Tag Archive | "miopía"

Aprende a identificar las tres condiciones visuales más comunes


El astigmatismo, la miopía e hipermetropía son errores de refracción del ojo, donde este pierde la capacidad de enfocar correctamente y otorgar una buena imagen. Estas condiciones son las afecciones visuales más comunes dentro de la población, teniendo que recurrir a anteojos, lentes de contacto o cirugía Lasik para corregirlas.

Estas son las características de los defectos de refracción mencionados:

Miopía

Quienes sufren de este problema tienen un ojo con “mucho aumento”, donde se genera una visión borrosa de los elementos lejanos. De esta manera, estas personas comienzan a ver más nítido a distancias menores a cinco metros.

Astigmatismo

Surge cuando la córnea, que es la capa externa y transparente del ojo, no tiene la misma curvatura en todas sus áreas. De esta forma, el paciente no puede ver de manera nítida ni de lejos ni de cerca. La condición de estas personas se agrava durante la noche, ya que ven las luces con halo.

Hipermetropía

Los hipermétropes deben entrecerrar los ojos para ver los elementos cercanos. Así, actividades como escribir, leer o trabajar ante un computador por lapsos extensos, puede generar fatiga visual y dolor de cabeza en estas personas.

La mayor parte de la población tiene algún grado de estos problemas de refracción. Es primordial la evaluación en los menores ya que, si tienen problemas severos y no se toman las medidas necesarias, puede afectarse la visión durante la adultez.

Fuente: 24 Horas

Posted in Cirugía Lasik, Salud VisualComments (0)

¿Todos terminaremos siendo miopes?


Según especialistas, distintos factores de la vida moderna están influyendo para que la miopía aumente entre la población. Tanto así, que existe la teoría de que todos podemos ser miopes en algún momento de nuestra vida.

La miopía consiste en una condición en la que el ojo tiene dificultad para enfocar objetos lejanos. Entre las acciones o situaciones que incrementan el riesgo de sufrir este error de refracción, destacan los siguientes:

  • Nivel educativo: distintos estudios han mostrado de forma unánime un vínculo entre los inconvenientes visuales y el nivel de formación educativa de los participantes. Entre todos quienes tenían entre 35 y 84 años, la prevalencia de la miopía de los analizados con educación superior era aproximadamente el doble en comparación con los que solo tenían educación básica.

  • Trabajo enfocando de cerca prolongadamente: esto implica a todas las actividades que exigen pasar grandes lapsos enfocados en un elemento cercano, como el uso de un computador, leer un libro o usar una tablet. Investigaciones han arrojado que el riesgo de padecer miopía se incrementa en un 2% por cada hora semanal que se destina a estas acciones.

  • Vivir en ciudad: una investigación publicada en ‘Clinical and Epidemiologic Research’, asegura que mientras más urbana sea la vida de un niño (etapa donde suele manifestarse la miopía), más probabilidades tendrá de sufrirla. Esto porque la alfabetización requerida en la urbe y las tecnologías exponen a más actividades que pueden ser nocivas para la vista. 

  • No salir de casa: un estudio publicado en la revista ‘Ophtalmology’ en 2008, pasar tiempo expuesto al sol ayuda a que el ojo se proteja de la miopía, aunque el motivo aún no es claro. Sin embargo, los autores sostiene que esto puede relacionarse a la producción de vitamina D, o que también al aire libre el globo ocular no debe hacer esfuerzos para enfocar a una distancia corta.

 

Fuente: elconfidencial.com

Posted in DatosComments (0)

Astronautas regresan con miopía luego de misión espacial


Aunque se pensaban que los efectos eran reversibles, un equipo científico descubrió que parte importante de quienes formaron parte de una misión en la Estación Espacial Internacional (EEI) tuvieron problemas en la visión al regresar.

La estadía en la estación y las caminatas espaciales tendrían consecuencias negativas para los ojos, ya que un número relevante de astronautas fueron diagnosticados con miopía, es decir, dificultades para ver de lejos, luego de volver de sus misiones.

