Tag Archive | "oftalmólogo"

Descubre qué es el ORVR: Oclusión de rama venosa de la retina


La ORVR es una enfermedad que afecta directamente a la retina. Esta es la membrana interior del ojo que recibe las impresiones luminosas que son transmitidas al cerebro, cubre la coroides hasta el iris y está formada esencialmente por expansiones del nervio óptico. Es alimentada por flujos de sangre que proporcionan los nutrientes y el oxígeno que las células nerviosas necesitan.

Cuando hay una obstrucción en las venas que van hacia la retina, una oclusión de rama venosa de la retina puede ocurrir. La ORVR se produce por diversos motivos, el más común es la aterosclerosis (endurecimiento de las venas), donde las venas se engrosan,  cruzan y ejercen presión sobre una vena de la retina.

La diabetes y la hipertensión también pueden provocar esta condición, así como otras afecciones del ojo, como glaucoma, edema macular o hemorragia vítrea. Cuando las venas se bloquean las células nerviosas del ojo pueden morir. El riesgo de este trastorno  aumenta con la edad, afectando mayoritariamente a los adultos mayores.

La pérdida súbita total o parcial de la visión, o la falta de claridad en esta son los principales síntomas de la ORVR. La mayoría de las personas recuperan la vista después de un ORVR, sin embargo rara vez la visión vuelve a ser la misma. No hay ninguna manera de neutralizar o destapar el bloqueo.

Los tratamientos para controlar esta condición pueden ser a través de correcciones con láser, o la inyección de fármacos. Ambos tratamientos tienen como finalidad detener el crecimiento vascular para liberar la presión que se ejerce en la retina.

La ORVR es un síntoma de enfermedad vascular, es por eso que las medidas empleadas para prevenir otras enfermedades vasculares pueden disminuir el riesgo de sufrir esta enfermedad. Los principales métodos de prevención consisten en dietas bajas en grasas, ejercicio de manera regular, mantener un peso ideal y no fumar.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿Qué debo consultar en la visita al oftalmólogo?


En la actualidad, el paciente tiene un rol fundamental en el cuidado de su salud. Por ende, en lo que refiere a la protección visual, es de suma importancia tener una correcta comunicación con el oftalmólogo. Hazle una serie de preguntas para conocer totalmente el estado de tu visión.

Al asistir a la consulta oftalmológica, debes hacerle preguntas tales como:

– ¿Cuál es el diagnóstico?

– ¿Qué generó el problema?

– ¿Cómo puede tratarse?

– ¿Cómo la patología afecta a la visión en el presente y en el futuro?

– ¿Tengo que fijarme en algún síntoma específico?

– ¿Hay que modificar mi estilo de vida?

En cuanto al tratamiento para la enfermedad diagnosticada, se debe consultar:

– ¿Qué tratamiento es el más adecuado?

– ¿Cuándo comenzará y cuánto tiempo durará el tratamiento?

– ¿Cuáles son sus ventajas y probabilidades de éxito?

– ¿Existen riesgos o efectos secundarios con este tratamiento?

– ¿Existe algún alimento o fármaco del que deba prescindir para seguir el tratamiento?

– Si el tratamiento incorpora medicamentos, ¿qué se hace cuando olvido una dosis?

Si no se tienen todas las respuestas del oftalmólogo, es importante continuar consultándole hasta comprender todo lo requerido. Si es necesario, puedes tomar nota o pedirle a otra persona acompañante que haga esta tarea. Una grabadora también puede ayudar para recordar toda la conversación.

Para elegir a un oftalmólogo

Si no se tiene un oftalmólogo de cabecera, amigos o familiares pueden brindarte su experiencia con especialistas o sobre centros de salud visual a los que ellos asistieron. Asimismo, tu médico general o de otra especialidad también puede recomendarte algún oftalmólogo que tenga consulta cerca de tu área de residencia.

Por último, tienes la posibilidad de llamar a la asociación oftalmológica u optométrica de tu localidad. En estas instituciones pueden brindarte referencias de profesionales que se desempeñen cerca de tu domicilio.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Con qué frecuencia debes visitar al oftalmólogo según tu edad


Los chequeos oftalmológicos deben hacerse con periodicidad para evitar enfermedades o anomalías visuales. La edad determina, en parte, la frecuencia de las consultas. También se debe recordar que, ante cada molestia o dudas, se debe asistir a la brevedad donde un especialista.

Aunque no se padezca ninguna enfermedad visual, es aconsejable someterse a revisiones periódicas de la visión regularmente. Los expertos de la Clínica Baviera, en España, señalan que la periodicidad de estos chequeos va a depender de la edad del paciente. Sin embargo, ante cualquier manifestación anómala, se debe asistir inmediatamente donde el oftalmólogo.

