Tag Archive | "Gotas oculares"

¿Qué son las miodesopsias?


A veces tenemos la costumbre de refregarnos los ojos muy seguido, ya sea por alguna molestia física, por motivos de cansancio o simple aburrimiento. Una de las cosas que ocurren generalmente cuando hacemos esto es que vemos unos filamentos en nuestros ojos, que parecen recorrer el campo visual como pequeños gusanos. Sin embargo, no lo son. Se trata de Miodesopsias.

Las miodesopsias sirven como mecanismo de defensa defectuoso de nuestra vista ¿Por qué defectuoso? Porque estos provienen del fluido vítreo, la sustancia que recubre el globo ocular. Frente a un movimiento brusco o violento, esta superficie tiende a resquebrajarse y, como una masa de agua afectada por un cambio geológico, empieza a actuar fuera de lo común.

Aunque estas líneas parecen más bien producto de la masa gelatinosa resquebrajándose, en realidad son todo lo contrario: los filamentos aparecen cuando el fluido se hace demasiado líquido y, gracias a la consistencia gelatinosa, se empieza a aglutinar en cadenas, formando pequeñas montañas espesas sobre el ojo.

¿Cómo nos deshacemos de las miodesopsias? Según los expertos en el área, lo más eficaz es mirar hacia direcciones opuestas en intervalos lentos, ya que las miodepsias se forman por el movimiento brusco, y un proceso relajado de observación de un objeto en particular permitirá que el fluido vítreo vuelva a su estado neutro.

Las miodesopsias nos acompañan a lo largo de la vida, pero tienden a aparecer más frecuentemente a medida que envejecemos. Es importante destacar que hay muchos casos de filamentos que no parecen retirarse jamás. Estos casos se diferencian ya que no provienen del fluido vítreo, sino de la bursa premacular, y no pueden ser tratados por los médicos ya que los filamentos son muy pequeños y, para colmo, tienden a aparecer en personas mayores de edad.

 

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Tips para proteger tus ojos de irritaciones ocasionadas por el smog


La contaminación atmosférica es básicamente una mezcla de sustancias naturales y artificiales en el aire que respiramos y no solo afecta a los seres humanos, sino también a las plantas y animales. Además,  puede afectar nuestro corazón y provocar enfermedades respiratorias crónicas, incluyendo asma.

Puedes no ser consciente del hecho de que la contaminación del aire puede afectar gravemente nuestros ojos y nuestra visión. El aire contaminado puede aumentar el riesgo de problemas oculares, que van desde la simple irritación y ardor hasta la alergia severa e incluso el cáncer. Los síntomas comunes son en su mayoría enrojecimiento, picazón y sensación de ardor y riesgo de conjuntivitis.

Los estudios también han demostrado que un alto nivel de contaminación en el aire puede aumentar la aparición del síndrome del ojo seco. Es una condición crónica en la que los ojos no pueden producir la cantidad óptima de lágrimas para mantener los ojos húmedos. La falta de humedad en los ojos puede hacer sientas picazón. Aquí te daremos algunos consejos que puede seguir para minimizar el riesgo de infecciones oculares:

  • Es aconsejable usar lentes de sol con protección UV mientras estás al aire libre.
  • Tome mucho líquido para mantenerse hidratado porque si no tiene suficiente agua en tu cuerpo, no será capaz de producir la cantidad de lágrimas para humedecer los ojos.
  • Trata de usar gotas para los ojos administradas por un especialista.
  • ¡Deja de fumar! El  humo del cigarrillo puede secar rápidamente los ojos y causar irritación en el ojo.

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Consejos de salud visual más importantes si vas de viaje


¿Estas próximo a realizar un viaje? Acá te damos consejos para que mantengas una buena salud visual durante tus vacaciones o viaje de negocios.

El Optometrista Ramón García Diplomado en Óptica por la Universidad Complutense de Madrid  realizó una lista de consejos muy útiles para el momento de viajar, elaborado en  base a su experiencia como profesional optometrista y como viajero.