En este sentido, expertos de la NASA dieron cuenta que las estadías en el espacio generan cambios en la estructura del ojo, que derivarían en este error de refracción.

¿Cómo cambian los ojos al viajar al espacio?

En 2005, el astronauta John Phillips viajó a la Estación Espacial Internacional y ya en su estadía comenzó a notar problemas en la visión al enfocar objetos alejados.

Al retornar a la tierra, se le diagnosticó miopía y, después de algunos exámenes, los médicos que estudian este fenómeno detectaron cambios en los ojos, los mismos que experimentaron otras personas que hicieron viajes espaciales.

Aunque los expertos de la NASA desconocen la relación causal de esta situación, se estima que la presión dentro del cráneo de los astronautas hace que la zona posterior de los ojos adquiera una forma más plana, empujando la retina hacia afuera.

Los ojos también mostraban mini estrías por este cambio tan ágil, y los nervios ópticos también sufrieron daños. El 80% de quienes viajaron al espacio vuelven con problemas en la vista, es decir, con algún grado de miopía.

La miopía puede ser corregida a través de la cirugía Lasik, lo que hará prescindir de los lentes ópticos y lentes de contacto.

Fuente: comunicae.com.mx

Posted in Cirugía Lasik, Salud VisualComments (0)

Bajas dosis de atropina reduce el avance de la miopía en niños


Una terapia típica usada para la ambliopía podría ser útil, en bajas dosis, para detener la progresión de la miopía en menores.

El equipo científico liderado por Donald Tan, del Instituto de Investigación Ocular de Singapur, realizó un ensayo clínico de cinco años de duración donde participaron 400 niños de entre 6 y 12 años de edad.

La atropina, uno de los fármacos para tratar la ambliopía, cuenta con diversos efectos secundarios cuando se usa en altas dosis. Por este motivo, aunque se conoce que también puede contribuir a combatir la miopía severa, no se haya expandido su utilización.

En el estudio, los científicos averiguaron si la administración de dosis bajas conseguía una efectividad similar a la que se tiene con concentraciones mayores, disminuyendo también los efectos adversos.

Para esto, dividieron a los menores en tres grupos que recibieron cada noche un colirio con distintas concentraciones (0,5, 0,1 y 0,01%) por dos años. Luego de un periodo de 12 meses de descanso de la medicación, recomenzaron otra ronda de dosis de 0,01% durante otros dos años.

Una vez terminado el ensayo, se determinó que los niños que habían recibido atropina de 0,01% fueron quienes exhibieron una menor miopía, en contraste con los pacientes tratados con dosis más altas.

Así, se comprobó que el colirio en la dosis más reducida ralentizaba el avance de un 50% más que nos niños no tratados con la medicación en una investigación anterior.

Por último, los investigadores observaron que atropina al 0,01% es lo suficientemente segura como para

empezar a usarse, una vez que se hayan hecho todos los estudios pertinentes, en niños entre 6 y 12 años por un tiempo de hasta cinco años.

Fuente: diariomedico.com

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Se proyectan mil millones de personas ciegas en 2050 por miopía “maligna”


Alrededor de mil millones de personas estarían en riesgo de ceguera en 2050 a causa de la miopía “maligna”, según un informe del Holden Vision Institute Brien de Australia. En este sentido, la mitad de la población mundial (unos 5.000 millones de personas) serán miopes en 2050, y una quinta parte de estos tendrán alta miopía, lo que significa un riesgo de ceguera si no se realizan intervenciones conductuales y tratamientos apropiados. Se entiende por miopía “maligna” aquel error de refracción que no tiene la posibilidad de corregirse a través de cirugía.

miopía maligna y ceguera

Kovin Naidoo, especialista de la entidad oceánica, asegura que para arreglar este problema de salud pública se deben adoptar las siguientes medidas: “ en primer lugar, la sociedad debe ser consciente de que existe esta amenaza. Además, necesitamos investigadores y profesionales de salud pública para desarrollar soluciones efectivas y que los profesionales en cuidado de los ojos estén mejor equipados para tratar a los pacientes en riesgo”.

