Ver Categorías
+

Archive | Datos

Astigmatismo puede derivar en queratocono

El ojo tiene una forma circular, es por eso que lo llamamos “globo ocular”. Sin embargo, con el paso de los años y por falta de colágeno, puede adoptar una forma cónica o parecida a un balón de rugby. Al adquirir esta morfología irregular, la luz no se puede refractar en todos los meridianos del ojo. Esto da origen al astigmatismo.

El astigmatismo puede ser congénito y corregirse de manera natural con la mayoría de edad, aunque en algunos pacientes puede no ser así. De esta manera, se convierte en un factor de riesgo para sufrir queratocono.

Para los oftalmólogos, cualquier cambio igual o superior a 0,5 dioptrías que se manifieste durante la adolescencia o que los defectos refractivos sean mayores en un ojo, son antecedentes que se deben mantener en cuenta porque pueden ser los primeros síntomas del queratocono.

El queratocono es una alteración del globo ocular donde se produce un adelgazamiento progresivo de la zona central o paracentral de la córnea. Es la primera causa de trasplante corneal en pacientes jóvenes.

Esta condición es hereditaria aproximadamente en un 25% de los casos. También hay casos relacionados con alergias oculares o frotamiento continuo de los ojos. En el resto de las situaciones, se manifiesta de forma esporádica, ligado a patrones complejos de herencia que aún se siguen investigando.

Si bien no existen medidas preventivas frente a esta enfermedad, hay tratamientos para frenarlo si su detección ha sido temprana. También existen formas leves que no producen alteración visual y que solo se diagnostican con estudios topográficos.

La población de mayor riesgo son los niños, adolescentes y jóvenes, por lo que es importante promover las revisiones oculares entre estos grupos de edad.

Los especialistas sugieren a los familiares directos de los pacientes con queratocono, pese a no estar aparentemente afectados, se sometan a examen visual, ya que podrían ser propensos a la enfermedad.

 

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Córnea, Datos, Enfermedades, Queratócono, Salud VisualComments (0)

¿Cómo ve alguien con queratocono?

El queratocono es una anomalía visual que afecta a la estructura de la córnea, tejido transparente que cubre el área frontal del ojo. La forma de la córnea se modifica gradualmente de redondo a una apariencia cónica, haciendo que el ojo sobresalga. Esto genera inconvenientes de visión.

A continuación, te mostramos cómo ven las personas que sufren de queratocono. Cuida y controla periódicamente tu salud visual.

La primera manifestación es un empañamiento sutil de la vista, el que no puede corregirse con lentes.Asimismo, pueden surgir halos o resplandor en los ojos u otros inconvenientes de visión nocturna. Acá apreciamos la mitad de la imagen con visión normal, mientras que la otra mitad es una vista de alguien que padece queratocono.

queratocono

Aunque su causa es desconocida, la tendencia a desarrollar queratocono puede surgir desde el nacimiento. Se piensa que este estado se asocia a un defecto en el colágeno, el tejido que otorga resistencia a la córnea y le brinda su forma.

Queratocono

Algunos científicos postulan que las alergias y frotar los ojos también influyen en el proceso del queratocono y aceleran el daño.

queratocono

 

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Estudio: 90% de la población mayor de 45 años sufre de presbicia

El 90% de las personas mayores de 45 años sufre presbicia, un proceso degenerativo de la visión. Esta genera problemas al momento de leer y, por ende, hace que la afición por la lectura comience a decrecer

“Es habitual que personas que superan los 40 años comenten su decreciente afición por la lectura, sin identificar que lo que en realidad les ocurre es que empiezan a acusar la presbicia o vista cansada. Esta provoca que algo que hasta entonces hacían de forma natural e inconsciente suponga un sobreesfuerzo para el cristalino, que empieza a perder su capacidad de acomodación o de enfoque”, indicó el el especialista en córnea y cirugía refractiva del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de Barcelona, Daniel Elies.

