiliza un láser para abrir una nueva ruta en la parte coloreada del ojo, lo cual alivia la presión y previene otro ataque.

Posted in Cirugía/Tratamiento, Datos, Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Alimentos que ayudan a combatir el glaucoma

El glaucoma es una enfermedad silenciosa de la vista. La mayor parte de las personas que pasan por esta enfermedad, ni siquiera notan que la visión va disminuyendo diariamente. Esta situación se debe a que los daños del nervio óptico se van dando de manera gradual. Ante esto, es importante conocer los alimentos que ayudan a combatir el glaucoma.

Al padecer de glaucoma, se debe tener en cuenta el tipo de alimentación que se lleva, ya que algunos alimentos pueden mejorar el estado del organismo para combatir esta patología. Entre estos grupos, tenemos frutas, verduras, nueces, granos enteros y semillas.

Las frutas son una gran fuente de vitamina C. Las frutas cítricas como las naranjas, uvas, limones y limas son un ejemplo de estos productos. Asimismo, la col y betarraga también pueden entregar a las personas con glaucoma los nutrientes como la vitamina A, B y C, beneficiosas para contrarrestar esta afección. Por otra parte, estos alimentos brindan calcio, proteína que en muchas ocasiones presentan un déficit en los pacientes.

Para incrementar los índices de vitamina E, se aconseja el consumo de aceites vegetales, presentes en cereales y mantequilla. Los productos como el zapallo, apio, pepinos y espinaca pueden contribuir a aumentar la existencia de compuestos como la zeaxantina y luteína, relevantes para la mejora de la salud de la vista.

Productos dañinos en el glaucoma

Si bien la ciencia avanza de forma permanente y para frenar el glaucoma se requiere de procedimientos quirúrgicos, también se han logrado detectar los productos que son dañinos y que ayudan al desarrollo de esta enfermedad.

La cafeína es una de las sustancias de las que, definitivamente, se debe prescindir. Esta genera una estimulación en los vasoconstrictoras, incrementando la presión arterial y flujo sanguíneo del globo ocular, empeorando esta afección.

El tabaco, la cerveza y el té pueden producir la misma presión en el ojo, Asimismo, entre otras medidas, se aconseja evitar el estrés, buscando relajación en actividades recreativas y no exponer los ojos excesivamente a la televisión.

Por último, recuerda visitar a un oftalmólogo una vez al año, al menos. Esta acción permitirá detectar alguna posible patología, pudiendo aplicar un tratamiento apropiado a tiempo.

Posted in Datos, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Seis enfermedades inesperadas que un examen visual puede detectar

Pueden ser la “ventana del alma”, pero los ojos también pueden ayudar a detectar enfermedades que están ocurriendo en partes menos etéreas del cuerpo.

Además de detectar problemas a la visión, como lo son el glaucoma o la degeneración macular, también pueden revelar si estás sufriendo una serie de condiciones graves de la salud en general.

Kelly Plahay, Presidente del Eyecare Trust, comenta: “La poca importancia que se le da a las pruebas a la vista es probablemente el mayor riesgo para la salud ocular en el mundo”.

“Un gran porcentaje de personas no se somete a un examen a la vista una vez cada dos años, sin embargo, una simple prueba podría ayudar a prevenir glaucomas años antes de que se note la pérdida de visión, y muchas otras enfermedades que de haber sido detectadas con anterioridad pudiesen haberse corregido”.

¿Aún no estás convencido? Acá  te mencionamos las enfermedades que podrías prevenir con un simple examen a la vista.

Diabetes

Los altos niveles de azúcar en la sangre relacionado con la diabetes pueden causar problemas en los vasos sanguíneos pequeños, lo que resulta en la retinopatía diabética, que puede conducir a la ceguera. Un optometrista será capaz de detectar cambios característicos tempranos, tales como pequeñas fugas de los vasos sanguíneos dañados.

“En ninguna parte los vasos sanguíneos son tan importantes que en la retina”, explica el Dr. Schallhorn Director Médico Jefe de Optical Express, Reino Unido. “Profesionales de la visión tienen la posibilidad de ver esto, y poder ver signos muy tempranos de la diabetes y el efecto que tiene en los vasos sanguíneos en la retina”.

“No es necesario llegar a quedar ciego por culpa de la diabetes, es tratable y la clave es detectarlo tempranamente”, añade el Dr. Schallhorn. No solo eso, sino que cuanto antes se detecta la diabetes, esta puede ser tratada y administrada, lo que significa que otras complicaciones potenciales, incluyendo úlceras, daño al riñón y corazón, se pueden prevenir también.