Estos son consejos sencillos y prácticos que te pueden ahorrar disgustos y problemas. Acá te los mencionamos:

Nunca olvides tus lentes de sol con protección UV.

El utilizar lentes de sol ayuda a proteger los ojos de los peligrosos rayos UV. Su efecto es acumulativo a lo largo de la vida y enfermedades como las cataratas están muy relacionadas con la exposición al sol sin la adecuada protección

Lleva siempre un botiquín de viaje con gotitas y suero fisiológico.

Los viajes en medios de transporte con aire acondicionado o calefacción como el tren autobús, coche y avión, son muchas veces una experiencia traumática para los ojos. En estos ambientes se pueden resecar terriblemente provocando irritaciones y molestias sobre todo si tienes resequedad ocular.

Las gotitas como comúnmente se conoce a las lágrimas artificiales son una ayuda fantástica en estos casos ya que hidratan la superficie ocular y puedes utilizarlas todas las veces que quieras ya que no incorporan medicación.

Otro artículo importante que no puede faltar en tu botiquín de viaje es el suero fisiológico, estas te pueden resolver una situación problemática como el que te entre arena en el ojo o una pestaña o incluso un pequeño mosquito esto puede ser muy incómodo y molesto.

Si alguna vez te sucede esto tanto de viaje como en casa, el método más fácil que resuelve la mayoría de los casos es aplicar un buen chorro de suero fisiológico directamente al ojo mientras sujetamos los párpados. Lo ideal es que lo haga otra persona y presione con fuerza la ampolla pero también es posible hacerlo uno a sí mismo en caso de necesidad.

Si usas lentes ópticos graduados no olvides llevar unas de repuesto.

Esta es una práctica que muy pocos hacen, cuando preparas un viaje normalmente te centras en llevar un montón de cosas necesarias, pero pocas personas son lo suficientemente previsores como para añadir a su lista unos lentes ópticos de repuesto.

Si olvidas tus lentes de sol siempre podrás comprar unas en tu destino. Pero “ojo”, que unos lentes ópticos graduados no son tan fáciles de conseguir.

Protege tus ojos de las alergias cuando viajas

Si tienes problemas de alergias debes de ir preparado cuando viajas porque las condiciones de cada país son diferentes. Si necesitas tratamiento para la alergia, acuérdate de llevarlo siempre en tu botiquín (antihistamínicos, colirios, etc…).

Siguiendo estos simples consejos, podrás disfrutar y relajarte en tus próximas vacaciones.

Posted in Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Conoce el riesgo de usar gotas oculares expiradas


Es habitual que en nuestro botiquín tengamos gotas oculares. Generalmente, estas no se acaban luego de un tratamiento por conjuntivitis y otro tipo de patología visual. Por este motivo, terminan almacenadas y olvidadas. No obstante, la pregunta surge al sufrir nuevamente un tipo de infección y se desea acudir a estas gotas ¿Es riesgoso usar gotas visuales caducadas?

Los colirios, o gotas oculares, expiran al mes de ser abiertos. O sea, tenemos cuatro semanas de uso después de su primera aplicación. Asimismo, al culminar este mes, los componentes activos de las gotas pierden sus propiedades químicas y pueden alterarse, lo que puede derivar en inconvenientes para nuestra vista.

Por ende, es importante recordar la fecha de apertura del recipiente y no guiarse solamente por la fecha de caducidad indicada en el envase, ya que esta solamente señala el momento de vencimiento del producto antes de ser abierto.

Distintas infecciones oculares se generan por la utilización de gotas oculares vencidas, donde su composición está adulterada debido al paso del tiempo.

Al momento de usar gotas para los ojos, considera los siguientes aspectos:

  • Anotar la fecha de apertura de las gotas en el envase.

  • Luego de cuatro semanas después de su apertura, deséchalas. No las vuelvas a usar.