Según el especialista, muchas personas no son conscientes en primera instancia de que la presbicia los está afectando. El primero síntoma al leer es que las letras “bailan” y se tornan borrosas, suendo necesario alejar más el libro o el dispositivo de lectura para ver bien. Asimismo, se sufre de dolor de cabeza al forzar la vista por tiempo prolongado.

Por lo general, la presbicia se inicia entre los 40 y 45 años de edad. En algunos casos, esta condición es un proceso intermitente.

Esto sucede porque la presbicia avanza, de cierta forma, como una pila que se va gastando y opera de forma intermitente y con menos definición. El caso más gráfico es el de la pila de la cámara de fotos, que, cuando se está gastando, aunque permite seguir tomando fotografías, va empeorando el enfoque. Con el cristalino, nuestra lente y ‘zoom’ natural, ocurre lo mismo”, explica el especialista.

Ya habiendo detectado el problema, la mayor parte de los pacientes con presbicia de entre 40 y 50 años de edad pueden continuar haciendo vida normal con corrección óptica para la visión cercana. Sin embargo, la dependencia de los lentes constituye una desventaja para la vida actual, por lo que la Cirugía Lasik es un excelente método de corrección.

Fuente: infosalus.com

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Recomendaciones para la conjuntivitis

Para la conjuntivitis pueden administrarse gotas y antibióticos, pero siempre recetadas por un oftalmólogo. No todas las conjuntivitis se deben a un germen. Por ende, si se sobreutilizan los antibióticos en colirios, llegará a un punto que no harán efecto.

La conjuntivitis es una de las enfermedades del ojo más habituales en niños y adultos. Consiste en una inflamación de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que recubre la zona interior del párpado y el área blanca del globo ocular. La inflamación produce que los vasos sanguíneos sean más visibles, lo que le proporciona al ojo una tonalidad rosada o rojiza.

Si se utilizan lentes de contacto, es importante esperar que la infección desaparezca para volver a usarlos.

Por otra parte, hay que evitar ver la televisión por tiempo prolongado o realizar actividades donde se esfuerce la visión por demasiado tiempo. Esto es para prevenir que los ojos se irriten más.

De la misma forma, y con el mismo fin, hay que utilizar lentes de sol, especialmente para los días ventosos, en donde los ojos se resecan y se agravan los síntomas.

Otro mito urbano es el lavado de los ojos con manzanilla. La creencia popular sostiene que esta acción contribuye a aliviar los síntomas de la conjuntivitis. No obstante, resulta contraproducente, ya que la infusión podría tener resto de polen o polvo de la planta, empeorando la situación visual.

Un menor con conjuntivitis debería mantenerse en su hogar durante todo el proceso que dure la enfermedad. Esto es para evitar que la infección no va a a expandirse.

También es importante no usar productos cosméticos o de belleza si se sufre de esta patología. Estas son sustancias artificiales que pueden agudizar el cuadro. Obviamente, estos artículos tampoco deben ser compartidos bajo ninguna circunstancia.

Por último, se debe asistir a una consulta oftalmológica a la brevedad si surgen vesículas en la piel o el área conjuntival del ojo afectado. También hay que ir si el dolor se intensifica o si la agudeza visual es afectada de manera considerable.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo detectar y poner solución al astigmatismo

El astigmatismo es una patología que genera una vista borrosa y distorsionada, impidiendo el buen enfoque de los objetos, ya sean lejanos o cercanos (en menor medida). Este problema puede aparecer en personas de todas las edades, derivando en inconvenientes de aprendizaje en el colegio, bajo rendimiento laboral y dificultades en acciones diarias como conducir, ver televisión o cocinar. Descubre cómo detectar y poner solución al astigmatismo.

Algunas de las primeras señales que pueden indicar la presencia de astigmatismo son:

  • Aparición de fatiga visual.

