El 90% de los casos de ceguera por glaucoma pueden evitarse

La detección temprana podría evitar el 90% de los casos de ceguera generados por el glaucoma, según información entregada por la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) de España. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que esta condición afecta a más de 60 millones de personas en todo el planeta, siendo una de las principales causas de ceguera.

Al ser una afección asintomática, hace que más de la mitad de quienes la sufren no esté conscientes de la situación.

La mayor incidencia del glaucoma surge desde los 40 años de edad, incidiendo a un 2,1 de personas entre los 50 y 59 años; a un 2,3% entre 60 y 69; y a un 3,5% en los mayores de 70.

El glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa, que se caracteriza por el daño en el nervio óptico debido a una intolerancia a la presión intraocular, la que puede estar incrementada o, inclusive, estar en niveles normales.

El desgaste progresivo de las fibras del nervio óptico deriva en la pérdida del campo visual y, en los diagnósticos más severos, a la ceguera. No se puede prevenir el surgimiento del glaucoma y, ya que los síntomas aparecen en fases avanzadas, la detección suele ser tarde.

No obstante, hay un tratamiento para frenar su avance y reducir la pérdida de la vista. Por este motivo, se requiere asistir a revisiones oftalmológicas de forma frecuenta, sobre todo quienes son proclives a padecer glaucoma: pacientes con antecedentes familiares, diabéticos, personas con miopía alta y todos los individuos mayores de 50 años de edad.

Considerando que el año generado por el glaucoma no puede revertirse, mientras antes se aplique un tratamiento oportuno, habrán mejores resultados. Si bien no existe una cura, sí puede frenarse su avance a través de la disminución y control de la presión intraocular.

En el siguiente video puedes apreciar cómo el glaucoma va progresando y afectando el campo visual.

Posted in GlaucomaComments (0)

Que el invierno no haga sufrir a tus ojos

Tres condiciones oftalmológicas amenazan nuestra visión en los días de invierno. Se trata de la conjuntivitis, queratitis y el ojo seco. Conoce de qué se trata cada una.

Los cambios climáticos del invierno contribuyen a las alteraciones oculares, generando un incorrecto funcionamiento de los ojos. Una de estas enfermedades es la conjuntivitis, que consiste en una infección de la membrana que tapiza el ojo y los párpados por el interior. Los síntomas son enrojecimiento, lagrimeo excesivo, secreciones y la sensación de un cuerpo extraño en el globo ocular. De no ser tratada, puede producir serios inconvenientes en la visión.

Como medida de prevención, es fundamental lavarse las manos constantemente y evitar frotarse los ojos.

Por otra parte, durante esta estación muchas personas disfrutan de los deportes de nieve. Sin embargo, podrían carecer de los instrumentos y la preparación, derivando en trastornos visuales. Así puede aparecer la queratitis o “ceguera de la nieve”, que causa pequeñas ulceraciones en la córnea debido a una gran exposición a los rayos ultravioletas. Esta enfermedad es bastante habitual en personas que esquían sin lentes protectores.

La última afección oftalmológica que prolifera en invierno es el ojo seco, que consiste en la baja calidad o carencia de lágrimas. Su desarrollo implica lagrimeo, sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo, picazón, ardor, enrojecimiento y fotofobia.

Aunque se vincula con la vejez, a la administración de algunos fármacos, la menopausia y enfermedades como la artritis, la época invernal influye en el sentido que buscamos sitios calefaccionados para protegernos del frío, con lo que incrementamos la sequedad ambiental. Esto deriva en que los síntomas del ojo seco se agravan por la falta de humedad y lubricación.

Los negativos efectos de esta enfermedad se pueden revertir a través de lágrimas artificiales y la utilización de anteojos envolventes con filtro ultravioleta.

Consulta a tu oftalmólogo

Si experimentas alguno de los síntomas descritos, es de suma importancia que acudes a la brevedad a una consulta oftalmológica. El especialista será el encargado de determinar un tratamiento acorde a la enfermedad y su gravedad.

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

¿Por qué el Omega 3 es bueno para la visión?

Nuestro organismo no puede crear ácidos grasos esenciales como el omega-3, por lo que consumirlo no solo beneficia el funcionamiento del cuerpo, sino que también entrega múltiples ventajas a la salud visual.Una investigación asegura que una dieta rica en estos ácidos grasos podría contribuir a prevenir la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), causa fundamental de ceguera en mayores de 50 años de edad.

