Ver Categorías
+

Archive | Datos

Cómo detectar y poner solución al astigmatismo

El astigmatismo es una patología que genera una vista borrosa y distorsionada, impidiendo el buen enfoque de los objetos, ya sean lejanos o cercanos (en menor medida). Este problema puede aparecer en personas de todas las edades, derivando en inconvenientes de aprendizaje en el colegio, bajo rendimiento laboral y dificultades en acciones diarias como conducir, ver televisión o cocinar. Descubre cómo detectar y poner solución al astigmatismo.

Algunas de las primeras señales que pueden indicar la presencia de astigmatismo son:

  • Aparición de fatiga visual.

  • Dolores de cabeza por forzar la vista a trabajar ante dispositivos electrónicos o leer.

  • Aumento de deslumbramientos y de halos en los semáforos u otros vehículos al momento de conducir.

Ante estos síntomas, es fundamental acudir a la brevedad donde un oftalmólogo. El profesional de la salud visual determinará el problema a través de distintas pruebas.

Cuando se realice la observación de la imagen, el experto preguntará al paciente la nitidez con la que percibe las líneas que la componen. Un individuo con astigmatismo verá algunas de las líneas borrosas y otras más claras. Por su parte, una persona con la vista normal será capaz de ver todas las líneas con la misma nitidez.

La corrección para este problema puede ser el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik, dependiendo de lo establecido por el oftalmólogo.

La reducción de la agudeza ocular es variable. Si bien en algunos casos es tolerado, el astigmatismo puede ser bastante negativo para la vista, especialmente en los niños, ya que puede causar otros inconvenientes visuales crónicos.

Con frecuencia, el astigmatismo también produce otras manifestaciones menores, como: molestias con la luz potente, enrojecimiento ocular y, siendo menos común, la inflamación crónica de los párpados o visión doble del ojo con astigmatismo.

 

 

 

Posted in Cirugía Refractiva, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La importancia de las lágrimas

Desde una perspectiva física, la relevancia de las lágrimas es evidente. Si no existiera la capacidad de llorar, tendríamos una serie de problemas visuales, incluso para poder ver correctamente.

Los componentes de las lágrimas– como por ejemplo su salinidad – genera que el ojo esté húmedo e hidratado de manera permanente, debido al parpadeo. Este proceso evita que la sequedad incida directamente en los globos oculares.

Elemento emocional

No obstante, las lágrimas también son un elemento emocional, ya que representan el comportamiento humano menos racional y más visceral. Al llorar, se emiten varias emociones, como alegría, tristeza, rabia, dolor, entre varias.

Entonces, las lágrimas brindan información importante sobre la persona. En algunos casos, sin palabras se puede comprender y conocer a los demás, entregando las directrices de cómo se entienden el mundo. Cada individuo se expresa de distintas formas.

La función orgánica de las lágrimas es incomprensible como un colirio natural para los ojos, sin considerar este otro aspecto de las mismas. Llorar, sea cual sea la motivación, incorpora una liberación de emociones y sentimientos, constituyendo una expresión propia del ser humano.

Los expertos indican que, ante una sociedad que cada vez limita más en los aspectos emocionales, las lágrimas pueden actuar como un medio de escape en diversos momentos donde los individuos requieren desahogarse, ya sea por sentimientos negativos o positivos.

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Recomendaciones para la conjuntivitis

Para la conjuntivitis pueden administrarse gotas y antibióticos, pero siempre recetadas por un oftalmólogo. No todas las conjuntivitis se deben a un germen. Por ende, si se sobreutilizan los antibióticos en colirios, llegará a un punto que no harán efecto.

La conjuntivitis es una de las enfermedades del ojo más habituales en niños y adultos. Consiste en una inflamación de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que recubre la zona interior del párpado y el área blanca del globo ocular. La inflamación produce que los vasos sanguíneos sean más visibles, lo que le proporciona al ojo una tonalidad rosada o rojiza.

Si se utilizan lentes de contacto, es importante esperar que la infección desaparezca para volver a usarlos.

Por otra parte, hay que evitar ver la televisión por tiempo prolongado o realizar actividades donde se esfuerce la visión por demasiado tiempo. Esto es para prevenir que los ojos se irriten más.

De la misma forma, y con el mismo fin, hay que utilizar lentes de sol, especialmente para los días ventosos, en donde los ojos se resecan y se agravan los síntomas.

Otro mito urbano es el lavado de los ojos con manzanilla. La creencia popular sostiene que esta acción contribuye a aliviar los síntomas de la conjuntivitis. No obstante, resulta contraproducente, ya que la infusión podría tener resto de polen o polvo de la planta, empeorando la situación visual.

Un menor con conjuntivitis debería mantenerse en su hogar durante todo el proceso que dure la enfermedad. Esto es para evitar que la infección no va a a expandirse.