Durante los primeros días o semanas después del nacimiento, el oftalmólogo debe realizar el primer control visual, con el objetivo de descartar problemas o enfermedades congénitas de la visión.

Posteriormente, hasta los 4 años de edad, los chequeos de rutina serán llevados a cabo por el pediatra. Sin embargo, cuando existen antecedentes familiares de patologías oculares o si al menor se le diagnostica alguna afección- como el ojo vago, estrabismo u otra enfermedad- es aconsejable que la visita al oftalmólogo se realice a la brevedad.

Luego, a los 4 años se debe hacer la primera revisión visual completa por el experto. Desde esta edad hasta los 18 años, la regularidad será bianual. Solamente en los casos en que deban chequearse anomalías visuales, estos controles van a ser una vez al año.

Revisiones visuales en la adultez

Entre los 18 y 40 años de edad, los especialistas recomiendan asustur al oftalmólogo una vez cada cinco años. No obstante, si se sufre algún inconveniente como cambios en la vista, dolor, manchas, destellos, ojos que lagrimean o cualquier síntoma fuera de lo común, se debe acudir donde el experto de manera inmediata.

Ya en una edad más adulta, entre los 41 y 65 años, empieza a desarrollarse la presbicia o vista cansada. Asimismo, hay mayores probabilidades de sufrir hipertensión ocular, así como otras patologías que afectan a este sistema. Por este motivo, muchos pacientes comienzan a utilizar anteojos. En esta etapa, los especialistas sugieren ir al médico con la frecuencia de 2 a 4 años.

Por último, las personas mayores de 65 años pueden padecer enfermedades que necesitan una revisión y monitoreo más rigurosos. Entre estas patologías, tenemos el glaucoma, problemas de retina y cataratas, entre varios. Entonces, se aconseja asistir al oftalmólogo cada 1 ó 2 años.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Las principales enfermedades oculares que afectan a los niños


Ha comenzado un nuevo período escolar y éste resulta una buena instancia para reconocer los problemas de visión que los niños pueden presentar. Patologías como estrabismo, miopía o astigmatismo pueden pasar por alto en los niños. Detectarlas a temprana edad es fundamental para tratarlas de manera adecuada y evitar su desarrollo.

Tener unos ojos y una vista saludable es una parte fundamental del desarrollo de un niño. Los ojos de su hijo deben someterse a revisiones periódicas, ya que muchos problemas de vista y enfermedades oculares se pueden detectar y tratar muy temprano en la vida de un niño.

Al respecto, el doctor Guillermo Barriga Salaverry, Oftalmólogo, explicó que los indicadores más frecuentes de un problema visual en los menores son el parpadeo frecuente y la sensibilidad ante la luz.

Problemas de la vista más frecuentes
Hay diversos trastornos oculares y problemas de la vista que pueden afectar a los niños. La mayor parte de ellos se pueden detectar en las revisiones de la vista mediante pruebas de detección. Entre los problemas más frecuentes, se encuentran los siguientes:

  • La ambliopía: consiste en tener una vista deficiente en un ojo aparentemente normal. Dos causas frecuentes de este trastorno son el estrabismo (o bizquera) y una diferencia en el error de refracción entre ambos ojos. Si no se trata, la ambliopía puede ocasionar pérdidas de vista irreversible en el ojo afectado. (La “programación” cerebral acaba ignorando las señales procedentes del ojo afectado.) La mejor edad para tratar la ambliopía es el período preescolar.
  • El estrabismo: es una alineación incorrecta de los ojos, donde estos se orientan hacia dentro, hacia fuera, hacia arriba o hacia abajo. Si solo hay un ojo crónicamente desalineado, es posible que la ambliopía se desarrolle exclusivamente en ese ojo. Si se detecta de forma precoz, se puede tratar cubriendo el ojo que tiene una alineación correcta, lo cual obliga al ojo desalineado a funcionar con normalidad. Las intervenciones quirúrgicas o el uso de anteojos especiales también pueden ayudar a corregir la desalineación ocular.
  • Errores de refracción: implican que la forma del ojo no refracta la luz (cambia su dirección) correctamente, de modo que las imágenes se perciben borrosas. Los errores de refracción también pueden provocar ambliopía. El tipo más común de error de refracción en los niños en edad escolar es la miopía; otros tipos son la hipermetropía y el astigmatismo.
  • La miopía: consiste en ver de forma deficiente los objetos distantes o lejanos y generalmente se trata con anteojos o lentes de contacto.
  • La hipemetropía: consiste en ver de forma deficiente los objetos cercanos y generalmente se trata con anteojos o lentes de contacto.
  • El astigmatismo: es una imperfección en la curvatura de la superficie anterior del ojo; en el caso de que provoque vista borrosa u otras molestias, se suele tratar con anteojos.