  • Dolores de cabeza por forzar la vista a trabajar ante dispositivos electrónicos o leer.

  • Aumento de deslumbramientos y de halos en los semáforos u otros vehículos al momento de conducir.

Ante estos síntomas, es fundamental acudir a la brevedad donde un oftalmólogo. El profesional de la salud visual determinará el problema a través de distintas pruebas.

Cuando se realice la observación de la imagen, el experto preguntará al paciente la nitidez con la que percibe las líneas que la componen. Un individuo con astigmatismo verá algunas de las líneas borrosas y otras más claras. Por su parte, una persona con la vista normal será capaz de ver todas las líneas con la misma nitidez.

La corrección para este problema puede ser el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik, dependiendo de lo establecido por el oftalmólogo.

La reducción de la agudeza ocular es variable. Si bien en algunos casos es tolerado, el astigmatismo puede ser bastante negativo para la vista, especialmente en los niños, ya que puede causar otros inconvenientes visuales crónicos.

Con frecuencia, el astigmatismo también produce otras manifestaciones menores, como: molestias con la luz potente, enrojecimiento ocular y, siendo menos común, la inflamación crónica de los párpados o visión doble del ojo con astigmatismo.

 

 

 

Posted in Cirugía Refractiva, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Qué es un Entropión?

El Entropión es una alteración en la forma de los párpados que puede causar molestias por el contacto de las pestañas con la córnea o la conjuntiva. Esta afección también puede causar molestias estéticas y solo la cirugía figura como solución para esta condición.

La patología puede ser hereditaria o generada por la debilidad de los tejidos de los párpados ocasionados por la edad. No obstante, habitualmente es causada por un espasmo o el debilitamiento de los músculos que circundan la parte inferior del ojo. En los bebés, casi nunca causa problemas, ya que sus pestañas son muy suaves y no lesionan la córnea con facilidad.

Si la inversión es hacia fuera es denominado ectropión y si la inversión es hacia adentro se denomina entropión. El entropión suele ser el causante de las lesiones conjuntivo-cornéales, por el contacto con las pestañas.

Los síntomas de esta condición se manifiestan en disminución de la visión si la córnea está lesionada, lagrimeo excesivo, dolor o molestia en los ojos, Irritación en los ojos y enrojecimiento. El médico generalmente puede diagnosticar esta afección al examinar los párpados y, por lo general, no se requieren exámenes especiales.

Como tratamiento las lágrimas artificiales pueden evitar que el ojo se reseque y pueden ayudarle a que se sienta mejor, por otra parte la cirugía para corregir la posición de los párpados por lo general funciona bien. El pronóstico generalmente es bueno si la afección se trata antes de que se presente daño al ojo.

La mayoría de los casos de entropión no se pueden prevenir, pero el tratamiento reduce el riesgo de que se presenten complicaciones. Acuda al médico si tiene ojos rojos después de visitar un área donde se presenta tracoma (norte de África o el sur de Asia).

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

La córnea: Enfermedades que pueden afectarla

La córnea es la parte frontal transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior. Junto con la cámara anterior y el cristalino, refracta la luz y es responsable de dos terceras partes de la potencia total del ojo y ayuda a proteger el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. En los humanos, el poder refractivo de la córnea es de aproximadamente 43 dioptrías.

 Las enfermedades de la córnea son variadas y pueden causar dolor y pérdida de la visión. Entre ellas podemos encontrar errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones, distrofias (condición en que algunas partes de la córnea pierden transparencia debido a la acumulación de material turbio).  El tratamiento de las enfermedades de la córnea incluye medicinas, trasplante y cirugía láser.

 Queratitis punteada superficial

Esta  enfermedad consiste en que las células de la superficie de la córnea mueren a causa de una infección vírica o bacteriana, sequedad de los ojos, exposición a los rayos UV (luz solar, lámparas solares o arcos de soldadura), la irritación por el uso prolongado de lentes de contacto o una reacción alérgica. También puede ser el efecto secundario de la administración de vidarabina.