Alta Presión Sanguínea

Los efectos de tener una alta presión arterial están relacionados con accidentes cerebrovasculares, enfermedades al corazón y a la demencia vascular que pueden ser detectados a través de los ojos. Esto se debe a que la fuerza de la sangre que pasa a través de los vasos sanguíneos en la retina puede causar retinopatía hipertensiva. Las paredes de los vasos sanguíneos pueden engrosarse, estrechando los vasos y restringiendo la sangre de llegar a la retina. En algunos casos, se hincha y su función es limitada.

Colesterol alto / Problemas cardiovasculares

Debido a la alta circulación sanguínea en la parte posterior del ojo, el exceso de colesterol que está vinculado a problemas cardiovasculares también puede ser detectado.

Los cambios en los patrones de las venas oculares y arterias también pueden estar relacionados con enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares. “Usted puede ver derrames en el ojo, y otros problemas cardiovasculares”, argumenta el Dr. Schallhorn. “La parte posterior del ojo es parte del cerebro, así que cualquier cosa que pueda afectar el cerebro puede afectar el ojo a menudo afectan al ojo primero.”

Artritis

Aunque la artritis se caracteriza por la inflamación de las articulaciones, las formas autoinmunes de la enfermedad (como la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante) pueden afectar a otras partes del cuerpo incluyendo los ojos, y la inflamación que causa puede detectarse con exámenes oculares.

 

El Dr. Schallhorn explica que esta inflamación (uveitis) es el mismo tipo que puede atacar a las articulaciones. “También puede destruir lentamente el ojo”, dice. “La artritis es otra de las enfermedades donde los exámenes oculares son importantes, ya que las manifestaciones oculares pueden tener graves consecuencias si no se tratan”.

Enfermedad de Alzheimer

Aunque no está disponible todavía, se espera que un simple examen ocular puede ser utilizado para identificar las etapas tempranas de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores están estudiando si las señales de advertencia pueden ser detectadas usando un software informático especial para analizar imágenes del ojo.

El coordinador del proyecto, Emanuele Trucco, profesor de visión computacional en la Universidad de Dundee, dice: “Si usted puede mirar a los ojos de alguien y descubrir algo que puede sugerir un riesgo de desarrollar demencia, entonces es una propuesta muy interesante”.

Trucco dice que la investigación promete advertencia temprana de manera no invasiva, y la prueba, que identificará las diferencias en los vasos de la retina, puede incluso ser capaz de diferenciar entre diferentes tipos de demencia.

Tumores

El ojo tiene un gran suministro de sangre en relación con su tamaño, dice el Dr. Schallhorn, y por esta razón, ciertos tipos de tumores pueden propagarse al ojo, así como los tumores primarios que se desarrollan allí.

Los tumores cerebrales también se pueden detectar con un examen ocular, a veces a través de la hinchazón del nervio óptico ligado a la presión del tumor.

Fuente: www.eyecaretrust.org.uk

Posted in Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Qué es el glaucoma congénito

El glaucoma congénito aparece en el niño recién nacido y hasta los 3 años de edad. La prevalencia de este glaucoma es 0.05% de la población. La elevación de la presión se produce por una falla en el desarrollo del trabéculo. El 30% está presente al nacer, alrededor del 70% se manifiesta antes del año de edad y el 100% se ha manifestado a los 3 años de edad. Aproximadamente, dos tercios de los casos son bilaterales.

La incidencia del glaucoma congénito es de uno por cada 10.000 a 15.000 recién nacidos. Este glaucoma es sintomático: los niños presentan epífora y fotofobia producto de la distensión de las terminaciones nerviosas de la córnea por efecto de la presión ocular elevada. En tanto, la córnea puede presentar edema. El diámetro de la córnea se encuentra aumentado, debiendo ser 11.5 mm al nacer y 12 mm al año. Un exceso de 1 mm indica aumento del tamaño del globo ocular o buftalmos. Esto ocurre porque la pared ocular del niño hasta los 3 años de edad es distensible expandiéndose por efecto de la presión intraocular elevada.

El glaucoma es el primer motivo de ceguera irreversible en el mundo, estando presente en el 2% de la población mundial. Los latinos mayores de 40 años son quienes tienen más riesgos de contraer la enfermedad, según especialistas.

En este sentido, muchos oftalmólogos se centran en detectar el glaucoma, aun cuando el paciente llega por cualquier otra causa a la consulta, como ojo rojo, picazón o una visión deficiente. Cualquier persona puede sufrir esta patología, desde recién nacidos hasta individuos en edad adulta. No obstante, hay factores de riesgo, como los antecedentes hereditarios. Esta condición aumenta 10 veces las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Además, los mayores de 50 años de edad que tienen miopía elevada (mayor a – 6.00 dioptrias), pacientes con migraña y diabetes mellitus también son más propensos a sufrir la afección.

Específicamente, ¿qué es el glaucoma?

El glaucoma es una patología degenerativa del nervio óptico, que se caracteriza por un daño gradual del campo visual, avanzando hasta producir ceguera. El principal motivo de evolución de la enfermedad es la presión intraocular alta.

