Tag Archive | "problemas visuales"

Consejos útiles para proteger los ojos de la irritación provocada por la contaminación


Debido al desarrollo industrial del último tiempo, la contaminación ha aumentado radicalmente y afectado a las personas de muchas maneras, en particular a los ancianos y niños generando irritabilidad en los ojos y múltiples problemas respiratorios.

La contaminación atmosférica es básicamente la combinación de sustancias naturales y artificiales que se encuentran en el aire que respiramos y que no solo afecta a los seres humanos, sino también a plantas y animales. Puede causar problemas al corazón e incluso enfermedades respiratorias crónicas, incluyendo el asma.

Puede que no seamos conscientes que la contaminación del aire a estado afectando gravemente nuestros ojos y visión. El aire contaminado puede aumentar el riesgo de problemas oculares, que van desde una simple irritación y ardor hasta alergias severas e incluso en casos más graves cáncer. Los síntomas comunes son en su mayoría enrojecimiento, picazón y sensación de ardor, lagrimeo excesivo y conjuntivitis.

Los estudios también han demostrado que la contaminación en el aire puede aumentar la aparición del síndrome del ojo seco. Una condición crónica en la que los ojos no producen la cantidad necesaria de lágrimas para mantener los ojos lubricados. La falta de humedad en los ojos provoca irritación y picazón. Acá te daremos algunos consejos que puedes seguir para minimizar el riesgo de infecciones oculares:

  • Es aconsejable usar lentes con protección UV mientras estás al aire libre.
  • Beber mucho líquido para mantenerse hidratado, si no tienes la suficiente agua en el cuerpo, no serás capaz de producir la cantidad de lágrimas suficientes para mantener el ojo húmedo.
  • Si es necesario, utiliza gotas para lubricar los ojos artificialmente, obviamente recetadas por un médico especialista.
  • El humo del cigarro causa irritación y contribuye a la sequedad del ojo.
  • Instale un filtro de aire de alta calidad para mantener los contaminantes del aire fuera de su entorno.

Siguiendo estos simples consejos, podrás disminuir los riesgos de contraer alguna enfermedad ocular ocasionada por la contaminación.

 

 

Fuente: www.indiatimes.com

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Diabetes multiplica probabilidades de sufrir ceguera


La retinopatía diabética puede ocasionar el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, provocando una visión borrosa que, con el pasar de los años, lleva al deterioro total de la vista.

La retinopatía diabética, la enfermedad ocular más común entre los pacientes con diabetes, ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina. A veces, estos vasos pueden hincharse y dejar escapar fluidos, o inclusive taparse completamente. En otros casos, nuevos vasos sanguíneos anormales crecen en la superficie de la retina causando esta enfermedad.

La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en los estadounidenses en edad productiva. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo de padecer esta afección.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos. Las personas con retinopatía diabética a menudo no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. Pero a medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en muchos casos no puede ser revertida. Existen dos etapas de la retinopatía diabética:

  1. La no proliferativa se presenta primero.
  2. La proliferativa es más grave y avanzada.

Prevención y tratamientos
La mejor forma de evitar la retinopatía diabética consiste en controlar la diabetes y mantener la presión arterial a niveles normales. Las personas diabéticas deberían someterse a exámenes visuales anuales cinco años después de que se les diagnostique la diabetes, para que el tratamiento necesario pueda comenzarse de manera precoz y así se salve la visión.

El tratamiento consiste en la fotocoagulación por láser, en la que un rayo láser se aplica sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Este tratamiento es indoloro porque la retina percibe las sensaciones dolorosas.

Si la hemorragia de los vasos dañados ha sido grande, puede ser necesario recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo (un procedimiento llamado vitrectomía). La visión mejora tras la vitrectomía y el humor vítreo es gradualmente reemplazado.