Se siente dolor en los ojos, que se tornan llorosos, sensibles a la luz e inyectados de sangre, y la visión puede ser ligeramente borrosa. Cuando los rayos ultravioleta causan esta enfermedad, los síntomas generalmente no aparecen hasta al cabo de varias horas y duran unos días. Cuando un virus provoca este proceso, el ganglio linfático que se encuentra delante de la oreja puede estar inflamado y doloroso.

Casi todas las personas que padecen esta enfermedad se recuperan por completo. Cuando la causa es un virus, no se necesita ningún tratamiento y la recuperación suele completarse en 3 semanas. Cuando la causa es una infección bacteriana, se recurre a los antibióticos y cuando es debida a la sequedad de los ojos o los rayos UV, se aplica un tratamiento con pomadas y lágrimas artificiales.

 Úlcera de la córnea (úlcera corneal)

Esta condición es una perforación de la córnea, generalmente debida a una infección provocada por bacterias, hongos, virus o la Acanthamoeba. En otras ocasiones, es consecuencia de una herida. Cuando los párpados no se cierran correctamente para proteger el ojo y humedecer la córnea, pueden aparecer úlceras debidas a la sequedad y la irritación.

Las bacterias (en general los estafilococos) pueden infectar y ulcerar la córnea cuando el ojo ha sufrido una herida, haya entrado en él un cuerpo extraño o esté irritado por las lentes de contacto. Los hongos pueden causar úlceras de crecimiento lento. En muy raras ocasiones, la deficiencia de vitamina A o de proteínas puede producir una ulceración de la córnea.

Las UC producen dolor, sensibilidad a la luz y una mayor secreción de lágrimas. Puede aparecer un punto blanco amarillento de pus. En ciertos casos, las úlceras aparecen sobre toda la córnea y pueden penetrar en profundidad y cierta cantidad de pus puede acumularse además detrás de la córnea. Cuanto más profunda es la úlcera, más graves son los síntomas y las complicaciones.

Las úlceras de la córnea pueden cerrarse con un tratamiento, pero pueden dejar como secuelas un material turbio y fibroso que causa cicatrización e impide la visión. Otras complicaciones incluyen las infecciones persistentes, la perforación de la córnea, el desplazamiento del iris y la destrucción del ojo.

Infección por herpes simple

La manifestación inicial de la infección corneal por herpes puede parecer una infección bacteriana leve porque los ojos están ligeramente doloridos, llorosos, rojos y sensibles a la luz. La inflamación de la córnea nubla la visión. Sin embargo, la infección por herpes no responde a los antibióticos, como haría una infección bacteriana, y suele empeorar cada vez más.

Con mayor frecuencia, la infección produce solo ligeros cambios en la córnea y desaparece sin tratamiento. En muy raras ocasiones, el virus penetra profundamente en la córnea, destruyendo su superficie. La infección puede ser recurrente, dañando aún más la superficie de la córnea. El virus del herpes simple también puede provocar un incremento en el crecimiento de los vasos sanguíneos, empeoramiento de la visión o pérdida total de la misma.

El médico puede recetar un fármaco antivírico como la trifluridina, la vidarabina o la idoxuridina, que en general se recetan en forma de pomada o solución que se aplica sobre el ojo varias veces al día. A veces, para contribuir a acelerar la curación, el oftalmólogo tiene que raspar suavemente la córnea con un bastoncito con punta de algodón para eliminar las células muertas y las dañadas.

Infección por herpes zoster

El herpes zoster es un virus que crece en los nervios y puede diseminarse por la piel, provocando lesiones muy típicas. Esta enfermedad no necesariamente afecta al ojo, incluso aparece en la cara y la frente. Pero si la división oftálmica del quinto nervio craneal (nervio trigeminal) resulta infectada, esta infección probablemente se extienda hacia el ojo.