La degeneración macular asociada a la edad consiste en una enfermedad degenerativa de la retina, que provoca una pérdida de la visión central, dejando solamente la visión periférica.

En un ratón con DMAE, expertos del National Eye Institute, en Estados Unidos, detectaron que una alimentación abundante en ácidos grasos omega-3 puede retrasar el avance de las lesiones. Asimismo, estos ácidos grasos se vincularon también con mejorías en ciertos de estos inconvenientes.

Los investigadores afirmaron a la revista American Journal of Pathology que las conclusiones vistas en los ratones concuerdan con los análisis epidemiológicos acerca de la disminución de riesgo de DMAE debido a la ingesta de los ácidos grasos omega-3 de cadena larga.

Los ácidos grasos omega-3, específicamente el DHA, juegan un rol de suma importancia en la capa de células nerviosas de la retina. Incluso, un trabajo publicado en la revista Archives of Ophthalmology en 2008 ya había arrojado que una dieta rica en este ácido graso podría disminuir las probabilidades de DMAE hasta un 38%.

La Alliance explica que, aunque cerca de 25 a 30 millones de personas sufren de DMAE en todo el planeta, el conocimiento de esta patología es bajo. Los científicos del National Eye Institute, liderados por el doctor Chi-Chao Chan, determinaron que los ratones que fueron alimentados con abundantes cantidades de ácidos grasos omega-3 exhibieron un desarrollo más lento en sus lesiones de la retina, en contraste con los animales que tuvieron una dieta pobre en omega-3.

Incluso, algunos ratones del conjunto con la dieta rica en el ácido graso tuvieron algún grado de reversión en las lesiones generadas por la enfermedad.

Alimentos con omega-3

Los aceites vegetales, mariscos, pescados, la yema del huevo y frutos secos, así como las semillas de chía, linaza y salvia, son algunos de los alimentos ricos en los ácidos grasos omega-3.

Foto: dietaonline.ru

Posted in Degeneración Macular, Retina, Salud VisualComments (0)

Las ventajas de los alimentos antioxidantes en tus ojos

A través de la alimentación puedes beneficiar o dañar la salud de distintos órganos y el ojo también se ve afectado. Por este motivo, es importante saber qué alimentos son saludables, pero también cuáles son los más dañinos.

Existe una relación entre la alimentación y la prevención de enfermedades como la degeneración macular, el glaucoma, la fotofobia, la retinopatía diabética y las cataratas. Concretamente, los productos abundantes en carotenoides, que son pigmentos naturales presentes en algunos tipos de frutas y verduras, contribuyen a la prevención de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), según una investigación publicada por la revista especializada “ Ophthalmic and Physiological Optics”.

La zeaxantina y la luteína son los carotenoides fundamentales hallados en la retina y la mácula. La primera puede encontrarse en el melón, el mango, la papaya y la naranja. Por su parte, el maiz brinda la mayor cantidad de luteína y zeaxantina en conjunto. Asimismo, las verduras de hoja verde, como la espinica y el brócoli, también son una excelente fuente de estos suplementos.

Los alimentos ricos en luteína, xantina, retinol y vitamina A, nutrientes también positivos para la salud de los ojos, son todos los que poseen colores rojos, anaranjados e inclusive amarillos. Los que tengan una tonalidad verde oscura también caen en esta categoría.

Según los autores del estudio, el trabajo deja en evidencia que la dieta básica debe poseer cantidades abundantes de verduras y frutas frescas para asegurar una buena salud, ingiriendo varios de los antioxidantes requeridos para la prevención de algunas enfermedades oculares.

Alimentos que perjudican la visión

Los ojos reciben oxígeno, energía y nutrientes mediante el torrente sanguíneo. Si la sangre contiene toxinas, la circulación de esta se dificulta, llegando una menor cantidad de nutrientes a los globos oculares. Por ende, ciertos alimentos que perjudican al cuerpo también desgastan la salud visual.

En ese sentido, el azúcar refinado no posee nutrientes esenciales, obligando al organismo a utilizar sus propias reservas de minerales y vitaminas. Asimismo, modifica los niveles de azúcar en la sangre, debilitando al sistema visual, al igual que ocurre con la diabetes. Otros alimentos perjudiciales para la visión son los cereales y harinas refinados, así como las grasas trans.