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Signos y Síntomas de posibles problemas oculares


Hay muchas señales que pueden indicar que existe algún problema en los ojos o en la visión, ante ellos se debe consultar un oftalmólogo u oculista para controlarlo o solucionarlo

La atención dedicada al aspecto físico, los cambios de comportamiento y las quejas de su hijo pueden ayudar a la detección y el tratamiento precoz de los trastornos oculares.

Aprende a distinguir las señales de una visión deficiente y a cuidar la salud de tus ojos.

Hay algunos síntomas o signos que nos pueden indicar que existen problemas en la visión y con ello problemas de aprendizaje y autoestima.

Entre los que hay que tomar en cuenta están:

  • Visión borrosa
  • Visión doble
  • La bizquera
  • Los ojos que se vuelven hacia adentro y hacia afuera y que no enfocan
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Hinchazón de los ojos
  • Ojos sensibles a la luz
  • Ojos protuberantes
  • Lagrimeo excesivo
  • Secreción de los ojos
  • Estrabismo
  • Tamaño anormal de los ojos
  • Párpados caídos

Mientras tanto, es bueno saber que puedes adoptar algunos hábitos que te ayudarán a conservar la salud de tus ojos. Entre ellos:

  • Usa gafas o lentes de sol.
  • Mantén la presión arterial, el colesterol y el nivel de azúcar bajo control.
  • Consume alimentos ricos en antioxidantes, como los vegetales de hoja verde.
  • Limita la cantidad de alcohol que consumes (si bebes bebidas alcohólicas) y no fumes.

Además, recuerda hacerte chequeos regulares con un especialista, porque las enfermedades del ojo no siempre dan síntomas, pero si las detectas a tiempo podrás tomar los cuidados necesarios más pronto y así evitarás complicaciones.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Que es el desprendimiento posterior de vitreo?


El vítreo es un líquido gelatinoso compuesto por células, por acido hialurónico, por fibras colágenas y por agua y con el paso de la edad esta sustancia se hace más líquida, lo que provoca que a veces que se separe de la retina.

El vítreo es un líquido gelatinoso y transparente que esta adherido a la retina, ocupando el espacio comprendido entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino. Esta sustancia es traslúcida, lo que permite que la luz llegue a la retina, a la vez que da la forma de glóbulo ocular.

Con la edad esta sustancia se hace mas líquida, lo que en ocasiones provoca que se separe de forma espontánea de la retina. Es lo que se denomina desprendimiento vítreo posterior, hallazgo muy frecuente sobretodo en mayores de 65 años.

Se trata de un proceso benigno que solo excepcionalmente se asocia o puede evolucionar hacia un desprendimiento de retina o acompañares de una hemorragia vítrea. Es por ello que todo paciente con desprendimiento vítreo debería ser valorado por un oftalmólogo que descarte estas lesiones. En caso de que existiesen se requerirá tratamiento quirúrgico precoz para reparar estas lesiones.

¿Que notamos cuando se desprende el vitreo?
Aparecen lo que llamamos los cuerpos flotantes, que en realidad son sangre, celulas y fibras colágenas.

Los pacientes lo ven como si fueran telarañas, hilos o moscas. Viene acompañado también acompañado con visión borrosa y destellos de luz, que suelen producirse mas en el lado temporal del ojo.

Los cuerpos flotantes pueden persistir indefinidamente o bien ir disminuyendo poco a poco con el tiempo.

Factores de riesgo.
Los factores de riesgo son el envejecimiento, la miopía, traumatismos oculares o procesos inflamatorios.

Epidemiológicamente, pueden ir aumentando con la edad.

Se da habitualmente entre las sexta y la octava década de la vida, puede afectar a todas las razas y a ambos sexos.

Tratamiento
En la actualidad no existen medidas terapéuticas que eviten este proceso, que no suele requerir ningún tratamiento aunque sí una evaluación oftalmológica inicial.

No obstante si una persona que ha tenido o tiene manchas flotantes durante años, nota un aumento repentino en el tamaño o la cantidad de las manchas, o una repentina aparición de destellos de luz (fotopsias) debería ser valorado por un oftalmólogo que descarte lesión retiniana.

 

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

A los ojos también les sube la presión


La elevada presión intraocular ocurre cuando el sistema de drenaje del ojo se tapa, impidiendo la salida de fluido. Eso aumenta la presión dentro del ojo, lo que causa el daño progresivo del nervio óptico, que es el “cable” que une al ojo con el cerebro.