Otros problemas que se pueden presentar

  • Cataratas: opacidad del cristalino del ojo
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo, que puede llevar a ceguera
  • Edema macular: visión borrosa debida a que se filtra líquido hacia el área de la retina que suministra la visión aguda central
  • Desprendimiento de retina: la cicatrización puede provocar que parte de la retina se salga de la parte posterior del globo ocular.

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Riesgo de desprendimiento de retina en diabéticos con miopía


Visitar frecuentemente al oftalmólogo es recomendable para diabéticos, adultos mayores o quienes padecen de miopía, porque estos tres factores son coadyuvantes para el desprendimiento de retina.

El desprendimiento de retina por diabetes es una condición nociva para la visión, en la cual los vasos sanguíneos dentro de la retina son dañados por los altos niveles de azúcar asociados a esta enfermedad.

La visión de destellos de luz o de “moscas volando” son datos que la mayoría de los pacientes refieren y son característicos de fases iniciales del desprendimiento; las personas ven una especie de cortina que se desplaza y obstruye el campo visual.

El desprendimiento de retina en adultos jóvenes y mayores, se diagnostica en fases avanzadas debido a que tienden a subestimar los datos clínicos iniciales.

Síntomas

  • Destellos de luz brillante, especialmente en la visión periférica
  • Visión borrosa
  • Moscas volantes en el ojo
  • Sombras o ceguera en una parte del campo visual de un ojo

Diagnóstico y tratamiento
Diagnóstico: Se establece a partir de la exploración visual del fondo del ojo, que se lleva a cabo después de haber dilatado la pupila con ayuda de un colirio. Permite determinar la localización del desprendimiento y buscar, en la periferia de la retina, las roturas de la continuidad de los tejidos (desgarros o agujeros), que son las responsables.

Tratamiento: Siempre es quirúrgico. Consiste en reparar las lesiones de la retina responsables del desprendimiento, cerrarlas mediante una presión sobre el ojo y restaurar la adherencia entre las membranas, con la aplicación de frío a través de la esclerótica.
En algunos casos, es preciso extirpar el humor vítreo. Esta intervención requiere una hospitalización de una semana, aproximadamente.
Existe el riesgo de recaída y de afectación del otro ojo, por lo que es preciso efectuar un control posterior muy riguroso.

Prevención
Use anteojos protectores para prevenir traumatismo en los ojos y controle su glucemia cuidadosamente si tiene diabetes. Visite al oftalmólogo al menos una vez al año, en especial si tiene factores de riesgo para que se presente un desprendimiento de retina.

Posted in Cirugía/Tratamiento, Retina, Salud VisualComments (0)

Cinco mitos acerca de tus ojos y cómo mantenerlos sanos


La escuela de medicina de la Universidad de Harvard, elaboró un listado de 5 mitos acerca de tus ojos y cómo mantenerlos sanos. Acá te mencionamos de qué se tratan:

Mito: Realizar ejercicios oculares retrasará la necesidad de utilizar lentes ópticos.

Hecho: Realizar ejercicios oculares no va a mejorar ni reducirá la necesidad de utilizar lentes ópticos. La salud visual depende de muchos factores, entre ellos, la forma del ojo y la salud de los tejidos del ojo, ninguno de los cuales mejora o altera de forma significativa realizando ejercicios oculares.

Mito: Leer con poca luz empeorará tu visión.

Hecho: La poca iluminación no daña la vista. Sin embargo, Cansarás tus ojos con mayor rapidez. Es ideal  tener una lámpara de escritorio con tono opaco apuntando directamente al material de lectura.

Mito: Las zanahorias son el mejor alimento para tus ojos.

Hecho: Las zanahorias contienen vitamina A, que las hace ser muy buenas para nuestros ojos. Sin embargo, los frutos secos y los vegetales con hojas verdes, contienen vitaminas antioxidantes como la C y E, que son aún mejores ya que pueden proteger tus ojos contra las cataratas y la degeneración macular vinculada a la edad.

Mito: Es mejor no utilizar lentes ópticos o de contacto por tiempos prolongados.

