Tag Archive | "niños con problemas a la vision"

¿Es cierto que leer con poca luz daña los ojos?


Hemos escuchado innumerables veces a nuestros abuelos decirnos que leer con la luz apagada puede dañar nuestra visión. La verdad es que el ojo es una maquinaria tan compleja y sofisticada que es capaz de adaptarse a las condiciones externas. Gracias a millones de años de evolución, el ojo de los mamíferos ha sido capaz de superar a las más sofisticadas cámaras de hoy en día.

Cada vez que forzamos los ojos para leer con poca luz, nuestras pupilas se dilatan para adaptarse a las condiciones necesarias del ambiente en el que nos encontramos. Dentro del ojo unas estructuras conocidas como conos y bastoncillos, se encargan de regular la cantidad de luz que debe pasar a través del ojo para iluminar.

De esta manera el cerebro por medio de unos componentes oculares específicos dentro de un área conocida como cámara vítrea, en la parte gelatinosa del globo ocular, extiende los músculos entre la retina y la lente para optimizar la visión.

Las investigaciones acerca de si leer con poca luz daña los ojos, se han centrado principalmente en el desarrollo de la miopía más que en los daños que podría producir leer con poca luz. Para estas investigaciones, factores tales como la influencia de la genética, el riesgo asociado al tabaquismo de la madre durante un período determinado de gestación o estadísticas de constitución como pueden ser el tamaño y el peso del neonato en el momento de parto, pueden incidir en el desarrollo de la miopía.

Además, existen factores decisivos a nivel geográfico y sociológico como ocurre en el Sudeste asiático, donde la incidencia de miopía es mayor en comparación a otras zonas.

En ese sentido, los estudios indican como una influencia positiva en la prevención de la miopía, el hecho de que los niños que reciben luz solar o que realizan más actividades diurnas, tienen pocas probabilidades de desarrollar miopía en comparación a los niños que permanecen con luz artificial la mayor parte de su tiempo.

 

Posted in LentesComments (0)

Estudio asocia al glaucoma y virus Zika


Recientemente, se ha publicado un informe en donde se señala que el virus Zika puede causar glaucoma en recién nacidos que fueron expuestos a este durante la gestación.

El equipo, que fue conformado por investigadores de las Escuelas de Salud Pública de Brasil y Yale, publicó el primer informe que demuestra que el virus Zika puede causar glaucoma en recién nacidos.

Como ya se ha comprobado, la exposición al virus Zika durante el embarazo causa defectos congénitos en el sistema nervioso central, incluyendo la microcefalia. Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Brasil y Yale durante la epidemia de microcefalia  habían informado que el virus causa lesiones graves en la retina, que es  la porción posterior del ojo. Sin embargo, hasta ahora, no existía evidencia de que el virus Zika cause glaucoma, una condición que puede resultar en daño permanente al nervio óptico y la ceguera.

Según el Dr. Albert Icksang Ko, profesor de la Yale School of Public Health y Coautor del estudio publicado en la revista Ophthalmology. Ko, dijo: “Hemos identificado el primer caso en el que el virus Zika parece haber afectado el desarrollo de la retina durante la gestación y por consecuencia causado glaucoma después del nacimiento”. Los estudios tienen colaboraciones con investigaciones de larga data en Brasil y se ha trabajado con científicos locales desde que Zika apareció por primera vez en Brasil para comprender mejor los defectos de nacimiento que son causados ??por el virus y los factores de riesgo para el síndrome congénito de Zika.

En el nordeste de Brasil, investigadores identificaron a un niño de tres meses que estuvo expuesto al virus Zika durante la gestación. Aunque no había signos de glaucoma en el momento del nacimiento, el niño desarrolló hinchazón, dolor y lagrimeo en el ojo derecho. El equipo de investigación diagnosticó el glaucoma como la causa de los síntomas y, junto con los oftalmólogos locales, realizó una trabeculectomía, una operación que alivió con éxito la presión dentro del ojo.

Con estos estudios se pretende que los médicos que tratan pacientes con Zika sean conscientes de que el glaucoma es otro síntoma grave de la enfermedad. Los investigadores además dijeron: “Se necesita información adicional para determinar si el glaucoma en niños con Zika es causado por la exposición directa o indirecta al virus, ya sea durante la gestación o después del parto”.