Posted in Degeneración Macular, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Cinco formas de combatir el ojo seco

Muchas veces los ojos arden, pican y parecen tener arenilla. Estos son los síntomas más comunes del ojo seco. La buena noticia es que existe una serie de medidas que puede ayudar a combatir esta situación.

Según el sitio norteamericano “Clínica Cleveland” se produce el ojo seco cuando los ojos no producen sufrientes lágrimas o estas no son de buena calidad.

Las recomendaciones son:

  • Uso de lágrimas artificiales se pueden comprar sin receta médico, pero la recomendación es que tu oftalmólogo te recomiende las más adecuadas según tu caso.
  • Sumar pescados o semillas de lino en la dieta: los ácidos grasos omega 3 son saludables para el corazón y también pueden actuar como defensa para el ojo seco.
  • No exponer directamente al aire acondicionado: el aire que llega a tu cara puede secar de forma significativa tus ojos. En casa, los ventiladores o sistemas de aire acondicionado pueden tener el mismo efecto.
  • Visitar el oftalmólogo: es importantes visitar al oftalmólogo con frecuencia para ver qué puede estar ovacionando molestias. El chequeo oftalmológico es clave para descartar problemas.
  • Ver una posible intervención: si el médico lo considera necesario es posible que se necesite cerrar los conductos que drenan las lágrimas de los ojos. Este procedimiento no es doloroso e implica inserta un tapón en el drenaje de las lágrimas.

 

ojo-seco-blog

Posted in LentesComments (0)

¿Por qué la cirugía ocular Lasik es una alternativa segura a los lentes ópticos?

Recientemente, en la ciudad de Beijing se reunieron el Dr. Iris Zhou y el Dr. Peter Xie, del Aier Intech Eye Hospital Beijing, para hablar sobre la cirugía Lasik, un tratamiento cada vez más popular en el mundo. Estas fueron algunas de las interrogantes que respondieron:

¿Cuál es el procedimiento para el tratamiento ocular con Lasik?

Lasik es el nombre común de cirugía de ojos. Los pacientes son sometidos a una serie de exámenes antes de la cirugía para evaluar si son candidatos a realizarse Lasik,  al cabo de unas horas o al dia siguiente la visión del paciente será restaurada y por lo general se puede volver a la normalidad. El tiempo de recuperación depende por completo de la persona y al tipo de cirugía a la cual se somete.

La cirugía Lasik tiene múltiples beneficios. Entre ellos podemos mencionar el que solo necesita una pequeña incisión mínimamente invasiva, lo que asegura la protección del tejido sano, lo que aumenta la comodidad inmediatamente y asegura un proceso de curación más rápido, el procedimiento tarda alrededor de los 10 minutos y el tiempo de recuperación es mínimo. Perfecto para aquellas personas que necesitan volver rápidamente a sus actividades normales.

¿Por qué recomendarías tratamiento ocular con Lasik?

La cirugía Lasik ofrece una solución más viable a largo plazo, sin embargo la mayoría de los pacientes prefieren como primera opción los lentes ópticos , ya que son baratos y fácil de usar. En las ciudades grandes como Beijing factores como el clima seco, la contaminación del aire  y mala calidad del agua hacen a los pacientes más propensos a infecciones en los ojos al usar lentes de contacto, que puede ser complicado tratar.

¿Cuáles son los riesgos involucrados?

La cirugía Lasik casi nunca experimenta complicaciones, se realizan diferentes tipos de pruebas previas a la cirugía para determinar el curso más adecuado al tratamiento. Es por esto que podemos decir que es un tratamiento seguro, además es menos invasivo.

¿Cuáles son los beneficios generales?

Cerca del 97% al 100% de las veces , los pacientes tendrán una visión 20/20 sin complicaciones, la cirugía Lasik restaura totalmente la visión por lo que ya no será necesario que utilice lentes ópticos.

 

Fuente: www.cityweekend.com

Posted in Cirugía/Tratamiento, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Qué es un Entropión?

El Entropión es una alteración en la forma de los párpados que puede causar molestias por el contacto de las pestañas con la córnea o la conjuntiva. Esta afección también puede causar molestias estéticas y solo la cirugía figura como solución para esta condición.

La patología puede ser hereditaria o generada por la debilidad de los tejidos de los párpados ocasionados por la edad. No obstante, habitualmente es causada por un espasmo o el debilitamiento de los músculos que circundan la parte inferior del ojo. En los bebés, casi nunca causa problemas, ya que sus pestañas son muy suaves y no lesionan la córnea con facilidad.