  • Almacenar el envase en un sitio apropiado, garantizando las condiciones ambientales para evitar adulteraciones.

  • Administrar las gotas apropiadamente, sin tocar el ojo con el envase.

Posted in Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Desarrollan gotas oculares capaces de dar visión nocturna


En comparación a otros seres vivos, estamos de acuerdo en que la visión general del ser humano deja bastante que desear, sobre todo en la oscuridad. Si bien algunos tienen mejor vista que otros, no se compara con la capacidad de muchos animales para cazar presas o detectar amenazas bajo el manto de la noche.

Sin embargo, con ayuda de la tecnología hemos logrado compensar nuestras limitaciones biológicas, y los ojos no son la excepción. Existen dispositivos como el ATN PVS14, que a un precio de 3.600 dólares coloca la visión nocturna al alcance de varias personas. Aunque en estos tiempos los accesorios electrónicos no son la única opción.

Un grupo de «biohackers» perteneciente al grupo de investigadores independientes Science for the Masses, ha desarrollado una impresionante prueba de campo, colocando Clorina e6 en los ojos de un colaborador, permitiéndole detectar personas en la oscuridad a más 50 metros de distancia.

Los investigadores publicaron un documento en el que se explica el uso de gotas oculares con el fin de optimizar la visión nocturna en humanos. La Clorina e6, análoga de la clorofila, es la sustancia que hace esto posible. Esta se puede encontrar en algunas especies de peces que viven en las grandes profundidades del océano. La sustancia ya está siendo aplicada en terapia fotodinámica o en tratamientos específicos como, por ejemplo, la ceguera nocturna.

El voluntario para la prueba fue el investigador bioquímico Gabriel Licina, quien recibió un total de 150 milímetros cúbicos (150 microlitros) de Clorina e6 en cada ojo, divididos en tres dosis. Los efectos tardaron menos de una hora en hacerse presentes, y el siguiente paso fue salir afuera para probar sus nuevos ojos.

grabiel-licina-vision-nocturna-2

Al principio, Licina logró registrar en la oscuridad diferentes formas a diez metros, sin embargo a los pocos minutos ya podía reconocer símbolos y figuras a una mayor distancia. En la segunda prueba participaron más personas, colocándose cerca de árboles a una distancia de 50 metros.

La precisión del grupo de control estuvo cerca del 30 por ciento, pero Licina acertó en cada oportunidad, reconociendo incluso cuando una persona estaba apoyada contra un árbol. Aunque sus efectos sean temporales, según el documento dura varias horas, la optimización de nuestra visión nocturna con Clorina e6 es viable, y lo más importante es que Science for the Masses no trabaja en un laboratorio especializado, sino que hicieron todo esto en un garaje.

En el siguiente video podremos ver, de manera breve, el desarrollo de este experimento, cuyos resultados han dado la vuelta al mundo.

Posted in DatosComments (0)

¿Qué es la Erosión Corneal?


Esta condición afecta a la córnea, la cúpula transparente que cubre la parte frontal del ojo. Está compuesta de cinco capas, la más externa es llamada epitelio. Cuando el epitelio no está bien conectado al tejido de la córnea, incluyendo la llamada capa de Bowman o membrana basal, la erosión corneal puede ocurrir, si ocurre repetidamente, la condición es llamada erosión corneal recurrente.

El síntoma más común de la erosión corneal es el dolor, que puede variar de leve a severo. El dolor puede ser especialmente incómodo al despertar en la mañana, debido a que los ojos se secan naturalmente por la noche y el párpado puede pegarse ligeramente al epitelio.

Si el epitelio no está unido firmemente al tejido de la córnea, la acción de abrir los párpados puede causar un desgarramiento del epitelio. Sin un tratamiento, sus ojos pueden continuar sufriendo la erosión.