Los últimos informes nos dicen que el virus Zika, que se transmite principalmente a través de mosquitos infectados, ha alcanzado niveles epidémicos en varias zonas del mundo y es especialmente preocupante en Brasil, donde la Organización Panamericana de la Salud reporta más de 200.000 casos sospechosos y 109.000 casos confirmados de la enfermedad. Desde que el brote comenzó en 2015, Zika ahora ha llegado a los Estados Unidos, con más de 4.000 casos relacionados con viajes reportados, y 139 casos de mosquitos localmente adquiridos confirmados, según el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Actualmente no hay vacuna para el virus Zika.

Fuente: www.sciencedaily.com

Posted in Enfermedades, Glaucoma, RetinaComments (0)

Por qué no debes estudiar o leer forzando la vista


Hoy en día los niños pasan horas frente a un computador o tablets, ya sea en las salas de clases como en el hogar. Esto puede causar fatiga visual. Miembros oftalmólogos del Colegio de Medicina Baylor en Houston Texas ofrecen consejos para los padres sobre cómo su hijo puede mantener una buena salud visual durante todo el año.

“Hay muchos problemas que pueden derivar a los estudiantes por pasar mucho tiempo en sus tablets, smartphone o notebook,” dijo la Dr. Al-Zaina Mohtaseb, profesor asistente de oftalmología en el Baylor. “En los 90s se acuñaba “El término” síndrome de visión por computador y hacía referencia a los síntomas que resultan de pasar demasiado tiempo frente a dispositivos electrónicos” menciona.

Los síntomas del síndrome de visión por computador incluye dolores de cabeza, ojos secos visión borrosa, dolor de cuello y enrojecimiento de los ojos.  Al-Mohtaseb dice: “En base a un estudio reciente, este síndrome afecta al 90% de las personas que pasan 3 o más horas día frente a la pantalla de algún dispositivo. En realidad, la gente pasa alrededor de 12 horas al día mirando algún dispositivo”.

Los ojos secos y la fatiga visual son tratables, pero aún no se sabe cuál sería su efecto a largo plazo  de las luz generada por estos dispositivos. Para la fatiga visual, Al-Mohtaseb dice que “es importante tomar descansos para relajar los ojos”.

La profesional sugiere seguir la famosa regla de 20/20/20. Por cada 20 minutos que trabajas en algún dispositivo electrónico, se debe mirar hacia por lo menos 20 mts de distancia durante 20 segundos. También aconseja:

  • Mantener el teléfono celular con los brazos extendidos y ampliar el tamaño de la fuente para no forzar la vista al leer.
  • Regular la luz de la pantalla para que no genere un gran contraste entre la pantalla y su entorno, especialmente por la noche.
  • El uso de las pantallas antirreflectantes para computadores.

Para mantener una buena salud ocular se recomienda pasar más tiempo al aire libre y no tanto frente a pantallas.

“La nueva generación de niños dedican más tiempo mirando la pantalla de algún dispositivo electrónico de lo que lo hacen estando afuera. El ejercicio y una dieta saludable son importantes, así como limitar el tiempo de pantalla para evitar los problemas como la fatiga visual “, dijo Al-Mohtaseb.

“Si existe alguna molestia en la vista tanto de niños como adultos lo recomendable es visitar de inmediato a un oftalmólogo” concluye.

Se recomienda someterse a exámenes anuales a la vista,  para no contraer enfermedades graves derivadas de la fatiga visual.

 

Fuente: https://www.bcm.edu

Posted in Datos, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Los niños pequeños tienen mayor probabilidades de sufrir quemaduras químicas en los ojos


Los accidentes que involucran productos químicos fueron por mucho tiempo relacionados como accidentes laborales.

Pero según un estudio publicado por JAMA Ophthalmology los niños pequeños tienen mayor riesgo de  este tipo de lesiones, en algunos casos incluso provocando ceguera.

Esto se debe a que los niños son  curiosos y pueden rociarse a sí mismos en la cara con un limpiador doméstico o apretar un paquete de detergente líquido hasta que explote.