Hecho: Si usted necesita lentes ópticos o de contacto para la distancia o la lectura, el no uso de ellos hará que fuerce aún más la vista y terminar provocando una fatiga ocular. Además que el uso lentes ópticos o de contacto no empeorará tu vista ni provocará enfermedades oculares.

Mito: Mirar la pantalla del computador por tiempos prolongados es malo para los ojos.

Hecho: El uso del computador no daña tus ojos. Sin embargo, mirar la pantalla del computador todo el dia puede contribuir a la fatiga visual.  El motivo es que las personas, al pasar largas horas frente a una pantalla del computador, tienden a no parpadear. Esto provoca resequedad en el ojo. Para ayudar a prevenir la fatiga visual, debes ajustar la iluminación para no crear brillos ni reflejos en las pantallas, descansar los ojos por al menos 20 segundos cada 20 minutos y parpadear periódicamente para mantener los ojos bien lubricados.

 

Fuente: www.dailyherald.com

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

El glaucoma afecta mayormente a quienes padecen miopía


Se cree que las personas que padecen miopía pueden ser más propensas a sufrir de glaucoma, una condición que causa ceguera. Más de 2 millones de estadounidenses mayores de 40 años padecen esta enfermedad ocular, que cada vez es más costosa de tratar.

La doctora Barbara Klein, de la Universidad de Wisconsin-Madison, afirma que “una conclusión sería que las personas miopes deberían realizarse exámenes oftalmológicos habituales“.

Hay múltiples métodos de tratar esta enfermedad, entre ellas fármacos y cirugía. Sin embargo ninguno devuelve la visión. Esto es debido a que el glaucoma es un conjunto de trastornos oculares que dañan el nervio óptico generando pérdida de la vista.

Un estudio, publicado en la revista Ophthalmology, se concentró en la forma más común de la enfermedad, haciendo la relación entre la miopía y el glaucoma de “ángulo abierto”. El equipo de Nomdo Jansonius, del Centro Médico de la Universidad de Groninga, en Holanda, combinó datos de 11 estudios publicados sobre decenas de miles de pacientes.

Los autores encontraron que 9 de cada 10 personas miopes eran más propensas a desarrollar glaucoma de ángulo abierto. Además, los resultados demostraron que la miopía y el glaucoma suelen aparecer simultáneamente, no que uno cause al otro.

“Los resultados son, de algún modo, generales”, dijo la científica, y no aplicables sólo a un grupo poblacional.

La Academia Estadounidense de Oftalmología llegó a la conclusión de que es necesario hacerse controles oculares habituales desde los 40 años. Respecto a los afroamericanos,  se habla incluso de comenzar antes, con controles cada tres a cinco años, debido al alto riesgo que tienen de desarrollar esta condición.

 

 

Posted in Enfermedades, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Por qué visitar al oftalmólogo de manera regular debiese ser tu prioridad


Muchas personas creen que por el hecho de ver bien su vista se encuentra en perfectas condiciones, pero los chequeos regulares son esenciales para proteger la visión, e incluso la salud en general.

El examen periódico a la vista debería estar en el primer lugar en la lista de tus prioridades, ya que no solo es necesario que tengas problemas a la vista para chequear que todo esté bien. Existen millones de personas que admiten no realizarse pruebas regulares a la vista, Un chequeo periódico no solo previene problemas a la visión, sino que también se pueden detectar problemas de la salud en general.

Una investigación realizada por Specsavers y el Real Instituto Nacional de Ciegos (RNIB, por sus siglas en inglés) del Reino Unido encontró que 13,8 millones de personas en este país no se realizan un chequeo a la vista cada 2 años, según recomiendan los optometristas.

De los encuestados que dijeron que no se realizaban chequeos periódicos a la vista cada   2 años, el 30% dijo que esto era porque no sentían nada malo en sus ojos, mientras que el 29% sostuvo que simplemente no tiene tiempo para realizarla.