Otros síntomas incluyen:

  • Sensación de presencia de un objeto extraño en el ojo

  • Sensibilidad a la luz

  • Visión borrosa

  • Ojos llorosos (sobre todo al despertar)

  • Sequedad

La erosión corneal puede ocurrir espontáneamente y a cualquier persona. Algunos factores aumentan el riesgo de desarrollarla:

  • Tener historial de lesiones en el ojo

  • Tener una enfermedad de la córnea como la distrofia corneal

  • Haber tenido úlcera del ojo, por ejemplo una infección de herpes simple

  • Uso de lentes de contacto, incluyendo lentes mal ajustados a los ojos o que no han sido cuidados apropiadamente

El diagnóstico de esta condición consiste en un examen con una lámpara de hendidura, un instrumento que emite un haz de luz delgado y brillante sobre el ojo. Esto permite al su oftalmólogo examinar a fondo la parte frontal del ojo. Su También puede poner una mancha de fluoresceína en el ojo que indica las áreas de la córnea con erosión.

El oftalmólogo puede prescribir un ungüento lubricante para usar antes de dormir que ayude a evitar que el párpado se adhiera al epitelio. También pueden ser recomendadas las lágrimas artificiales para mantener los ojos húmedos durante el día. El ojo puede necesitar un parche, o usar un lente de contacto especialmente moldeado que actúe como venda. También es posible que se administren antibióticos durante algunos días hasta que el epitelio haya sanado.

Si las erosiones corneales son recurrentes a pesar de la lubricación durante la noche y el uso de lágrimas artificiales durante el día, el oftalmólogo puede recomendar una cirugía que ayude a la cicatrización del epitelio. Un tipo de cirugía, llamada punción estromal anterior, crea pequeñas cicatrices en la base del epitelio mediante el uso de una aguja muy fina. Se cree que ésta cicatrización actúa como un ancla para que el epitelio se adhiera mejor a la capa de la córnea bajo éste.

En el siguiente video podremos apreciar una erosión corneal secundaria provocada por un arañazo de una rama de material vegetal.

 

Posted in Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Es posible dormir con los ojos abiertos?


Seguramente más de alguna vez has visto, y quizás te llamó poderosamente la atención, cómo algunas personas pueden dormir con los ojos abiertos. Aunque esto no es demasiado frecuente, tampoco ocurre en casos tan aislados como para no vivir la extraña experiencia de verlo alguna vez en la vida.

¿Pero alguna vez te has preguntado por qué hay personas que duermen así? Conozcamos la respuesta.

La imposibilidad de poder cerrar completamente los ojos, es decir, cubrir el globo ocular en su totalidad con los párpados, es una condición que recibe el nombre de Lagoftalmos o Lagoftalmia. Este término  proviene del griego lagoos, que significa liebre. Su uso para nombrar este fenómeno viene de la antigua creencia de que las liebres duermen con los ojos abiertos, quizás por el hecho de estar siempre en alerta.

La mayoría de los especialistas ven este problema más como un síntoma que como una enfermedad, ya que generalmente tiene una causa, como pueden ser algunas infecciones, traumatismos y parálisis faciales, enfermedades de la piel e incluso, procedimientos quirúrgicos como las cirugías estéticas mal realizadas. También puede ser provocado por enfermedades de la tiroides o pérdida de la tonicidad de los músculos faciales.

En condiciones normales, cuando el párpado se cierra cubre la superficie de los ojos con una fina película de lágrimas que protege la misma del polvo y otras partículas del ambiente, a la vez que los humedece y los mantienen sanos.

Particularmente durante tantas horas de sueño, la persona se expone a sufrir sequedad ocular, la cual puede resultar dolorosa y muy dañina para el mismo, además de que se expone a lesiones e infecciones que pueden provocar agentes patógenos o cuerpos extraños.

Existen varias formas para tratar esta problemática, algunas son solo soluciones parciales y otras son más drásticas. Entre las primeras está la aplicación frecuente de lágrimas artificiales con el objetivo de mantener la córnea húmeda, aunque en el caso de las largas horas de sueño es preferible emplear una pomada que extiende más su acción en el tiempo. También se han empleado gafas especiales que impiden que la película lagrimal se evapore durante el sueño.