La miopía se ha tornado habitual en el este de Asia. En las áreas urbanas de Singapur, China, Taiwán, Hong Kong, Japón y Corea, la prevalencia es del 80 a 90% entre los escolares. No obstante, el problema no solo ocurre en los países asiáticos, sino que también afecta gravemente a occidente. En Estados Unidos, los adultos miopes se han incrementado en las últimas tres décadas, pasando del 25% a principios de 1970 al 42% en 2004.

En tanto, en España se piensa que en 2020 el 33% de los jóvenes tendrá miopía por el mal uso de dispositivos electrónicos.

Por otra parte, Naidoo explica que la principal preocupación es que “con el gran número de personas que son propensas a progresar a grandes miopes, que conlleva un mayor riesgo de situaciones que potencialmente causan ceguera y discapacidad visual”. La miopía, agrega, “no es curable o reversible, pero hay intervenciones prometedoras que pueden ayudar a retrasar la progresión y evitar que la gente cada sea cada vez más miope”.

El documento asegura que “reducir la progresión de la miopía en los individuos en un 50% evitaría casi el el 90% de los miopes que alcanzan altos niveles de miopía”.

Fuente: abc.es

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Confirman en gemelos influencia de carga genética en los defectos del ojo


Dos investigaciones realizadas por el Laboratorio de Óptica de la Universidad de Murcia (LOUM), en España, confirmaron la contribución de factores genéticos y ambientales en defectos ópticos del ojo, así como la transparencia y difusión de la luz que se va generando mientras transcurre el tiempo en gemelos y mellizos.

Las conclusiones del primero de estos estudios demuestra que en los gemelos, los lentes del ojo (córnea y cristalino) cuentan con una forma muy similar, que se preserva al avanzar los años.

Pablo Artal, director del laboratorio, indicó que los ojos de estas personas “son iguales hasta en cantidades micrométricas, lo que equivale a una fracción del tamaño de un cabello. Son como dos gotas de agua, sin embargo, en los mellizos no se mantienen esos parecidos”.

La investigación, llevada a cabo en conjunto con el Servicio de Oftalmología del hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y el Registro de Gemelos de Murcia, es el único de estas características en el país ibérico, y analizó a 58 gemelos y mellizos de una media de 50 años de edad.

Artal indica que todos tenemos ojos con características únicas, que van variando a lo largo de la vida. De esta forma, nuestra carga genética y las condiciones que le brindemos puede afectarlos.

Asimismo, el directivo agrega que lo que no se conocía es cómo los pequeños detalles de los atributos del ojo, como las formas microscópicas de las superficies o la transparencia del ojo, se ven afectadas por el entorno o la genética. Ahí radica la importancia del estudio con gemelos y mellizos, para detectar la incidencia de estos factores.

Miopía y cataratas

Hasta la actualidad, se había podido constatar la relevancia de la carga genética en los errores refractivos, como la hipermetropía o la miopía, pero no a este nivel de detalle micrométrico. En tanto, además de aclarar el componente genético, este descubrimiento entregará pautas para el desarrollo terapéutico de ciertas afecciones, como la miopía o las cataratas, según Artal.

miopía

El mismo grupo de investigadores llevó a cabo un segundo trabajo con gemelos, que analiza la carga genética y ambiental sobre cómo evoluciona la difusión de la luz en el ojo – es decir, qué tan transparente se torna con el tiempo-. Este hecho es determinante en el surgimiento de cataratas, entre otras enfermedades. En este caso, los resultados exhibieron que la carga genética tiene una preponderancia menor.

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Errores de refracción son las enfermedades más comunes en hombres menores de 50 años


El 46% de los estadounidenses menores de 50 años sufre de hipermetropía, % de astigmatismo y 25% de miopía, según una investigación del estudio del American Journal of Ophthalmology.

En la época escolar, muchas personas comienzan a darse cuenta de estos inconvenientes visuales al no poder ver claramente la pizarra, entre otros síntomas. No obstante, incluso teniendo ojos sanos, al transcurrir el tiempo, se puede sufrir estos problemas.

