Archive | Retina

Riesgos para los ojos ante excesiva exposición a rayos UV

La temporada de verano es sin duda una época hostil para los ojos. Las condiciones ambientales son una permanente agresión: aumento de la temperatura del aire, disminución de la humedad, más viento, polvo en suspensión y especialmente lo exposición al sol y a los rayos ultravioleta, pueden generar a largo plazo tumores y otras enfermedades oculares.

La capa de ozono, año a año se va deteriorando y deja de funcionar como escudo protector contra los dañinos rayos ultravioleta, aumentando así la radiación directa. Es por esto, que cada vez hay que redoblar las precauciones y estar más atentos al cuidado de nuestra piel y ojos.

Durante la época estival, para la realización de actividades recreativas al aire libre, deportes y el día a día, es de suma importancia un 100% de protección para la vista. Si  bien la mayoría de la gente sabe y se preocupa de proteger la piel de los rayos UV, también es necesario que se tome conciencia sobre el cuidado de los ojos. Estudios demuestran que una exposición sin protección es el factor principal en la génesis de tumores y otras patologías que comprometen la salud visual a lo largo de la vida.

Cáncer ocular

El tumor maligno más frecuente de piel y párpados es el cáncer basocelular, que se presenta especialmente en la cabeza y el cuello por ser las zonas más desprotegidas del cuerpo. Es el 90% de los tumores malignos de párpados en USA y 20% de todos los tumores palpebrales.  Es más común en adultos de piel clara entre los 50 y 80 años pero también puede presentarse en los más jóvenes, entre 20 y 40 años, con  5 a 15 %.  Las personas blancas, de ojos claros, demasiado expuestos a la luz solar y con antecedentes familiares de cáncer de piel son los más afectados. Si se reseca o extirpa precozmente, la mayoría de las veces se puede curar ya que rara vez da metástasis. Si se deja evolucionar sin control, las consecuencias pueden ser fatales.

Otro tumor maligno representa el 1%, es el lelanoma, se presenta intra ocularmente y es un tipo de cáncer agresivo que puede afectar varias partes del ojo: el párpado, la órbita, el iris,  la coroides, entre otros. Este cáncer puede darse únicamente en el ojo o puede hacer metástasis a otro lugar en el cuerpo, pero también puede comenzar sobre la piel u otros órganos y llegar al ojo.  Dentro de los síntomas podemos encontrar, ojos saltones, cambios en el color del iris, visión deficiente, enrojecimiento y dolor. Los tratamientos van desde láser o radioterapia, si el tumor es pequeño, aunque en algunos casos es necesario extirpar el ojo.

Para no llegar a esto, la manera más fácil es prevenir de forma conciente, evitando la exposición excesiva y directa a la luz solar, especialmente en las horas en que son más intensos (11 am a 14 pm), además usar lentes de sol, verificando que tengan protección contra los rayos UV.

TIPS DE CUIDADOS
• Los lentes de sol deben tener filtro contra los rayos ultravioletas (UV).
• Utilizar lentes de sol no sólo en época de primavera – verano. Durante los días nublados también afectan los rayos UV.
• Los lentes fotosensibles son una buena opción, ya que se oscurecen según la cantidad de rayos UV.
• Adquiri lentes de sol en ópticas o lugares especializados.
• Exigir la garantía del fabricante que avale las especificaciones del producto.
• Ojo con las imitaciones y los lentes de cuneta.
• Complementar el uso de lentes de sol, con sobrillas, viseras o gorros al realizar actividades deportivas o al estar en exposición directa, por ejemplo en la playa.  Así protegemos la parte superior, inferior y los laterales de nuestros ojos y que nos son cubiertos por los lentes.