Tipos de glaucoma

Hay diferentes tipos de glaucoma, entre los que tenemos:

– Glaucoma de ángulo abierto: es el más habitual. En conjunto con el glaucoma de ángulo cerrado, se caracteriza por el incremento de la presión intraocular que aprieta las fibras del nervio óptico, derivando en un daño irreversible.

– Glaucoma congénito: aparece por causas de nacimiento, estando vinculado a otros síndromes congénitos.

– De tipo secundario: es generado por otra afección o trastorno que surge en el ojo del paciente.

Posted in Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La mitad de pacientes con glaucoma desconoce su enfermedad

El glaucoma es una enfermedad de la vista cuya progresión se puede ralentizar con el tratamiento adecuado, aunque la falta de prevención hace que la mitad de estos afectados no sepa que la padece hasta que ha perdido gran parte del campo visual.

Así lo ha asegurado el Grupo Federópticos, lamentando que sólo el 22 por ciento de las visitas que se realizan a la óptica esté relacionada con una revisión general de la salud visual.

La importancia de la detección temprana

“Una detección temprana de este tipo de patologías resulta imprescindible para evitar la pérdida visual, y un análisis clínico bien realizado, puede llevar a la detección de un trastorno visual aún antes del examen ocular”, ha explicado Xavier Vivas, presidente del Instituto Federópticos.

La utilidad de las revisiones abarca más allá de la detección de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbícia. A partir de los 55 años, las personas se muestran más propensas a sufrir una serie de problemas de visión asociados al paso de los años, como son las cataratas, la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la retinopatía diabética, el desprendimiento de retina o el glaucoma.

Método a prueba

El Instituto Federópticos ha desarrollado un sistema denominado ‘Método If’ para la detección de posibles anomalías de riesgo, que está ayudando a elevar los estándares de la salud visual de la población.

En este contexto, Vivas destaca que “las pruebas tradicionales podrían pasar por alto hasta un 70 por ciento de las afecciones. De este modo, es aconsejable que al menos cada dos años, nos realicemos un estudio optométrico completo capaz de detectar el 100% de las anomalías visuales”.

Se trata de un proceso que debe recoger datos subjetivos del paciente, a los que se añaden datos objetivos obtenidos mediante técnicas de observación, exámenes y pruebas específicas.

Fuente: Europapress.es

Posted in Degeneración Macular, Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Glaucoma: descubren por qué el ojo crece de forma irregular hasta causarlo

Un equipo de científicos halló la causa genética de una enfermedad genética donde el ojo crece de forma irregular, hasta provocar glaucoma. Este hallazco entrega las claves acerca cómo crece el globo ocular en los humanos.

Los bebés humanos tienen una característica que los hace distintos a los mamíferos de otras especies, como peces o reptiles. Al nacer, el ojo ya es de un gran tamaño, creciendo poco luego en el desarrollo. En otros animales, el globo ocular es pequeño al nacer y va incrementando su tamaño en las diversas fases de la vida. El mecanismo por el que el crecimiento de los ojos de los mamíferos se detenía no se comprendía, hasta el día de hoy. No obstante, una enfermedad denominada buftalmia hacía repasar este tema. En esta, el ojo crece de manera irregular, hasta generar daños severos en el paciente, dejándolo ciego.

Estudiando la buftalmia, la doctora Annabel Christ y el profesor Thomas Willnow del centro Max Delbrück de medicina molecular, han determinado el porqué del crecimiento del ojo. En una investigación publicada en la revista “Developmental Cell”, los científicos han exhibido el mecanismo que se activa en esta enfermedad donde el ojo crece tanto, que causa una repentina e irreversible miopía. Esto porque la luz que ingresa mediante el iris no puede centrarse en la retina.

El primer hallazgo surgió de un paciente con una mutación en el gen LRP2, encargado de codificar un receptor en la retina. De manera paralela, los investigadores habían apreciado en el laboratorio que los ratones con este gen silenciado tenían los ojos demasiado grandes y los mismos síntomas.

En conjunto con otros científicos de Berlín y Toronto, se enfocaron en estudiar la mutación de aquel gen que conlleva al aumento descontrolado del ojo en mamíferos, y determinaron que es el código responsable de controlar la señal de una proteína denominada “Sonic el erizo”, llamada así porque dispara el crecimiento de células troncales en distintos tejidos.

El gen LRP2 se manifiesta, en especial, en los límites del tejido de la retina, en donde intercepta las moléculas de Sonic antes de que lleven a las células troncales y desencadenen su crecimiento.

Así, la señal para que el ojo continúe creciendo se detiene. Cuando el gen está mutado y no se expresa de manera correcta, se genera la enfermedad de “los ojos gigantes”.

Fuente: vozpopuli.com

Posted in Datos, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==