Las cifras son preocupantes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  4,5 millones de personas han quedado ciegas a causa del glaucoma. La gravedad de esta patología está dada en que no se evidencia con síntomas y puede provocar la pérdida de visión en forma repentina.

Se estima que el mal afecta al 3,4% de la población en Chile y que el 2% de las personas mayores de 40 años la padece, porcentaje que asciende al 5% a partir de los 70 años.

Glaucoma
Es una enfermedad del ojo que se define como una enfermedad del nervio óptico. Uno de los principales factores que pueden inducir a un glaucoma es una presión intraocular alta, aunque no hay ningún límite de presión ocular por encima del cual se desarrolle el glaucoma; mientras que una persona con una presión relativamente baja puede tener daños en el nervio óptico, otra con una presión ocular alta durante años puede no llegar a tener daños en toda su vida.

Un glaucoma sin tratar conduce a un daño irreversible del nervio óptico, con destrucción del mismo y con la consecuente pérdida del campo de visión, y puede convertirse en una ceguera parcial o total.

Los síntomas y características de la enfermedad serán puestos de relieve en la Semana Mundial del Glaucoma que se celebrará entre el 10 y el 16 de marzo.

Diagnóstico Oportuno
Los tratamientos actuales -fármacos, láser o diferentes tipos de cirugía (trabeculectomía, esclerectomía profunda no perforante o válvulas)- consiguen reducir la presión ocular y frenan el avance de la enfermedad, pero no permiten recuperar la visión perdida.

El doctor Aguayo precisa que el diagnóstico oportuno es la mejor manera de controlar el progreso de la enfermedad.

“Si bien el daño que se va produciendo es irreversible, un 90% de la ceguera que provoca el glaucoma podría evitarse mediante la detección temprana y el tratamiento oportuno”, señala.

La OMS y la Sociedad Chilena de Oftalmología recomiendan a todas las personas mayores de 40 años hacerse un control oftalmológico periódico para descartar la posibilidad de padecerlo.

Posted in Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Videojuegos para leer mejor


Una nueva investigación, liderada por expertos de la Universidad de Padua (Italia), muestra cómo 12 horas de videojuegos de acción –en los que el jugador debe usar su velocidad, destreza y tiempo de reacción– optimizan las habilidades de lectura. Y todo, sin ningún tipo de formación ortográfica o fonológica.

Para gran disgusto de los padres que piensan que sus hijos deben pasar menos tiempo jugando a videojuegos y estudiar más, el tiempo dedicado a estos juegos puede conseguir que los niños disléxicos lean mejor.

El equipo de la Universidad de Padua, en Italia, publicó una investigación en la que se muestra como los juegos de video pueden contribuir en la mejora de capacidad de lectura de niños con dislexia, este mal que afecta la habilidad lingüística de quien lo padece.

Dislexia
Los científicos tomaron niños con dislexia de entre 7 y 13 años y los dividieron en dos grupos: En el primero jugaron 9 sesiones de 80 minutos de Rayman Raving Rabbids (un juego infantil de desafíos varios), mientras que el segundo solo se entretuvo en una actividad más bien plácida y tranquila. Después de esto, los niños llevaron a cabo una prueba de lectura y de atención, en la cual los mejor puntuados ?que leyeron con mayor velocidad y precisión? fueron quienes estuvieron con el videojuego.

Asimismo, los investigadores encontraron que los niños que jugaron por 12 horas un videojuego de acción experimentaron una mejora mucho más significativa en su capacidad de lectura, que hubieran conseguido en un año de leer normalmente, es decir, sin que los videojuegos formaran parte de su vida cotidiana.

El equipo de Padua sostiene que los videojuegos de acción perfeccionan rápidamente la atención visual de sus usuarios y les enseña a extraer información crítica de su entorno—dos habilidades cruciales para la lectura.

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La miopía infantil empeora en invierno


Investigadores de la Universidad Sun Yat-sen en Guangzhou (China) han descubierto que la exposición a luz solar puede reducir la progresión de la miopía lo que, por contra, haría que en invierno se agrave esta deficiencia visual.

Los niños con miopía, uno de los trastornos visuales más frecuentes en la infancia, tienen un ojo más largo de lo normal, lo que hace que no sean capaces de enfocar bien los objetos cuando están lejos y los vean borrosos.

Un ensayo clínico elaborado por investigadores de la Universidad Sun Yat-sen, en China, ha analizado los cambios en la capacidad visual de 200 niños daneses de entre 8 y 14 años, y han elegido este país por la enorme diferencia de horas de luz solar entre las estaciones, pasando de 18 en verano a apenas 7 en invierno.