La mayoría de los padres aleja los productos de limpieza del alcance de los niños por el miedo a que ellos los ingieran, pero pueden no ser conscientes de que incluso los aerosoles de limpieza o desinfectantes para las manos a base de alcohol también deben mantenerse fuera de su alcance.

Las quemaduras químicas en los ojos ocasionadas por productos industriales y productos de limpieza generalmente se consideran accidentes laborales, por lo mismo es que se exige a las personas que manipulan este tipo de productos que utilicen gafas de seguridad y protectores faciales y así evitar accidentes.

Los investigadores detectaron que los niños de 1 y 2 años de edad tienen las tasas más altas de lesiones en los ojos a causa de productos químicos en el hogar. Aproximadamente 28 de cada 100.000 niños de 1 año y 23 de cada 100.000 de 2 años tenían quemaduras en los ojos, mientras que los adultos de 18 y 64 años sólo alcanzaban a 13 de cada 100.000

Según el Dr. Alex Levin, jefe de oftalmología pediátrica del Eye Hospital in Philadelphia, este “es un problema que puede causar ceguera que es una tragedia totalmente evitable”.

Este estudio sirvió para dimensionar la real magnitud de estos accidentes, según explica el  Dr. R. Sterling Haring, el primer autor del estudio. “No sabíamos el volumen relativo de los niños con este tipo de lesiones en relación con los adultos”, sostiene.

Este tipo de accidente son de carácter de emergencia. “Si el ojo entra en contacto con alguna sustancia química lo primero que se debe hacer es lavar el ojo con mucha agua durante al menos 20 minutos”, dijo el Dr.Cecil J. McCollum, un oftalmólogo y el director de los servicios de emergencia en el Callahan Eye Hospital de  U.A.B en Birmingham, Alabama. “Mientras más tiempo el químico esté en el ojo el daño será más grande”. Por lo mismo, es importante actuar rápido.

Después de eso, se aconseja ir de inmediato a un servicio de urgencias.

 
Tipos de productos que pueden dañar los ojos de los niños

Al momento de pensar en productos químicos peligrosos que se pueden encontrar en casa

todos pensamos en blanqueadores o limpiadores de baño, pero también lo pueden ser el vinagre , el quitaesmalte y los desinfectantes para manos a base de alcohol, ya que estos con tan solo una gota pueden ocasionar daños graves al ojo.

Bolsas de detergentes, que pueden parecerse a la de los dulces, son también una amenaza. Entre el 2012 y 2013, al menos 17.000 niños menores de 6 años ingirieron o tuvieron contacto con este líquido.

Por otra parte los niños en edad escolar esto quiere decir de 6 a 14 años tenían menor tasa de lesiones provocadas por químicos en el hogar, al igual que los adultos mayores de 74 años.

Consecuencias de una quemadura con químicos en los ojos

Dependiendo del paciente, existen distintas consecuencias. A veces, la irritación dura unos pocos días, en otras las quemaduras mas graves pueden disminuir la agudeza visual o incluso provocar ceguera.

Las córneas que generalmente son transparentes al ser expuestas a una quemadura química pueden dejar cicatrices en la capa frontal de esta , incluso también provocar la ceguera.

Los agentes alcalinos que se encuentran en los limpiadores de hornos, de drenaje y productos de amoníaco son generalmente más destructivo que los ácidos. “Las quemaduras alcalinas son realmente malas”, dijo el Dr. Levin, debido a que algunos productos pueden “comer a través del tejido”.

Por desgracia, aún no está definido qué productos son realmente los que pueden causar un daño permanente en los ojos tanto de niños como de adultos.

Mientras tanto, para prevenir es importante mantener los limpiadores para el hogar en alto al igual que los medicamentos con recetas. Las cerraduras en los gabinetes también pueden ser una muy buena idea, además presta atención una vez que hayas ocupado un producto como el blanqueador o limpiadores de baños, siempre torciendo en “off” cuando ya no estén en uso.