Otra solución, en los casos en los que es factible, son las cirugías de diversos tipos. Una de ellas que resulta cuando menos curiosa, es la que emplea inserciones de oro o de platino en los párpados superiores, de manera que el peso que provocan tira de los mismos hacia abajo. Esto puede requerir frecuentes ajustes y no está exento de problemas derivados.

Sea cual fuere la solución posible, lo más importante es acudir al especialista una vez detectado el problema ya que a menudo suele ser síntoma de una enfermedad más perniciosa que puede manifestarse de esta manera en principio, y puede ser una vía efectiva para atajarla a tiempo.

Posted in Datos, Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Implante para estimular la producción de lágrimas


¿Alguna vez has tenido la sensación de ardor o picazón en los ojos? ¿Has sentido los ojos arenosos y la visión borrosa? Si es así probablemente padezcas de “ojo seco”.

Científicos de la Universidad de Stanford han desarrollado un neuroestimulador implantable para estimular y aumentar la producción de lágrimas. Se espera que el dispositivo sea una alternativa para tratar diferentes enfermedades oftalmológicas como el ojo seco.

Las lágrimas cumplen la función de lubricar los ojos y eliminar partículas y cuerpos extraños. Una capa lagrimal sana en el ojo para tener una buena visión. Los ojos secos  se desarrollan  ante la incapacidad de mantener una capa sana de lágrimas.

El doctor Mark Blumenkranz, mentor de  Michael Ackermann, líder del proyecto, afirma: “Hay muy pocas opciones de tratamiento para estos pacientes. Las gotas necesitan refrigeración y los ungüentos se dejan de usar al poco tiempo”.

Los distintos factores que pueden generar esta condición son los cambios hormonales, exposición en ambientes con viento o aire acondicionado, al sol, tabaquismo y alergias. Actualmente, los investigadores crearon dos pequeños dispositivos que estimulan la producción de lágrimas mediante pulsos micro-eléctricos directamente en la glándula lagrimal.

El dispositivo ya ha sido sometido a pruebas en ensayos clínicos con resultados muy prometedores en Australia, Nueva Zelanda y México. Los investigadores crearon una start-up que ya consiguió US$7,6 millones de financiamiento para la producción del mismo. Hoy en día el se encuentra en proceso de la obtención de las aprobaciones europeas y canadienses, para posteriormente contar con el respaldo de la FDA.

 

Posted in Datos, Salud VisualComments (0)

Descubre los tipos de gotas para los ojos


Aunque la clase más habitual de gotas para los ojos son las de comercialización libre, existe una gran gama de gotas creadas para diversos fines. Las variedades sin prescripción son capaces de lubricar o suprimir el enrojecimiento, mientras que la mayor parte necesita una receta del oftalmólogo.

Entre las gotas disponibles para la salud visual, tenemos:

  • Lubricantes sin prescripción: Las gotas visuales sin receta entregan alivio temporal a la resequedad, si es que no existe una causa severa. La mayor parte de las personas tiene sus ojos secos si han observado una pantalla durante un tiempo prolongado, si están deshidratados, si han permanecido en un sitio seco por mucho tiempo y por falta de sueño. Aunque las gotas que poseen preservantes evitan que las bacterias se extiendan, bastantes son alérgicos. Por ende, las gotas que no las contienen son una mejor alternativa. La mayoría de este tipo de gotas se venden en dosis únicas, con el objetivo de prevenir el desarrollo bacterial.

  • Descongestivos sin prescripción: Los descongestivos o antienrojecimiento de venta libre son el otro tipo más común de gotas sin prescripción. El enrojecimiento podría surgir cuando el globo ocular está deshidratado o seco. Por lo general, deriva de alergias, clima seco o fatiga. Estas gotas contribuyen a “emblanquecer” el ojo, debido a la contracción de los vasos sanguíneos. No obstantes, estas solamente son eficaces en cierta medida. Mientras más se utilicen, mayor será la dosis requeridas para un buen resultado. Estas también pueden provocar la dilatación de la pupila por su abuso.