Las enfermedades visuales de refracción afectan de distinta forma al ojo. Esta es la descripción de cada una:

  • Miopía: Es una afección visual que hace que los objetos cercanos se vean claramente, pero los objetos lejanos se ven menos nítidos. El coloquial término “corto de vista” hace referencia, generalmente, a una persona miope.
  • Hipermetropía: Es una enfermedad ocular que hace que los objetos lejanos se vean correctamente, pero los elementos cercanos se perciben menos nítidos. Es el efecto contrario de la miopía.
  • Astigmatismo: Este error refractivo se genera como resultado de una curvatura irregular del ojo. La condición incide en la forma en que el ojo procesa la luz, provocando que la visión sea borrosa, en distintos grados.
  • Presbicia: Es una enfermedad visual progresiva, considerada como una consecuencia completamente natural del paso de los años. Se produce por una carencia gradual de la flexibilidad del cristalino del ojo. Por ende, consiste en una reducción gradual de la capacidad de enfocar nítidamente objetos cercanos.

El uso de anteojos y lentes de contacto corrige estos errores de refracción. Sin embargo, la cirugía Lasik constituye una solución definitiva a estos problemas.

Posted in Cirugía LasikComments (0)

¿Por qué cada vez hay más personas con miopía?


En los niños que pasan poco tiempo al aire libre se reduce la producción se dopamina, un neurotransmisor que genera, entre otras, las células de la retina. Esto deriva en una debilidad escleral (el “esqueleto” del ojo), produciendo que este órgano crezca más de lo común y se vuelva miope.

Los menores que están en casa por largos periodos estudiando o utilizando el computador tienen un gran riesgo de padecer miopía. Esto no ocurre tanto por el hecho de fijar la atención en la pantalla, sino que por un entorno, que probablemente tiene poca luz. Expertos de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus (Estados Unidos), indicaron que los infantes que pasan menos tiempo al aire tlibre cuentan con más posibilidades de desarrollar miopía.

En este sentido, agregaron que el incremento de esta afección entre los jóvenes asiáticos está asociado, probablemente, con el estudio intensivo y la atención de cerca.

La Academia Americana de Oftalmología complementó esta teoría desde otro punto de vista, asegurando que los escolares de clase baja en China cuentan con una mejor visión que los de clase media. Esto cobra sentido, considerando que la mayor parte de los jóvenes de situación económica más baja pasa un mayor tiempo al aire libre que sus pares más acomodados.

En la era donde el ocio tecnológico tiene predominancia, los niños pasan poco tiempo al aire libre. Y, por ende, la clave es exponerse más a la luz. Científicos de tres universidades australianas sugirieron en 2013 que los menores pasen al menos tres horas diarias bajo una luminancia de 10 mil lux, lo que equivale a estar en la calle, a la sombra, en un día claro. Una sala correctamente iluminada no supera los 500 lux.

En consecuencia, estar más tiempo al aire libre parecer ser la forma de prevención más efectiva de complicaciones oculares de la vida moderna. Esto es bueno para nuestra visión y otros aspectos de la salud de nuestro organismo.

Posted in Lentes, OftalmologíaComments (0)

La escasez de luz explica el aumento de la miopía


Los genes, la televisión, los videojuegos o las actividades como la lectura y la escritura han sido durante mucho tiempo factores que se pensaba que aumentaba el nivel de la miopía. Sin embargo un grupo de investigadores han publicado en el último número de la revista médica The Lancet, que este aumento de la condición se debe nada más que a la falta de luz.

Se sabe que la exposición a la luz del sol estimula la producción de una sustancia química llamada dopamina, que detiene el crecimiento alargado y distorsiona el foco de luz que entra al globo ocular. El investigador Ian Morgan, de la Australian National University afirma que “está bastante claro que la liberación de dopamina la estimula la luz brillante, esto impide el crecimiento de la miopía”.

A nivel global, las escuelas con mayor número de miopes se encuentran en las ciudades de China, Taiwán, Hong Kong, Japón, Singapur y Corea del Sur, donde entre el 80 y el 90% de los alumnos, hoy ya adultos, padece de miopía. De éstos, entre el 10 y 20 por ciento tienen una enfermedad llamada miopía alta, que puede conducir a la ceguera.