 

Posted in Datos, Enfermedades, Lentes, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

La alta miopía es un peligro para la retina

La miopía es un defecto refractivo que causa una visión borrosa, ya que los objetos lejanos se enfocan por delante de la retina y no sobre ésta, como debería ser. La alta miopía ocurre cuando estos pacientes tienen más de 6 dioptrías, generándose un estiramiento excesivo del ojo y todas sus estructuras.

Este trastorno tiene un efecto directo sobre la retina, que puede perder su grosor. Los principales problemas que estas personas podrían sufrir son el desprendimiento de retina, membranas neovasculares, hemorragias submaculares, atrofia coriorretiniana, crecimiento de vasos por debajo de la retina en la zona macular, agujero macular miópico o separación de las capas de la retina macular.

No obstante, el diagnóstico temprano de esta enfermedad oftalmológica puede cambiar notoriamente el futuro de la visión.

Alrededor del 40% de los miopes con más de 8 dioptrías son altamente propensos a sufrir alguna enfermedad del centro de la retina, implicando una considerable pérdida de la visión. Así lo asegura el oftalmólogo Carlos Mateo, del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de España. El profesional agrega que, por este motivo, esta patología es hoy una de las principales preocupaciones del mundo oftalmológico.

El experto del IMO sostiene que las enfermedades retinianas pueden ocasionar una discapacidad visual notable e influir directamente en la calidad de vida de las personas, sobre todo cuando están en edad laboral, que son los pacientes que mayormente tienen esta anomalía.

Las personas que sufren de alta miopía alcanzan un 2% de la población. Además de producir complicaciones en la retina, estos pacientes también tienen una mayor predisposición a otras enfermedades oftalmológicas, como el glaucoma o cataratas.

Síntomas de la alta miopía

Las manifestaciones de la alta miopía son líneas onduladas o manchas opacas dentro del campo visual. También ocurre una pérdida de la agudeza de la vista. No obstante, aunque no haya síntomas de este tipo y la enfermedad está diagnosticada, es importante que estos pacientes acudan a controles oftalmológicos periódicamente para descartar lesiones en la retina, que en muchas ocasiones no son detectadas.

Tratamiento para la alta miopía

Si bien los anteojos y lentes de contacto pueden ayudar a corregir la vista de los pacientes miopes, no constituyen una solución definitiva para el problema. Los procedimientos actuales que se utilizan en estos casos son la cirugía Lasik y, en los casos en que la miopía sea demasiado alta, podrían necesitarse lentes intraoculares fáquicos.

Es posible que se requiera usar técnicas combinadas de Lasik y lentes intraoculares, para tratar ametropías que no puedan corregirse con un solo método.

 

Posted in Cirugía Refractiva, Datos, Lentes, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿Qué es un Entropión?

El Entropión es una alteración en la forma de los párpados que puede causar molestias por el contacto de las pestañas con la córnea o la conjuntiva. Esta afección también puede causar molestias estéticas y solo la cirugía figura como solución para esta condición.

La patología puede ser hereditaria o generada por la debilidad de los tejidos de los párpados ocasionados por la edad. No obstante, habitualmente es causada por un espasmo o el debilitamiento de los músculos que circundan la parte inferior del ojo. En los bebés, casi nunca causa problemas, ya que sus pestañas son muy suaves y no lesionan la córnea con facilidad.

Si la inversión es hacia fuera es denominado ectropión y si la inversión es hacia adentro se denomina entropión. El entropión suele ser el causante de las lesiones conjuntivo-cornéales, por el contacto con las pestañas.

Los síntomas de esta condición se manifiestan en disminución de la visión si la córnea está lesionada, lagrimeo excesivo, dolor o molestia en los ojos, Irritación en los ojos y enrojecimiento. El médico generalmente puede diagnosticar esta afección al examinar los párpados y, por lo general, no se requieren exámenes especiales.

Como tratamiento las lágrimas artificiales pueden evitar que el ojo se reseque y pueden ayudarle a que se sienta mejor, por otra parte la cirugía para corregir la posición de los párpados por lo general funciona bien. El pronóstico generalmente es bueno si la afección se trata antes de que se presente daño al ojo.