Esta infección produce dolor, enrojecimiento e hinchazón de los párpados. Una córnea infectada puede hincharse, resultar gravemente dañada y desarrollar cicatrices. Las complicaciones más comunes de la infección corneal incluyen el glaucoma permanente y la falta de sensibilidad cuando se toca la córnea.

Cuando el herpes zoster infecta la cara y amenaza el ojo, el tratamiento precoz con aciclovir administrado en forma oral durante 7 días reduce el riesgo de complicaciones oculares. Los corticosteroides, generalmente en forma de gotas, también pueden resultar de gran ayuda. Las gotas de atropina suelen utilizarse con frecuencia para mantener la pupila dilatada y ayudar a evitar que aumente la presión ocular.

Queratitis ulcerativa periférica

 Esta enfermedad consiste en una inflamación y ulceración de la córnea que suele aparecer en personas que padecen enfermedades del tejido conectivo como la artritis reumatoide. Esta condición empeora la visión, aumenta la sensibilidad a la luz y produce la sensación de que un cuerpo extraño está atrapado en el ojo.

Entre las personas que padecen artritis reumatoide y queratitis ulcerativa periférica, alrededor del 40% mueren tras 10 años de la aparición de la queratitis ulcerativa periférica, a menos que se sometan a un tratamiento. Los tratamientos con medicamentos que inhiben el sistema inmunitario reducen el índice de mortalidad a un 8 por ciento en 10 años.

 Queratomalacia

La queratomalacia (xeroftalmía, queratitis xerótica) es una enfermedad en la que la córnea se seca y se vuelve opaca debido a una deficiencia de vitamina A, proteínas y calorías en la dieta. La superficie de la córnea muere y pueden aparecer úlceras e infecciones bacterianas. Las glándulas lagrimales y la conjuntiva también se ven afectadas, lo que deriva en una inadecuada producción de lágrimas y sequedad de los ojos.

La ceguera nocturna (visión muy deficiente en la oscuridad) puede desarrollarse debido a una deficiencia de vitamina A. Las gotas o pomadas con antibiótico pueden ayudar a curar las infecciones, pero es aún más importante corregir la falta de vitamina A con suplementos vitamínicos o bien solucionar la desnutrición con una dieta enriquecida o con suplementos.

Queratocono

 El queratocono es un cambio gradual de la forma de la córnea, que acaba pareciéndose a un cono. La enfermedad comienza entre los 10 y los 20 años. Uno o ambos ojos pueden verse afectados, lo que produce grandes cambios en la visión y exige frecuentes cambios en la prescripción de gafas o lentes de contacto.

Los lentes de contacto suelen corregir los problemas de visión mejor que las gafas, pero a veces el cambio de la forma de la córnea es tan intenso que las lentes de contacto no pueden ser utilizadas o bien no consiguen corregir la visión. En casos extremos, puede ser necesario realizar un trasplante de córnea.

Queratopatía ampollar

La queratopatía ampollar es una tumefacción de la córnea que aparece con más frecuencia en los ancianos. En casos excepcionales, la queratopatía ampollar tiene lugar tras una cirugía de los ojos, como la de cataratas. La tumefacción produce ampollas llenas de líquido sobre la superficie de la córnea que pueden romperse, causando dolor y disminuyendo la visión.

La queratopatía ampollar se trata reduciendo la cantidad de líquido en la córnea mediante soluciones salinas o lentes de contacto blandas. En muy raras ocasiones, es preciso hacer un trasplante de córnea.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Queratócono, Salud VisualComments (0)

Artista pinta cómo ven las personas con miopía

Philip Barlow, artista sudafricano, siempre pintó paisajes. No obstante, el la actualidad empezó a interesarse por pintar la realidad como la verían los ojos de alguien que normalmente no sería tomado como ejemplo. En sus obras, Barlow plasma imágenes que se aproximan a la realidad, a excepción del hecho de que se ven borrosas.