En especial  a las personas que cuentan con prescripciones existentes, se insta a tener examen a la vista cada 2 años. El uso de recetas equivocadas podría causar molestos problemas, incluyendo mareos y dolores de cabeza.

Es importante ser conscientes del cuidado de nuestros ojos. Tener una buena visión no asegura necesariamente que sus ojos están completamente sanos, y la única manera de descartar cualquier complicación es tener chequeos regulares.

Cualquiera fuese la edad, los chequeos regulares a la vista aseguran una salud ocular protegida, tanto ahora como en el futuro.

El examen a la vista es algo más que solo comprobar que el paciente ve bien. Las pruebas también pueden detectar una variedad de condiciones de salud que, si no se tratan, pueden llegar a ser más grave.

El Dr. Nigel Best, portavoz de la clínica Specsavers, dijo: “Un examen ocular de rutina no sólo ayuda a detectar cualquier problema con su visión, sino que también puede comprobar si hay más problemas de salud en general y una amplia gama de condiciones que pueden conducir a la pérdida de visión si no se trata a tiempo. Increíblemente, casi la mitad de los casos de pérdida de visión se puede prevenir”, concluye.

 

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Parásitos que pueden habitar en tus lentes de contacto


Si usas lentes de contacto, esta información te podría ser de ayuda. Si bien los lentes de contacto son muy útiles, al mismo tiempo requieren un cuidado que no todos están dispuestos a tener.

Este objeto está pegado a tu ojo, una de las zonas más sensibles y vulnerables del cuerpo. Es obvio que cualquier descuido puede dañarlo, pero no limpiar los lentes es simplemente muy peligroso. ¿La razón? Unas amebas que parasitan tus ojos.

La Acanthamoeba es un parásito que vive en el agua que sale de la llave, los ríos, arroyos, piscinas y duchas. Esta prácticamente en todos lados. Esta ameba se alimenta de las bacterias en la córnea, y los más expuestos a ellas quienes usan lentes de contacto.

Al comienzo causan dolor, y aunque los casos de infección no son tantos, la cura es dolorosa. Consiste en un lavado de ojo realizado por un oftalmólogo, a veces es necesario realizar un trasplante de córnea. En el peor de los casos, si el parásito está muy adentro del ojo, el paciente perderá la vista.

Para reconocer este parásito debemos tener en cuenta que causa dolor, picazón, visión borrosa y sensibilidad a la luz. Claro que para confirmar si realmente se está infectado hay que consultar con un médico.

A veces ocurre porque se lava el estuche con agua del grifo o bien al ducharse. Hay que tener en cuenta que el espacio entre el ojo y el lente es donde vive la ameba, y si tienes los lentes de contacto puestos por demasiado tiempo existe la posibilidad de que se llene de habitantes indeseados.

Un caso que salió a la luz es el de una chica taiwanesa que no se quitó los lentes por 6 meses, y las amebas se comieron sus ojos. En este período el oxígeno faltó en este espacio, lastimando el tejido epitelial y creando heridas donde surgieron bacterias, alimento ideal para la ameba.

Este es un caso extremo, pero realmente es posible que un parásito se instale en tu ojo si no lavas bien el estuche y los lentes, y además los usas por algún tiempo sin quitarlos.

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo prevenir la conjuntivitis este verano


La conjuntivitis es una enfermedad oftalmológica que se presenta con mayor frecuencia durante la época de verano. En esta temporada existe un aumento del número de casos de conjuntivitis virales y alérgicas, originadas por el incremento de la temperatura.

Esta consiste en una inflamación de la conjuntiva, generalmente causada por virus, bacterias o una alergia. La conjuntiva puede resultar inflamada debido a una reacción alérgica al polvo, el moho, la caspa animal o el polen, y puede verse irritada por la acción del viento, el polvo, el humo y otras clases de agentes que producen polución del aire. También puede sufrir irritación debido a un resfriado común o un brote de sarampión. La luz ultravioleta de una soldadura eléctrica de arco, una lámpara solar o incluso la intensa luz solar reflejada en la nieve pueden irritar la conjuntiva.