La mayoría de los casos de entropión no se pueden prevenir, pero el tratamiento reduce el riesgo de que se presenten complicaciones. Acuda al médico si tiene ojos rojos después de visitar un área donde se presenta tracoma (norte de África o el sur de Asia).

 

 

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿En qué consiste la opacidad del cristalino?

La opacidad del cristalino es comúnmente llamada catarata. Esta enfermedad impide que la luz entre directamente a la retina y que se formen las imágenes correctamente.

La catarata surge en una estructura natural que tenemos dentro del ojo llamada cristalino, que es un lente natural totalmente transparente que ayuda a enfocar las imágenes hacia la retina.

Los síntomas de una persona con cataratas son: una visión cada vez más pañosa (una especie de neblina) y que todo se pone más opaco, como si faltara luz. Este problema se puede presentar en personas de cualquier edad, sin embargo, es después de los 60 años que generalmente comienza a dificultar la visión.

¿Cuál es el tratamiento a seguir? La catarata se trata solamente con operación y para esto existen varias técnicas, pero al final todas se resumen en extraer este lente y colocar uno artificial. Lo positivo de esta cirugía es que no necesita anestesia general ni hospitalización. La cirugía cuenta con alto nivel de seguridad y bajos índices de complicaciones. El tiempo de recuperación varía de acuerdo al tipo de técnica y cirugía que se practica y variando de tres días a tres semanas.

Existen distintos tipos de catarata:

  • Congénita
  • Traumática
  • Metabólica
  • La medicamentosa
  • La normal por la edad

Existen diversos mitos, por tanto es importante aclara que es falso:

  • Que la catarata duele
  • Que hay que dejarla madurar
  • Que no se requiere cirugía
  • Que existen tratamientos de gotas y vitaminas que eviten la formación de una catarata.

La catarata tiende a confundirse con otras enfermedades como manchas o nubes que puedan aparecer en los ojos, como el pterigión, una telita que crece frente al ojo, no adentro de él, como el caso e la catarata.

Por todo esto recomendamos incrementar los cuidados de la vista con una visita al oftalmólogo para detectar la presencia y la gravedad de una catarata, además de cualquier otro padecimiento que pudiera estar ocasionando una visión borrosa o alguna otra molestia.

Posted in Córnea, Datos, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

¿Cuáles son los hábitos que dañan tu retina?

Una serie de acciones diarias como el exceso de luces LED o fumar, generan daño en la retina y dificultan tu visión. Conoce qué actividades cotidianas podrían estar perjudicando tu salud visual.

Según especialista de Mayo Clinic, la retina consiste en una capa delgada de tejido que se ubica en la pared posterior interna del globo ocular. Esta parte del ojo posee millones de células sensibles a la luz y otras nerviosas que captan y realizan la organización de los datos visuales.

La retina manda esta información al cerebro mediante el nervio óptico y que se lleve a cabo el proceso visual. No obstante, distintos hábitos pueden influir negativamente en este, generando patologías y daños en esta zona del ojo. Entre estas acciones, tenemos las siguientes:

Consumir refrescos “light”: La Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor (AMEDEC) señala que existen investigaciones que demuestran los efectos negativos del exceso de azúcar sintética, como el aspartamo, ya que deriva en daños en la retina.

Consumo de cigarrillos: Un análisis publicado en The Medical British Journal explica que fumar daña gravemente la visión. La exposición al humo del cigarro agiliza el proceso de degeneración de la retina, lo que termina en la degeneración macular, una enfermedad que puede causar ceguera.

Utilización de láser verde: Un oftalmólogo de Mayo Clinic, Dennis Robertson, explica que enfocar de manera directa el láser a los ojos puede causar daños en la retina.