También es importante no usar productos cosméticos o de belleza si se sufre de esta patología. Estas son sustancias artificiales que pueden agudizar el cuadro. Obviamente, estos artículos tampoco deben ser compartidos bajo ninguna circunstancia.

Por último, se debe asistir a una consulta oftalmológica a la brevedad si surgen vesículas en la piel o el área conjuntival del ojo afectado. También hay que ir si el dolor se intensifica o si la agudeza visual es afectada de manera considerable.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿En qué consiste la opacidad del cristalino?

La opacidad del cristalino es comúnmente llamada catarata. Esta enfermedad impide que la luz entre directamente a la retina y que se formen las imágenes correctamente.

La catarata surge en una estructura natural que tenemos dentro del ojo llamada cristalino, que es un lente natural totalmente transparente que ayuda a enfocar las imágenes hacia la retina.

Los síntomas de una persona con cataratas son: una visión cada vez más pañosa (una especie de neblina) y que todo se pone más opaco, como si faltara luz. Este problema se puede presentar en personas de cualquier edad, sin embargo, es después de los 60 años que generalmente comienza a dificultar la visión.

¿Cuál es el tratamiento a seguir? La catarata se trata solamente con operación y para esto existen varias técnicas, pero al final todas se resumen en extraer este lente y colocar uno artificial. Lo positivo de esta cirugía es que no necesita anestesia general ni hospitalización. La cirugía cuenta con alto nivel de seguridad y bajos índices de complicaciones. El tiempo de recuperación varía de acuerdo al tipo de técnica y cirugía que se practica y variando de tres días a tres semanas.

Existen distintos tipos de catarata:

  • Congénita
  • Traumática
  • Metabólica
  • La medicamentosa
  • La normal por la edad

Existen diversos mitos, por tanto es importante aclara que es falso:

  • Que la catarata duele
  • Que hay que dejarla madurar
  • Que no se requiere cirugía
  • Que existen tratamientos de gotas y vitaminas que eviten la formación de una catarata.

La catarata tiende a confundirse con otras enfermedades como manchas o nubes que puedan aparecer en los ojos, como el pterigión, una telita que crece frente al ojo, no adentro de él, como el caso e la catarata.

Por todo esto recomendamos incrementar los cuidados de la vista con una visita al oftalmólogo para detectar la presencia y la gravedad de una catarata, además de cualquier otro padecimiento que pudiera estar ocasionando una visión borrosa o alguna otra molestia.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Qué es el retinoblastoma

El retinoblastoma se trata de un tumor maligno de la retina que afecta, generalmente, a niños menores de 6 años. La retina es el tejido nervioso que reviste la parte posterior de los ojos y es el encargado de detectar la luz y forma las imágenes.

El tumor se puede situar en uno o en ambos ojos y normalmente no se extiende a otros tejidos o partes del cuerpo.

Se produce una mutación en el gen RB1 (en el cromosoma 13) en una célula de la retina en crecimiento, por lo que crece sin control y se convierte en cáncer. En algunas ocasiones se desarrolla en un niño sin antecedentes familiares, aunque en otras ocasiones la mutación se encuentra presente en varios miembros de la familia: en este caso hay un 50% de posibilidades de que los hijos de la persona afectada tengan también la mutación y alto riesgo de desarrollar un retinoblastoma.

Cuando existe esta anomalía, se aprecia un color blanco en la pupila cuando la luz brilla en el ojo, como en el flash de una cámara fotográfica, por ejemplo. Otras manifestaciones de retinoblastoma pueden ser desviación visual, enrojecimiento o hinchazón de los ojos.

Ante cualquier síntoma de este tipo, es de suma importancia que los padres acudan con el menor lo antes posible a un servicio oftalmológico para conocer las causas.

retinoblastoma

Se necesitan dos mutaciones para destruir el gen RB1 y causar el crecimiento descontrolado de células. Cuando el Retinoblastoma es hereditario, la primera mutación se hereda de uno de los padres y la segunda se produce durante el desarrollo de la retina.

Cuando el Retinoblastoma es esporádico (60% de los casos), ambas mutaciones se producen durante el desarrollo de la retina.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Trastornos comunes que afectan la salud visual

Existe una serie de trastornos comunes que inciden en la salud visual. Estos pueden producir molestias en los ojos y, en los casos más graves, pueden derivar incluso en lesiones irreparables.

Entre los principales trastornos que afectan la salud de los ojos, los expertos consideran a:

– Viento, tabaco y contaminación: Se debe tener precaución con el humo del tabaco, productos contaminantes y la exposición al viento. Este tipo de ambientes puede generar sequedad ocular u ojos rojos. Si no se adoptan los cuidados y se usan gotas vasoconstrictoras sin supervisión médica, pueden surgir daños visuales irreversibles y alergias oculares.