Según los expertos, cuando la membrana que cubre el interior de los párpados y la zona posterior del ojo se inflama, tenemos como resultado una conjuntivitis.

Las causas de la inflamación son variadas, dando lugar a diversos tipos de conjuntivitis, aunque existen síntomas comunes:

  • Enrojecimiento y lagrimeo del ojo.

  • Sensación de ardor en los párpados.

  • Sensación de un cuerpo extraño en el ojo.

  • Molestias, dolor, insomnio.

Otras causas de conjuntivitis:

  • Un traumatismo, o la penetración en el ojo de un cuerpo extraño.

  • Una mala higiene de las lentes de contacto.

  • La exposición prolongada a otras fuentes de luz, como los rayos X o los rayos ultravioleta (conjuntivitis actínica).

Prevención:
Una buena higiene puede ayudar a prevenir la propagación de la conjuntivitis:

  • Cambiar las fundas de las almohadas con frecuencia.

  • No compartir los cosméticos para los ojos y cámbielos regularmente.

  • Manipular y limpie los lentes de contacto apropiadamente.

  • Evitar tocarse los ojos con las manos.

  • Lavarse la manos con frecuencia.

Las personas afectadas por esta dolencia necesitan tratamiento médico para evitar complicaciones. En tal sentido, un estudio destacó que el 80% de las personas que no reciben tratamiento oportuno presentan alguna complicación como queratitis (inflamación e infección de la córnea) o úlceras corneales.

Cuidados para mejorar la conjuntivitis

Además de seguir el plan de tratamiento oftalmológico, se pueden tomar medidas de cuidados personales para mejorar la conjuntivitis, incluyendo:

  • No usar lentes de contacto.

  • Descansar los ojos de trabajo de la computadora o la lectura intensa si sus ojos se sienten incómodos.

  • Usar lágrimas artificiales varias veces al día para lavar los alérgenos.

  • Utilizar compresas frías sobre los ojos para aliviar la picazón.

  • Aplicarr compresas tibias y húmedas en los párpados para reducir la formación de costras.

Posted in Datos, Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Sacar corchos inadecuadamente puede ocasionar la ceguera


Las botellas de champaña calientes y las técnicas inadecuadas para sacar el corcho causan graves lesiones de los ojos con posible ceguera todos los años, según la Academia Americana de Oftalmología . Las botellas de champaña contienen un nivel de presión de hasta 40 kilogramos por pulgada cuadrada, mayor que la presión dentro de una llanta de auto típica.

Uno de los accidentes más comunes que ocurren para la noche de año nuevo, son las lesiones que afectan a los ojos, comúnmente causadas por estallido de un corcho dirigido directamente a esa delicada zona. Cada año hay que lamentar heridos en el órgano de la visión que contribuyen a poblar las urgencias nocturnas de los hospitales y clínicas.

Las diversas lesiones oculares graves de fin de año
Los percances con los corchos de champaña pueden conducir a una variedad de graves lesiones de los ojos, incluyendo:

  • Ruptura de la pared del ojo.
  • Glaucoma agudo.
  • Desprendimiento retinal.
  • Sangrado ocular.
  • Dislocación del lente cristalino .
  • Daños a la estructura ósea del ojo.

Estas lesiones en ocasiones requieren cirugías urgentes como puntos de la pared del ojo o reparación de la estructura orbital e incluso puede conducir a la ceguera del ojo afectado.

“Cuando el corcho de champaña vuela, realmente usted no tiene tiempo de reaccionar o proteger sus ojos delicados“, dijo la Dra. Monica L. Monica, oftalmóloga y vocera de la Academia Americana de Oftalmología, agregando además que, los corchos de champaña que salen descontrolados pueden conducir a dolorosas lesiones de ojo y a la devastadora pérdida de la vista.