Si la inversión es hacia fuera es denominado ectropión y si la inversión es hacia adentro se denomina entropión. El entropión suele ser el causante de las lesiones conjuntivo-cornéales, por el contacto con las pestañas.

Los síntomas de esta condición se manifiestan en disminución de la visión si la córnea está lesionada, lagrimeo excesivo, dolor o molestia en los ojos, Irritación en los ojos y enrojecimiento. El médico generalmente puede diagnosticar esta afección al examinar los párpados y, por lo general, no se requieren exámenes especiales.

Como tratamiento las lágrimas artificiales pueden evitar que el ojo se reseque y pueden ayudarle a que se sienta mejor, por otra parte la cirugía para corregir la posición de los párpados por lo general funciona bien. El pronóstico generalmente es bueno si la afección se trata antes de que se presente daño al ojo.

La mayoría de los casos de entropión no se pueden prevenir, pero el tratamiento reduce el riesgo de que se presenten complicaciones. Acuda al médico si tiene ojos rojos después de visitar un área donde se presenta tracoma (norte de África o el sur de Asia).

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

La córnea: Enfermedades que pueden afectarla

La córnea es la parte frontal transparente del ojo que cubre el iris, la pupila y la cámara anterior. Junto con la cámara anterior y el cristalino, refracta la luz y es responsable de dos terceras partes de la potencia total del ojo y ayuda a proteger el ojo de gérmenes, polvo y otros materiales dañinos. En los humanos, el poder refractivo de la córnea es de aproximadamente 43 dioptrías.

 Las enfermedades de la córnea son variadas y pueden causar dolor y pérdida de la visión. Entre ellas podemos encontrar errores de refracción, alergias, infecciones, lesiones, distrofias (condición en que algunas partes de la córnea pierden transparencia debido a la acumulación de material turbio).  El tratamiento de las enfermedades de la córnea incluye medicinas, trasplante y cirugía láser.

 Queratitis punteada superficial

Esta  enfermedad consiste en que las células de la superficie de la córnea mueren a causa de una infección vírica o bacteriana, sequedad de los ojos, exposición a los rayos UV (luz solar, lámparas solares o arcos de soldadura), la irritación por el uso prolongado de lentes de contacto o una reacción alérgica. También puede ser el efecto secundario de la administración de vidarabina.

Se siente dolor en los ojos, que se tornan llorosos, sensibles a la luz e inyectados de sangre, y la visión puede ser ligeramente borrosa. Cuando los rayos ultravioleta causan esta enfermedad, los síntomas generalmente no aparecen hasta al cabo de varias horas y duran unos días. Cuando un virus provoca este proceso, el ganglio linfático que se encuentra delante de la oreja puede estar inflamado y doloroso.

Casi todas las personas que padecen esta enfermedad se recuperan por completo. Cuando la causa es un virus, no se necesita ningún tratamiento y la recuperación suele completarse en 3 semanas. Cuando la causa es una infección bacteriana, se recurre a los antibióticos y cuando es debida a la sequedad de los ojos o los rayos UV, se aplica un tratamiento con pomadas y lágrimas artificiales.

 Úlcera de la córnea (úlcera corneal)

Esta condición es una perforación de la córnea, generalmente debida a una infección provocada por bacterias, hongos, virus o la Acanthamoeba. En otras ocasiones, es consecuencia de una herida. Cuando los párpados no se cierran correctamente para proteger el ojo y humedecer la córnea, pueden aparecer úlceras debidas a la sequedad y la irritación.

Las bacterias (en general los estafilococos) pueden infectar y ulcerar la córnea cuando el ojo ha sufrido una herida, haya entrado en él un cuerpo extraño o esté irritado por las lentes de contacto. Los hongos pueden causar úlceras de crecimiento lento. En muy raras ocasiones, la deficiencia de vitamina A o de proteínas puede producir una ulceración de la córnea.

Las UC producen dolor, sensibilidad a la luz y una mayor secreción de lágrimas. Puede aparecer un punto blanco amarillento de pus. En ciertos casos, las úlceras aparecen sobre toda la córnea y pueden penetrar en profundidad y cierta cantidad de pus puede acumularse además detrás de la córnea. Cuanto más profunda es la úlcera, más graves son los síntomas y las complicaciones.