Los investigadores analizaron los cambios tanto en la capacidad de los niños para ver como en la forma de sus ojos. De este modo, durante los seis meses con menos luz al día la miopía progresó en 0,32 dioptrías de media, mientras que en los meses más soleados de verano el deterioro fue de 0,28 dioptrías de media.

Lo que no hizo el estudio fue analizar la relación entre las horas que un niño pasa jugando al aire libre y el avance de esta patología, algo que ya ha demostrado ser capaz de reducir la predisposición genética a la miopía en un 40%.

Datos Anteriores
Las investigaciones previas sobre la miopía en niños habían revelado que esta deficiencia visual se deterioraba más durante los meses del curso escolar. Sin embargo, no se habían detectado diferencias significativas con el cambio estacional.

Por ello, como reconoce Dongmei Cui, oftalmólogo de la Universidad Sun Yat-sen (Guangzhou), los hallazgos de su equipo son los primeros en vincular la progresión de la miopía con las horas de luz diurna. “Incluso cuando el cielo está nublado, la luz del sol es mucho más intensa que la luz interior”, ha explicado.

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Leche materna, lo mejor para la vista del bebé


Los niños que reciben lactancia natural presentan una mejoría de agudeza visual que aquellos alimentados con leche artificial. Esto se debe a que la leche materna  tiene un compuesto que se encuentra  presente también en la retina, el cerebro y el sistema óptico del bebé,  favoreciendo el desarrollo de la agudeza visual en los pequeños.

La lactancia materna, además de fortalecer el contacto físico entre la madre y el bebé (favoreciendo la aparición del apego), proporciona mayor agudeza visual en los bebés.

Una investigación realizada por el Institute of Child Health establece que la leche materna podría mejorar la visión estereoscópica de los bebés, es decir la que proporciona la sensación de relieve, frente a la leche de fórmula. Esto puede ser debido al ácido graso docosahexaenoico, más conocido como DHA, un componente de la leche materna que favorece el desarrollo de la agudeza visual en los pequeños. El estudio se publicó recientemente en el American Journal of Clinical Nutrition.

El estudio
Los expertos del Institute of Child Health realizaron el estudio en 78 bebés amamantados con leche materna  comparados con 184 que fueron alimentados con leche artificial. Dentro del primer grupo también seleccionaron bebés al azar, a los que se le dieron preparados con DHA y sin este suplemento. A los cuatro y seis años comprobaron su capacidad de visión.

Los resultados recogen que los bebés que tomaron pecho presentan mejor visión estereoscópica que los alimentados con leche preparada. Sin embargo, entre el grupo de los amamantados con leche materna, con y sin DHA, no se observó diferencia alguna. “Esos resultados respaldan la hipótesis de los beneficios de la lactancia materna en el desarrollo estereoscópico a largo plazo”, sentenciaron los autores del estudio.

Beneficios del DHA
La prolongación de la gestación, el incremento del peso del niño al nacer y la reducción de la incidencia a tener un parto prematuro son otros de los beneficios que produce la presencia del DHA en el organismo de la madre. Este ácido proviene de los pescados grasos como el salmón, las sardinas o los pescados de agua dulce, el huevo o los aceites de pescado.

Estos ácidos grasos son fundamentales para la maduración del sistema óptico y el desarrollo cerebral. La retina y el córtex son los órganos del cuerpo con un mayor contenido de DHA. Esto explica que la dieta del recién nacido, a través de la ingesta de ese ácido a través de la leche materna, tiene un impacto significativo en la maduración de sus funciones cerebrales y visuales.

Preparados artificiales
En opinión del pediatra José Manuel Moreno, del servicio de Nutrición Clínica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, los niños que toman pecho presentan una mejoría de la agudeza visual frente a los que reciben una fórmula artificial. Sin embargo, en aquellos casos en los que no es posible alimentar al bebé con leche materna, lo ideal es que reciban un preparado artificial que cuente con prácticamente las mismas propiedades que la leche de la madre.

“Es precisamente en este periodo de crecimiento cuando más importante resulta que se rellenen bien estos depósitos de poliinsaturados para que el bebé tenga un desarrollo adecuado de sus funciones”, señaló el doctor Moreno.

No obstante, existen leches artificiales que cuentan con casi las mismas propiedades que la leche materna. Esto es posible gracias a un ingrediente fundamental: LIPIL, una mezcla de ácidos grasos que contiene más de un 0,3 % de ácido docosahexaenoico (DHA).

Posted in Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=