– Parpadear con poca frecuencia: Dejar de parpadear, especialmente en ambientes secos. Un espacio con estas características afecta a la salud visual, siendo las mujeres mayores de 55 años las más comprometidas con este problema.

– Usar los lentes de contacto como un elemento estético: Según su función, no deben utilizarse durante la noche y llevar a cabo una limpieza apropiada, También deben ser cambiados cuando corresponda. El abuso en la utilización de los lentes de contacto puede generar lesiones con daños irreversibles. Asimismo, su uso tampoco debe ser compartido, por el riesgo de contraer infecciones.

– Maquillaje de origen dudoso: La mayor parte de los productos pasan por minuciosos controles, para prevenir reacciones alérgicas y suprimir impurezas. No obstante, los viajes o compras por Internet brindan la posibilidad de conseguir algunos de fabricación artesanal. Estos pueden tener microorganismos nocivos, ya que no pasan por los controles sanitarios necesarios. De la misma forma que los lentes de contacto, el maquillaje no debe compartirse.

– Abuso de pantallas digitales: Ya sean computadores, teléfonos móviles o tablets, es imprescindible realizar pausas en su uso (por ejemplo, los expertos aconsejan descansar 5 minutos cada media hora). El parpadeo constante y enfocar objetos lejanos cada cierto tiempo también son medidas necesarias.

– Descuido de protección solar: La utilización de gafas para el sol ayuda a prevenir las llamadas conjuntivitis actínicas por una exposición prolongada a condiciones de extrema luminosidad o de nieve, que derivan en fotofobia, dolor e incapacidad de abrir los párpados. Las consecuencias más graves son las lesiones al mirar eclipses sin protección, que implican daños en la retina.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Retina, Salud VisualComments (0)

El otoño podría traer irritación y sequedad ocular en tus ojos

En otoño el ambiente se oscurece, llega el frío, la lluvia y, aparentemente, no estamos expuestos tanto al sol como en verano. Sin embargo, en esta estación también debemos de cuidar nuestros ojos.

Someterse a controles oculares periódicos es de suma importancia para cuidar tus ojos. En muchas ocasiones, se piensa que solamente se debe asistir a un oftalmólogo cuando hay un problema visual, sin considerar que algunos de estos inconvenientes pueden prevenirse.

Si bien en el otoño los ojos no están totalmente expuestos al sol, en esta estación también es primordial cuidarlos. La afección más común de esta época es la sequedad visual, un trastorno que se genera en la superficie de la córnea y la conjuntiva como consecuencia de la carencia de producción de lágrimas o por su mala calidad.

Las principales manifestaciones del síndrome de ojo seco son irritación, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño en el interior del ojo o arenilla. La fatiga, lagrimeo y pesadez en los párpados también son síntomas.

Un ojo mal lubricado puede derivar en molestias oculares y lesiones en la córnea o conjuntiva. En este sentido, es fundamental el diagnóstico y tratamiento precoz para prevenir daños mayores. Las lágrimas artificiales y pomadas lubricantes pueden ser efectivas, ya que contribuyen a hidratar la superficie ocular. No obstante, estas deben ser recetadas por un oftalmólogo.

¿Por qué aparece sequedad ocular en otoño?

La sequedad ocular surge en otoño e invierno producto de factores ambientales asociados a espacios con alta evaporación. De esta forma, la calefacción o el viento son clásicos detonadores de este trastorno. Otro de los inconvenientes es que en otoño se habita en ambientes cerrados, con estufas o artefactos de aire acondicionado, que ayudan al desarrollo de la sequedad visual y la irritación.

El otoño también se asocia al retorno al trabajo o colegio, actividades que implican estar con la mirada fija y expuestas a pantallas digitales. Así, en esta estación también son habituales afecciones como la vista cansada o borrosa.

 

 

Posted in DatosComments (0)

Caminar una hora al día ayuda a tener ojos sanos

Realizar deporte, una dieta mediterránea, caminar al menos una hora al día y asistir a un control oftalmológico periódico son algunas recomendaciones de los expertos para mantener unos ojos sanos.

Los casos de miopía alta son bastante comunes en las consultas oftalmológicas, especialmente en pacientes diabéticos.

En personas diabéticas con un mal control de la enfermedad, se producen lesiones visuales prontamente, pudiendo llegar de forma rápida a la ceguera. De esta manera, pacientes de 30 a 40 años de edad pueden presentar una visión bastante baja.

La situación se genera porque el estrés de la rutina diaria no permite una buena alimentación y no se realiza ejercicio. La vida, cada vez más sedentaria, va acompañada con la comida rápida y muchas grasas, que empeoran la diabetes, la hipercolesterolemia y, por ende, a la salud visual. Comer a horas que no corresponden también es un factor, así como ir a todos los sitios en vehículo o transporte público.