Consejos para abrir una botella de champaña
Para disfrutar una celebración segura, siga las simples recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología acerca de cómo abrir adecuadamente una botella de champaña:

  • Enfríe el vino espumante y la champaña a 5°C, o menos, antes de abrir. El corcho de una botella caliente tiene mayores probabilidades de saltar inesperadamente.
  • No sacuda la botella. Sacudir la botella aumenta la velocidad de salida del corcho de la botella de ese modo aumenta las posibilidades de una lesión de ojo grave.
  • Apunte la botella en un ángulo de 45 grados lejos de usted y los espectadores y sostenga el corcho hacia abajo con la palma de su mano mientras retira la cubierta de alambre de la botella.
  • Coloque una toalla sobre toda la parte superior de la botella y sostenga el corcho.
  • Gire la botella mientras sostiene el corcho en un ángulo de 45 grados para romper el sello.
  • Contrarreste la fuerza del corcho utilizando presión hacia abajo mientras el corcho se dispara de la botella.

En el caso de ocurrir un accidente de este tipo, se debe aplicar una protección y concurrir urgente en busca de atención médica.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La hipertensión ocular favorece la aparición del glaucoma


Este silencioso problema ocular contribuye al desarrollo del glaucoma, una de las principales causas de ceguera. Por esto, se recomiendan revisiones oftalmológicas periódicas.

La hipertensión ocular consiste en que la presión intraocular (dentro del ojo) tiene un nivel más alto que el habitual. Con esta anomalía, la presión del ojo es de más 21 mm Hg (milímetros de mercurio), mientras que el rango normal va desde 10 hasta 21 mm Hg.

Esta alta presión no se considera una afección por sí misma, sino que es un concepto usado para catalogar a los pacientes que deberían someterse a revisiones oftalmológicas de manera más frecuente que el resto de las personas, ya que poseen una mayor propensión a desarrollar glaucoma, una de las principales causas de ceguera irreversible a nivel mundial.

Causas de la hipertensión ocular

Este problema se origina por un desequilibrio entre la generación y el drenaje del  humor acuoso, que corresponde al líquido del ojo. Mientras la producción de fluido no se contiene, éste no puede drenarse porque los canales encargados de esta labor tienen un funcionamiento incorrecto. El exceso de líquido dentro del ojo deriva en un incremento de la presión.

Un ejemplo gráfico de esta situación es inflar un globo con agua. Mientras más agua contenga el interior del globo, mayor es la presión. Así como el globo se reventaría conteniendo el exceso del agua, el nervio óptico del globo ocular podría dañarse debido a esta presión.

¿Quiénes tienen riesgo de padecer hipertensión ocular?

Ciertos estudios indican que las mujeres podrían tener mayores probabilidades de padecer hipertensión ocular, sobre todo después de la menopausia. No obstante, las investigaciones en la materia también detectaron que los hombres que sufren esta descompensación tienen más riesgo de llegar a desarrollar glaucoma.

Por otra parte, la presión intraocular se incrementa gradualmente con el avance de la edad, así como la propensión al glaucoma. Superar los 40 años ya se supone un riesgo para la aparición de estos dos problemas visuales.

Síntomas de la hipertensión ocular

En la mayoría de los casos, los pacientes que padecen hipertensión ocular no presentan ningún síntoma. Por este motivo, y especialmente sobre los 40 años, es de suma importancia asistir a chequeos periódicos con un oftalmólogo, para detectar a tiempo alguna irregularidad.

Tratamiento para la hipertensión ocular

Ante esta complicación, el especialista podría recetarle fármacos para disminuir la presión intraocular. Es relevante seguir las instrucciones del oftalmólogo en cuanto a la dosis pertinente y la frecuencia de consumo. De administrar los medicamentos de manera inadecuada, el problema podría avanzar y favorecer el desarrollo del glaucoma.

Posted in Glaucoma, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=