Así, el artista intenta retratar cómo ven las personas con algún grado de miopía, jugando con la interacción de la luz en las distintas superficies, en contextos tan rutinarios como lo puede ser una visita a la playa o una caminata por la ciudad. Mira las imágenes:

miopía miopia2 miopia3 miopia4 miopia5

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, LentesComments (0)

Fumar genera problemas visuales a edades más tempranas

Si bien, ya es común escuchar que el consumo de tabaco pone en riesgo nuestro organismo y genera cáncer, también nuestra visión se ve afectada.

La publicidad en la venta de cigarrillos, ha destacado en cada cajetilla por norma, de la advertencia  sobre los riesgos a los que se expone una persona al consumir cigarros.

Lo cierto es que no se sabe que esto también deriva a serios problemas oculares.

Así lo demostró el estudio del Congreso de Wonca en Europa que se efectuó en Málaga, al concluir que un 86% de los adultos desconocen que el tabaco es una causa de problemas a la salud visual.

¿Por qué el tabaco genera problemas visuales?

Esto se debe a que las sustancias toxicas que se liberan en el humo del cigarrillo llegan al torrente sanguíneo, circulan por todo nuestro organismo y llegan a nuestros ojos

La degeneración macular y las cataratas, son males que llegan con el paso de los años, es decir, a medida que vayamos envejeciendo, padeceremos estas patologías. Pero el humo del tabaco, hace que aumentemos la llegada del envejecimiento, porque actúa sobre nuestras células. Así una persona que fuma desde adolescente, experimenta la llegada de estas enfermedades visuales, 5 años más temprano.  

No debes esperar más, hay que promover la prevención, porque están en riesgos todos, quines son fumadores activos y pasivos.

Posted in Datos, Degeneración Macular, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments Off on Fumar genera problemas visuales a edades más tempranas

¿Todos terminaremos siendo miopes?

Según especialistas, distintos factores de la vida moderna están influyendo para que la miopía aumente entre la población. Tanto así, que existe la teoría de que todos podemos ser miopes en algún momento de nuestra vida.

La miopía consiste en una condición en la que el ojo tiene dificultad para enfocar objetos lejanos. Entre las acciones o situaciones que incrementan el riesgo de sufrir este error de refracción, destacan los siguientes:

  • Nivel educativo: distintos estudios han mostrado de forma unánime un vínculo entre los inconvenientes visuales y el nivel de formación educativa de los participantes. Entre todos quienes tenían entre 35 y 84 años, la prevalencia de la miopía de los analizados con educación superior era aproximadamente el doble en comparación con los que solo tenían educación básica.

  • Trabajo enfocando de cerca prolongadamente: esto implica a todas las actividades que exigen pasar grandes lapsos enfocados en un elemento cercano, como el uso de un computador, leer un libro o usar una tablet. Investigaciones han arrojado que el riesgo de padecer miopía se incrementa en un 2% por cada hora semanal que se destina a estas acciones.

  • Vivir en ciudad: una investigación publicada en ‘Clinical and Epidemiologic Research’, asegura que mientras más urbana sea la vida de un niño (etapa donde suele manifestarse la miopía), más probabilidades tendrá de sufrirla. Esto porque la alfabetización requerida en la urbe y las tecnologías exponen a más actividades que pueden ser nocivas para la vista. 

  • No salir de casa: un estudio publicado en la revista ‘Ophtalmology’ en 2008, pasar tiempo expuesto al sol ayuda a que el ojo se proteja de la miopía, aunque el motivo aún no es claro. Sin embargo, los autores sostiene que esto puede relacionarse a la producción de vitamina D, o que también al aire libre el globo ocular no debe hacer esfuerzos para enfocar a una distancia corta.

 

Fuente: elconfidencial.com

Posted in DatosComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==