Las úlceras de la córnea pueden cerrarse con un tratamiento, pero pueden dejar como secuelas un material turbio y fibroso que causa cicatrización e impide la visión. Otras complicaciones incluyen las infecciones persistentes, la perforación de la córnea, el desplazamiento del iris y la destrucción del ojo.

Infección por herpes simple

La manifestación inicial de la infección corneal por herpes puede parecer una infección bacteriana leve porque los ojos están ligeramente doloridos, llorosos, rojos y sensibles a la luz. La inflamación de la córnea nubla la visión. Sin embargo, la infección por herpes no responde a los antibióticos, como haría una infección bacteriana, y suele empeorar cada vez más.

Con mayor frecuencia, la infección produce solo ligeros cambios en la córnea y desaparece sin tratamiento. En muy raras ocasiones, el virus penetra profundamente en la córnea, destruyendo su superficie. La infección puede ser recurrente, dañando aún más la superficie de la córnea. El virus del herpes simple también puede provocar un incremento en el crecimiento de los vasos sanguíneos, empeoramiento de la visión o pérdida total de la misma.

El médico puede recetar un fármaco antivírico como la trifluridina, la vidarabina o la idoxuridina, que en general se recetan en forma de pomada o solución que se aplica sobre el ojo varias veces al día. A veces, para contribuir a acelerar la curación, el oftalmólogo tiene que raspar suavemente la córnea con un bastoncito con punta de algodón para eliminar las células muertas y las dañadas.

Infección por herpes zoster

El herpes zoster es un virus que crece en los nervios y puede diseminarse por la piel, provocando lesiones muy típicas. Esta enfermedad no necesariamente afecta al ojo, incluso aparece en la cara y la frente. Pero si la división oftálmica del quinto nervio craneal (nervio trigeminal) resulta infectada, esta infección probablemente se extienda hacia el ojo.

Esta infección produce dolor, enrojecimiento e hinchazón de los párpados. Una córnea infectada puede hincharse, resultar gravemente dañada y desarrollar cicatrices. Las complicaciones más comunes de la infección corneal incluyen el glaucoma permanente y la falta de sensibilidad cuando se toca la córnea.

Cuando el herpes zoster infecta la cara y amenaza el ojo, el tratamiento precoz con aciclovir administrado en forma oral durante 7 días reduce el riesgo de complicaciones oculares. Los corticosteroides, generalmente en forma de gotas, también pueden resultar de gran ayuda. Las gotas de atropina suelen utilizarse con frecuencia para mantener la pupila dilatada y ayudar a evitar que aumente la presión ocular.

Queratitis ulcerativa periférica

 Esta enfermedad consiste en una inflamación y ulceración de la córnea que suele aparecer en personas que padecen enfermedades del tejido conectivo como la artritis reumatoide. Esta condición empeora la visión, aumenta la sensibilidad a la luz y produce la sensación de que un cuerpo extraño está atrapado en el ojo.

Entre las personas que padecen artritis reumatoide y queratitis ulcerativa periférica, alrededor del 40% mueren tras 10 años de la aparición de la queratitis ulcerativa periférica, a menos que se sometan a un tratamiento. Los tratamientos con medicamentos que inhiben el sistema inmunitario reducen el índice de mortalidad a un 8 por ciento en 10 años.

 Queratomalacia

La queratomalacia (xeroftalmía, queratitis xerótica) es una enfermedad en la que la córnea se seca y se vuelve opaca debido a una deficiencia de vitamina A, proteínas y calorías en la dieta. La superficie de la córnea muere y pueden aparecer úlceras e infecciones bacterianas. Las glándulas lagrimales y la conjuntiva también se ven afectadas, lo que deriva en una inadecuada producción de lágrimas y sequedad de los ojos.

La ceguera nocturna (visión muy deficiente en la oscuridad) puede desarrollarse debido a una deficiencia de vitamina A. Las gotas o pomadas con antibiótico pueden ayudar a curar las infecciones, pero es aún más importante corregir la falta de vitamina A con suplementos vitamínicos o bien solucionar la desnutrición con una dieta enriquecida o con suplementos.

Queratocono

 El queratocono es un cambio gradual de la forma de la córnea, que acaba pareciéndose a un cono. La enfermedad comienza entre los 10 y los 20 años. Uno o ambos ojos pueden verse afectados, lo que produce grandes cambios en la visión y exige frecuentes cambios en la prescripción de gafas o lentes de contacto.