Fumar y beber también son acciones que inciden negativamente en la salud ocular, ya que estos hábitos generan lesiones en la retina.

En personas diabéticas, es aconsejable asistir al oftalmólogo inmediatamente cuando se diagnostica la patología. Posteriormente, se necesitan controles una vez al año. Sin embargo, si ya existen lesiones en los ojos, el especialista requerirá revisiones con más frecuencia. En el caso de los niños, son revisados por un pediatra y, si nota algún problema, son derivados al oftalmólogo.

En muchas ocasiones, pacientes descubren que son diabéticos cuando van al control oftalmológico, ya que comienzan a perder la vista.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Abuso en uso de gotas oculares genera daños

Evitar la automedicación es algo que está a tu alcance. A diario convivimos con factores ambientales que nos hacen enrojecer nuestros ojos o también podemos ser más sensibles y presentar ese rojo antiestético constantemente y con facilidad.

La solución no es aplicarse gotas. Esta es una solución parche, que te hace dependiente de su uso, donde luego rebotas y vuelves a tener el efecto que habías eliminado. Si haz escuchado que todo en exceso es malo. Es precisamente lo que ocurre en el caso de las gotas artificiales o blanqueadoras.

Ten en cuenta que existen gotas con preservantes, que generan reacciones alérgicas y que si bien, te calman, después viene el ataque nuevamente.

Es mejor evitar daños y problemas , ya que el problema sencillo que puedes tener, con una automedicación irresponsable y descontrolada, puede generarte nuevos problemas en tus ojos.

Existe lo que se llama el efecto rebote. Cuando pretendes ocultar el rojo del ojo, sueles hacer uso de gotas y estas contienen nafazolina. La cura a tu problema resulta eficiente pero si lo haces más de dos veces al día y sigues constantemente, no te extrañes si tus venas se ponen rojas, porque estarías ante la presencia de una vasoconstricción: Sensación de ardor, venas inflamadas y como consecuencia, persistencia del color rojo.

Esto es importante ya que la mayoría de las personas desconocen que las gotas contienen análogos de esteroides que son en otras palabras, desinflamatorios como la dexametasona, lo que puede ocasionar glaucoma.

Además si estás embarazada, eres alérgico, estás consumiendo medicamentos o estás en estados delicados de salud, debes tener aún más ojo para cuidar de tu visión.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Alimentos que ayudan a combatir el glaucoma

El glaucoma es una enfermedad silenciosa de la vista. La mayor parte de las personas que pasan por esta enfermedad, ni siquiera notan que la visión va disminuyendo diariamente. Esta situación se debe a que los daños del nervio óptico se van dando de manera gradual. Ante esto, es importante conocer los alimentos que ayudan a combatir el glaucoma.

Al padecer de glaucoma, se debe tener en cuenta el tipo de alimentación que se lleva, ya que algunos alimentos pueden mejorar el estado del organismo para combatir esta patología. Entre estos grupos, tenemos frutas, verduras, nueces, granos enteros y semillas.

Las frutas son una gran fuente de vitamina C. Las frutas cítricas como las naranjas, uvas, limones y limas son un ejemplo de estos productos. Asimismo, la col y betarraga también pueden entregar a las personas con glaucoma los nutrientes como la vitamina A, B y C, beneficiosas para contrarrestar esta afección. Por otra parte, estos alimentos brindan calcio, proteína que en muchas ocasiones presentan un déficit en los pacientes.

Para incrementar los índices de vitamina E, se aconseja el consumo de aceites vegetales, presentes en cereales y mantequilla. Los productos como el zapallo, apio, pepinos y espinaca pueden contribuir a aumentar la existencia de compuestos como la zeaxantina y luteína, relevantes para la mejora de la salud de la vista.

Productos dañinos en el glaucoma

Si bien la ciencia avanza de forma permanente y para frenar el glaucoma se requiere de procedimientos quirúrgicos, también se han logrado detectar los productos que son dañinos y que ayudan al desarrollo de esta enfermedad.

La cafeína es una de las sustancias de las que, definitivamente, se debe prescindir. Esta genera una estimulación en los vasoconstrictoras, incrementando la presión arterial y flujo sanguíneo del globo ocular, empeorando esta afección.

El tabaco, la cerveza y el té pueden producir la misma presión en el ojo, Asimismo, entre otras medidas, se aconseja evitar el estrés, buscando relajación en actividades recreativas y no exponer los ojos excesivamente a la televisión.

Por último, recuerda visitar a un oftalmólogo una vez al año, al menos. Esta acción permitirá detectar alguna posible patología, pudiendo aplicar un tratamiento apropiado a tiempo.

Posted in Datos, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==