 

Fuente: www.nytimes.com

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

La escasez de luz explica el aumento de la miopía


Los genes, la televisión, los videojuegos o las actividades como la lectura y la escritura han sido durante mucho tiempo factores que se pensaba que aumentaba el nivel de la miopía. Sin embargo un grupo de investigadores han publicado en el último número de la revista médica The Lancet, que este aumento de la condición se debe nada más que a la falta de luz.

Se sabe que la exposición a la luz del sol estimula la producción de una sustancia química llamada dopamina, que detiene el crecimiento alargado y distorsiona el foco de luz que entra al globo ocular. El investigador Ian Morgan, de la Australian National University afirma que “está bastante claro que la liberación de dopamina la estimula la luz brillante, esto impide el crecimiento de la miopía”.

A nivel global, las escuelas con mayor número de miopes se encuentran en las ciudades de China, Taiwán, Hong Kong, Japón, Singapur y Corea del Sur, donde entre el 80 y el 90% de los alumnos, hoy ya adultos, padece de miopía. De éstos, entre el 10 y 20 por ciento tienen una enfermedad llamada miopía alta, que puede conducir a la ceguera.

Morgan afirma que “los niños en Asia Oriental se dedican a ir a la escuela, sin salir al patio, para luego irse a casa directamente, quedándose en el interior. Por lo que normal es echarle la culpa a la televisión. La mayoría de lo que hemos visto en el este asiático se debe al entorno, no a la genética”.

El alumno medio de una escuela primaria de Singapur, donde nueve de cada diez son miopes, pasa al aire libre unos 30 minutos al día, donde la prevalencia de la miopía en los niños de origen europeo es de aproximadamente el 10%.

La cifra en Gran Bretaña oscila entre el 30 y 40 %, mientras que en África prácticamente es nulo, cercano al 2 %, según Morgan.

 

 

Posted in EnfermedadesComments (0)

Flash de cámara puede detectar tumores infantiles


Gracias al flash de una cámara digital, unos padres descubrieron que su hijo padecía de cáncer de ojo, más conocido como retinoblastoma. Las pupilas del pequeño aparecían siempre blancas en las fotos domésticas tomadas por su familia. Aquella observación a tiempo ha salvado la vida del niño, según informa el Elite Daily.

Los padres del niño comenzaron a preocuparse por este fenómeno, por ello iniciaron una investigación con un grupo de compañeros de la universidad de Baylor en Texas, y otros científicos de Boston y Nueva York cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Plos One.

Los autores de este artículo analizaron más de 7.000 fotos de nueve bebés con este problema y las compararon con imágenes de otros 19 menores sanos. Su conclusión fue que el denominado “ojo blanco” no siempre indica que se padezca este cáncer, aunque la leucocoria sí se presenta en sus primeras etapas.

El equipo de expertos en oftalmología comprobó que el tamaño de los tumores se puede prever en función de la concentración de color que se dé en cada ojo. Como señalan los responsables de este hallazgo, “la frecuencia de leucocoria puede correlacionarse con la gravedad clínica del retinoblastoma”.

El aporte de estos investigadores, basada en un método tan sencillo como barato, será muy útil en los países en vías de desarrollo, donde se produce la mayoría de muertes por este cáncer, que se manifiesta hasta que los niños cumplen cinco años. Con el tratamiento adecuado, la tasa de supervivencia está por encima del 95%; sin él, la proporción baja hasta la mitad.

Se  recomienda mucha prudencia si se observa que los ojos de un menor salen blancos en un retrato. Esta anomalía la puede haber ocasionado distintas patologías: cataratas, retinopatía del prematuro, una persistencia de vascularización fetal, un retinoblastoma y otras todavía menos comunes, como la enfermedad de Coats, según aclara la doctora Sonia Viver, especialista en vítreo-retina, también de la Clínica Barraquer. Pero también puede ser debida, sencillamente, a un reflejo por el flash de la cámara.

Gracias al trabajo de estos padres, se ha constatado que las cámaras amateurs y los teléfonos móviles son dispositivos válidos para detectar la leucocoria, un signo del cáncer más común en los ojos de los niños.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Nuevas tecnologías y la salud visual de los niños


Así como se viene marzo, también se viene el inicio del periodo escolar. Muchos niños entran por primera vez a clases y es de suma importancia preocuparse de su salud visual.