Los lentes de contacto suelen corregir los problemas de visión mejor que las gafas, pero a veces el cambio de la forma de la córnea es tan intenso que las lentes de contacto no pueden ser utilizadas o bien no consiguen corregir la visión. En casos extremos, puede ser necesario realizar un trasplante de córnea.

Queratopatía ampollar

La queratopatía ampollar es una tumefacción de la córnea que aparece con más frecuencia en los ancianos. En casos excepcionales, la queratopatía ampollar tiene lugar tras una cirugía de los ojos, como la de cataratas. La tumefacción produce ampollas llenas de líquido sobre la superficie de la córnea que pueden romperse, causando dolor y disminuyendo la visión.

La queratopatía ampollar se trata reduciendo la cantidad de líquido en la córnea mediante soluciones salinas o lentes de contacto blandas. En muy raras ocasiones, es preciso hacer un trasplante de córnea.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Queratócono, Salud VisualComments (0)

Artista pinta cómo ven las personas con miopía

Philip Barlow, artista sudafricano, siempre pintó paisajes. No obstante, el la actualidad empezó a interesarse por pintar la realidad como la verían los ojos de alguien que normalmente no sería tomado como ejemplo. En sus obras, Barlow plasma imágenes que se aproximan a la realidad, a excepción del hecho de que se ven borrosas.

Así, el artista intenta retratar cómo ven las personas con algún grado de miopía, jugando con la interacción de la luz en las distintas superficies, en contextos tan rutinarios como lo puede ser una visita a la playa o una caminata por la ciudad. Mira las imágenes:

miopía miopia2 miopia3 miopia4 miopia5

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, LentesComments (0)

¿Todos tendremos presbicia en algún momento de nuestras vidas?

La presbicia, que consiste en un error de refracción que dificulta la visión de cerca, ocurre porque el cristalino pierde potencia, mientras que el músculo ciliar disminuye elasticidad. Como resultado, el ojo reduce su capacidad de acomodación, descendiendo también la capacidad para leer de cerca y ver nítidamente los objetos próximos a nuestros ojos.

Esta condición está asociada a la edad, manifestándose generalmente a los 40 años.

Los afectados más comunes son:

  • Mayores de 40 años: desde este rango etario se comenzarán a presentar rasgos de esta patología.
  • Mayores de 50 años: el 100% de las personas se ven afectadas.
  • Hipermétropes: quienes padezcan este trastorno visual tienen predisposición a presentar presbicia, sobre todo si nunca han tratado su error refractivo.

Si se padece presbicia, se necesitará luz más brillante para ver de noche. Asimismo, al leer las palabras se verán más borrosas. En algunos casos es posible experimentar dolor, fatiga y dolor de cabeza, como resultado del esfuerzo adicional al que se somenten los ojos.

Tratamiento

Es posible controlar la condición con corrección óptica. Sin embargo, lentes intraoculares reemplazan la falta de enfoque del cristalino y permiten ver bien en todas las distancias sin tener que usar anteojos.

Estos lentes también se pueden usar en personas operadas de cataratas. Por otra parte, la técnica Lasik es otro método de corrección.

 

Posted in Cirugía Refractiva, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ob21lX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDU3PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDEwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ltYWdlX3NpbmdsZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbG9nbzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEyLXN2LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX21hbnVhbDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9zdXBwb3J0L3RoZW1lLWRvY3VtZW50YXRpb24vZ2F6ZXR0ZS1lZGl0aW9uLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X2Nhcm91c2VsPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Nob3dfdmlkZW88L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3NpbmdsZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSAxODA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAyNTA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190YWJzPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHYXpldHRlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6MTA6e2k6MDtzOjU3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGciO2k6MTtzOjgzOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMS1IZWFkZXJfQmxvZ19TYWx1ZF9hX2xhX1Zpc3RhLmpwZyI7aToyO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLXVsdHJhX25vdl9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTozO3M6ODE6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzktdWx0cmFfb2N0dWJyZV9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmpwZyI7aTo0O3M6Njc6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtc2FsdXNhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NTtzOjY2OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LWxvZ29fMDAxXygyKS5qcGciO2k6NjtzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6NztzOjc1OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LWxvZ29fc2FsdWRfYV9sYV92aXN0YS5qcGciO2k6ODtzOjU4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWxvZ28uanBnIjtpOjk7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1sb2dvLmpwZyI7fTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3ZpZGVvX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48L3VsPg==