Morgan afirma que “los niños en Asia Oriental se dedican a ir a la escuela, sin salir al patio, para luego irse a casa directamente, quedándose en el interior. Por lo que normal es echarle la culpa a la televisión. La mayoría de lo que hemos visto en el este asiático se debe al entorno, no a la genética”.

El alumno medio de una escuela primaria de Singapur, donde nueve de cada diez son miopes, pasa al aire libre unos 30 minutos al día, donde la prevalencia de la miopía en los niños de origen europeo es de aproximadamente el 10%.

La cifra en Gran Bretaña oscila entre el 30 y 40 %, mientras que en África prácticamente es nulo, cercano al 2 %, según Morgan.

 

 

Posted in EnfermedadesComments (0)

Nuevas tecnologías y la salud visual de los niños


Así como se viene marzo, también se viene el inicio del periodo escolar. Muchos niños entran por primera vez a clases y es de suma importancia preocuparse de su salud visual.

Entre los 5 y 6 años el globo ocular recién está comenzando su etapa de madurez y en las primeras fases de la escolarización, aprendemos muchas cosas, la exigencia del sistema visual es muy alta. Por tanto, cualquier alteración debe ser fácilmente identificable por los adultos que rodean al niño.

Diversos estudios con escolares han revelado que entre el 15 y el 20% de los alumnos con bajo rendimiento se debe a problemas de visión y cuatro de cada diez niños usan gafas o lentes de contacto durante este periodo. Prolongar el momento de poner gafas a los niños es perjudicial para su salud visual. Llevar la visión corregida mediante lentes correctoras o lentillas es lo más conveniente desde el principio. Los expertos recomiendan que durante esta etapa el niño asista al oftalmólogo al menos una vez por año.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de velar por la salud visual de nuestros hijos es la tecnología, que cada vez se hace más imprescindible en nuestras vidas y también en la de los niños. Las consolas de videojuegos y los tablets son por excelencia las plataformas más usadas por los niños y es aquí donde pueden surgir diversos tipos de desgaste ocular.

Al pasar gran cantidad de horas frente a la pantalla puede ocurrir lo que los expertos llaman defectos de graduación o en su estado más avanzado: miopía, en la que el paciente ve bien de cerca pero no de lejos.  Esto es provocado por el esfuerzo de tratar de enfocar de cerca para así poder ver mejor la pantalla, por eso es recomendable cada media hora de juego el niño descanse la vista al menos 5 minutos .

Otra condición que el uso prolongado de la tecnología, especialmente ordenadores y tablets puede provocar en los niños es el “ojo seco”, que ocurre debido a la baja frecuencia de los parpadeos, generalmente los niños cuando juegan un videojuego están tan concentrados que no hablan, no escuchan e incluso dejan de parpadear creando una sensación arenosa en el ojo y el enrojecimiento del mismo, los expertos lo llaman “sensación de cuerpo extraño”, no es grave pero puede provocar molestias e interferir con las actividades cotidianas.

Algunos niños con hipermetropía o estrabismo oculto pueden sufrir de una fatiga visual más intensa que el resto de los niños al momento de pasar muchas horas frente a la pantalla, por lo que en  2010 Nintendo lanzo una nota de aviso para que los niños menores de 6 años no usaran la videoconsola 3D y propuso que los padres desactivaran esa opción de sus consolas. No todas las consolas disponen de este tipo de opciones, aunque si deberían tenerlo en cuenta. Los expertos afirman que a esa edad la visión aún no está desarrollada y este tipo de dispositivos puede alterarla.

Nada de esto quiere decir que los niños no deban tener acceso a la tecnología, sino que es responsabilidad de los padres tomar precaución y poner una serie de límites que generen en el niño una conducta positiva hacia este tipo de dispositivos.

Descansar 5 por cada 30 minutos de uso, asignar horarios de uso para cada dispositivo según su función, son algunas de las precauciones que deberíamos tomar con nuestros hijos y así ayudarlos a ver un mundo más bello.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=