Entre los 5 y 6 años el globo ocular recién está comenzando su etapa de madurez y en las primeras fases de la escolarización, aprendemos muchas cosas, la exigencia del sistema visual es muy alta. Por tanto, cualquier alteración debe ser fácilmente identificable por los adultos que rodean al niño.

Diversos estudios con escolares han revelado que entre el 15 y el 20% de los alumnos con bajo rendimiento se debe a problemas de visión y cuatro de cada diez niños usan gafas o lentes de contacto durante este periodo. Prolongar el momento de poner gafas a los niños es perjudicial para su salud visual. Llevar la visión corregida mediante lentes correctoras o lentillas es lo más conveniente desde el principio. Los expertos recomiendan que durante esta etapa el niño asista al oftalmólogo al menos una vez por año.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de velar por la salud visual de nuestros hijos es la tecnología, que cada vez se hace más imprescindible en nuestras vidas y también en la de los niños. Las consolas de videojuegos y los tablets son por excelencia las plataformas más usadas por los niños y es aquí donde pueden surgir diversos tipos de desgaste ocular.

Al pasar gran cantidad de horas frente a la pantalla puede ocurrir lo que los expertos llaman defectos de graduación o en su estado más avanzado: miopía, en la que el paciente ve bien de cerca pero no de lejos.  Esto es provocado por el esfuerzo de tratar de enfocar de cerca para así poder ver mejor la pantalla, por eso es recomendable cada media hora de juego el niño descanse la vista al menos 5 minutos .

Otra condición que el uso prolongado de la tecnología, especialmente ordenadores y tablets puede provocar en los niños es el “ojo seco”, que ocurre debido a la baja frecuencia de los parpadeos, generalmente los niños cuando juegan un videojuego están tan concentrados que no hablan, no escuchan e incluso dejan de parpadear creando una sensación arenosa en el ojo y el enrojecimiento del mismo, los expertos lo llaman “sensación de cuerpo extraño”, no es grave pero puede provocar molestias e interferir con las actividades cotidianas.

Algunos niños con hipermetropía o estrabismo oculto pueden sufrir de una fatiga visual más intensa que el resto de los niños al momento de pasar muchas horas frente a la pantalla, por lo que en  2010 Nintendo lanzo una nota de aviso para que los niños menores de 6 años no usaran la videoconsola 3D y propuso que los padres desactivaran esa opción de sus consolas. No todas las consolas disponen de este tipo de opciones, aunque si deberían tenerlo en cuenta. Los expertos afirman que a esa edad la visión aún no está desarrollada y este tipo de dispositivos puede alterarla.

Nada de esto quiere decir que los niños no deban tener acceso a la tecnología, sino que es responsabilidad de los padres tomar precaución y poner una serie de límites que generen en el niño una conducta positiva hacia este tipo de dispositivos.

Descansar 5 por cada 30 minutos de uso, asignar horarios de uso para cada dispositivo según su función, son algunas de las precauciones que deberíamos tomar con nuestros hijos y así ayudarlos a ver un mundo más bello.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo optar por el descuento de 30% para llevar a mi hijo a un chequeo visual


Asegúrate que tu hijo tenga un buen rendimiento en el colegio y detecta el astigmatismo. Obtén un 30% de descuento en chequeo visual para escolares, dejando tus datos en el siguiente formulario http://goo.gl/2PA6tp

El astigmatismo no aparece en ninguna edad concreta. De esta forma, puede incidir tanto en niños como en adultos. Aunque esta enfermedad no puede prevenirse, se puede diagnosticar a través de un examen oftalmológico. Aprovecha esta oportunidad única y cuida la visión de tu hijo, asegurando que un problema visual no interfiera en su rendimiento académico.

La patología es un error de refracción común, donde el ojo no es capaz de enfocar la luz de manera pareja sobre la retina, tejido sensible a la luz en la zona posterior del ojo.

En general, los síntomas del astigmatismo son dolores de cabeza, fatiga visual, entrecerrar los ojos para ver, vista distorsionada o borrosa a toda distancia y problemas para conducir durante la noche, entre los principales.