  • Gotas antialérgicas prescritas: Las alergias son el motivo posible de la sequedad visual y el enrojecimiento, en conjunto con el lagrimeo y/o picazón. Es complejo no frotarse los ojos ante estos síntomas y, al realizar esto, se libera histamina, una sustancia generada por el cuerpo para contrarrestar las alergias, pero esto solamente hará que el ojo se irrite más. Las gotas sin recetas, por lo general, se conocen como antihistamínicos, y opera disminuyendo la histamina que produce la irritación.

  • Gotas prescritas antiinflamatorias: Existen dos tipos de estas gotas: corticoesteroides (hormonas esteroideas) y no esteroides. Según los expertos, las primeras se utilizan para el tratamiento de la iritis o inflamación conjuntival o corneal. Estos productos se venden bajo receta ya que, si se utilizan mal, podría desencadenar infecciones e, incluso, cataratas.

  • Gotas antibióticas y antibacteriales bajo prescripción: La conjuntivitis viral o bacterial, también denominada como “ojo rosa”, puede ser tratada con gotas específicas. Las manifestaciones de las conjuntivitis bacterial incorporan enrojecimiento, secreción amarillenta pegajosa e inflamación. En cuanto a la viral, presenta los mismos síntomas, aunque la secreción es blanquecina. La conjuntivitis bacterial es tratada con gotas antibióticas. Se pueden tratar las variantes más leves de la conjuntivitis viral con gotas regulares, pero la botella no debe tener contacto con el ojo, o la infección podría propagarse.

Fuente: http://www.mdlatam.org/

Posted in LentesComments (0)

Cómo afecta la artritis a tus ojos


Si bien la artritis es fundamentalmente reconocida por ser una patología de los huesos y articulaciones, también es habitual que influya en otras zonas del organismo, sobre todo la artritis reumatoidea. De esta manera, una parte del cuerpo que puede ser afectada son los ojos.

En primer lugar, tenemos el Síndrome de Sjogren. Esta enfermedad es una patología autoinmune que genera un exceso de creación de anticuerpos en la sangre. Esto puede derivar en afecciones del tejido conectivo, como la artritis reumatoidea. Una de las zonas primordiales donde puede incidir son los ojos, produciendo que comiencen a secarse y su posterior inflamación. Si bien el tratamiento para este trastorno puede variar, habitualmente se utilizan corticosteroides.

Por su parte, la uveitis es otro inconveniente del ojo que puede suceder debido a la artritis, sobre todo en la artritis reumatoidera juvenil. Esta enfermedad consiste en la inflamación del segmento interior del ojo, incluyendo el iris, el cuerpo ciliar y el coroide del ojo.

La uveitis puede producir enrojecimiento del ojo, dolor ocular, sensibilidad a la luz y visión borrosa. Las gotas oculares son el tratamiento más común para la variante leve de la enfermedad. No obstante, en casos graves, se podría requerir una cirugía láser.

La escleritis es otra enfermedad que influye en los ojos, derivada de la artritis. Esta anomalía inflamatoria ataca la cobertura blanca del globo ocular, denominada esclerótica. La inflamación que produce la escleritis puede producir mucho dolor y, generalmente, se utilizan gotas oculares antiinglamatorias para atenuar estas manifestaciones.

Por último, tenemos al glaucoma. Frecuentemente, la artritis puede causar inflamación que interfiere en el proceso de drenaje del ojo. Esto puede desencadenar la enfermedad visual, la que produce dolor, vista borrosa y una pérdida total de la visión si no es tratada a tiempo. El glaucoma puede evitarse mejorando la inflamación de los alrededores del sistema de drenaje a través de gotas oculares con corticosteroides. Sin embargo, se debe recordar que todo medicamento será recetado por un oftalmólogo.

Posted in Glaucoma, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=