Su corrección se da a través de lentes ópticos comunes o de contacto. No obstante, también existen técnicas quirúrgicas, como el lásik y el procedimiento incisional, en el caso de los adultos.

 

 

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Cómo poner gotas visuales a los niños


Foto: crecerfeliz.es

Colocar gotas oculares a los niños puede ser un reto para muchos padres. No obstante, existe una serie de medidas para conseguir que esto sea una tarea sencilla y que el menor no pase por una experiencia incómoda.

Cerrar los párpados con fuerza, esconder la cara o llanto son algunas de las reacciones de los niños o bebés al ponerles gotas en los ojos. Para que no ocurra esto, los expertos aconsejan:

– Antes de colocar las gotas, lavarse las manos.

– Tener un tono de voz tranquilizador, de manera que el infante se sienta seguro ante el proceso.

– Al abrir el envase, quitar el disco delgado con agujero que cubre la base del gotero. Este elemento podría caer en el ojo del menor, provocándole lesiones.

– Si el producto se trata de un fármaco, siempre debe ser recetado por un oftalmólogo o un pediatra. De esta manera, se evitarán reacciones alérgicas o interacciones negativas con otros medicamentos.

– De ser necesario poner distintos tipos de gotas, esperar como mínimo 5 minutos para colocar las otras. Su administración continua podría anular los efectos de alguno de los productos.

Al momento de poner las gotas

– Procurar tener la mayor precisión. Con el menor sentado, se preferencia, inclinar suavemente su cabeza hacia atrás, de manera que mire hacia arriba.

– Con la ayuda del dedo índice y sujetando su cabeza, tomar ligeramente el párpado inferior y dejar caer la primera gota. Es importante no tocar el párpado o pestaña con el envase para prevenir infecciones.

– Si el menor no quiere abrir los ojos, intentar mantener el párpado superior abierto con el pulgar de la mano con que se está sujetando la cabeza, mientras que se colocan las gotas con la otra.

– Con el dedo meñique y con la mano en la frente del menor, aplicar una leve presión en la esquina interior del ojo (al lado del puente de la nariz) por unos 5 a 10 segundos. Esta medida previene que la gota ingrese al conducto lagrimal y favorece la absorción del ojo.

– Utilizar un pañuelo o gasa estéril para secar el exceso de líquido.

 

 

 

 

 

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

El ojo rojo en los niños


Foto: diabetestreatmentguide.org

Que un niño tenga uno o ambos ojos rojos es uno de los motivos más habituales de consulta pediátrica y oftalmológica. En las urgencias de pediatría es la primera causa de consulta por problemas oculares, sobrepasando a los que tienen asociación con la pérdida de la vista.

El ojo rojo puede surgir a cualquier edad y, en conjunto con otros síntomas como el lagrimeo, lagañas abundantes o picazón, genera en los padres una gran preocupación.

Entre las enfermedades oculares, se deben diferenciar entre dos segmentos: las infecciones y no infecciosas. Hay veces en que las manifestaciones son evidentes. Por ejemplo, un menor que padezca un resfrío y ambos ojos rojos o dos días de fiebre, podría sufrir una infección. No obstante, un niño que tenga solo un ojo rojo con dolor luego de jugar en la playa, seguramente tiene un grano de arena bajo el párpado. Al ser todas estas suposiciones, es de suma importancia que un oftalmólogo evalúe al infante a la brevedad.

Enfermedades más habituales

Las conjuntivitis son las patologías más frecuentes que causan ojo rojo en los niños. Por lo general, son procesos benignos. La más común es de procedencia vírica. En la mayor parte de los casos, comienza con un ojo rojo y, después de unos días, también se enrojece el otro.

Al surgir una conjuntivitis bacteriana, además del ojo rojo, aparece una secreción purulenta que puede “pegar” los ojos del niño. Ante esto, los globos oculares deben ser lavados de forma frecuente con suero fisiológico y aplicar gotas antibióticas, según las indicaciones del especialista.

Asimismo, existen las conjuntivitis alérgicas, que se desarrollan especialmente en niños desde los cuatro o cinco años de edad. El menor experimenta picazón, fotofobia y lagrimeo.

 

Posted in OftalmologíaComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=