Exposición excesiva de la luz LED: Cecilia Sánchez Ramos, experta de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), indica que exponerse de manera regular a esta clase de luz genera daños en la retina.

Consumo habitual de ácido acetilsalicílico: Una investigación de la Universidad de Sidney, Australia, y publicada en el Jama Internal Medicine, sostiene que las personas que ingieren frecuentemente y por bastantes años el ácido acetilsalicílico, poseen más probabilidades de desarrollar degeneración macular.

Utilización de poppers: Un trabajo publicado en la revista científica “Eye”, afirma que la utilización de esta sustancia química en la vida sexual puede causar problemas de visión, ya que daña las células de la retina.

Los rayos UV: Estar por tiempo prologando bajo los rayos solares sin protección, como lentes con filtro UV, pueden surgir enfermedades visuales que afecten a la retina o la superficie de los ojos. La degeneración macular o maculopatía solar son algunas de estas patologías, según la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV).

Posted in Enfermedades, Retina, Salud VisualComments (0)

Las discapacidades visuales más frecuentes

Según el programa para la Prevención de la Ceguera de la Organización Mundial de la Salud, OMS, se calcula que en el mundo hay cerca de 161 millones de personas con discapacidad visual, de ellas 37 millones tienen ceguera y 124 millones visión subnormal. A su vez, hay 153 millones de personas con limitaciones por errores refractivos no corregidos.

Si bien estas cifras para algunos pueden resultar no muy representativas, aquí un dato impactante: más del 90 por ciento de todos los individuos ciegos en el mundo viven en países en desarrollo.

Factor: edad

Padecer una u otra enfermedad visual, en muchas ocasiones está asociada a la edad. Hay unas típicas de la niñez y otras de la edad adulta. En la niñez, son frecuentes las enfermedades congénitas, mientras que en edad adulta, algunas son resultado del proceso de envejecimiento.

Los especialistas mencionan que entre los 18 y los 30 años, existe una estabilización en las enfermedades refractivas. No obstante, este grupo poblacional presenta riesgos debido al incremento de accidentes laborales.

Patologías

Hay otras alteraciones que independiente de la edad, responden a factores patológicos. Las más comunes son las conjuntivitis que pueden ser infecciosas o alérgicas.

Además, tanto niños como adultos pueden tener enfermedades visuales como resultado de problemas sistémicos como hipertensión o diabetes. Por lo tanto, se recomienda tener control adecuado de las enfermedades de base.

Los 40 son definitivos

A partir de los 40 años y con el proceso de envejecimiento de las células, la mayoría de las personas tendrá un déficit visual para la lectura. Además, la edad adulta es propicia para enfermedades degenerativas, de los 50 años en adelante, la catarata es la enfermedad que se presenta con más frecuencia.

Los expertos revelan que entre el cuatro y el cinco por ciento de las personas mayores de 45 años desarrolla cataratas. Otra enfermedad presente en algunos pacientes, una vez pasados los 40 años, es el glaucoma, una patología silenciosa y progresiva que produce pérdida de la visión. También se cuenta la degeneración macular relacionada con la edad, una alteración que afecta la visión central.

Posted in Degeneración Macular, Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Queratócono, Retina, Salud VisualComments (0)

Diabetes multiplica probabilidades de sufrir ceguera

La retinopatía diabética puede ocasionar el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, provocando una visión borrosa que, con el pasar de los años, lleva al deterioro total de la vista.

La retinopatía diabética, la enfermedad ocular más común entre los pacientes con diabetes, ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina. A veces, estos vasos pueden hincharse y dejar escapar fluidos, o inclusive taparse completamente. En otros casos, nuevos vasos sanguíneos anormales crecen en la superficie de la retina causando esta enfermedad.

La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en los estadounidenses en edad productiva. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo de padecer esta afección.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos. Las personas con retinopatía diabética a menudo no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. Pero a medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en muchos casos no puede ser revertida. Existen dos etapas de la retinopatía diabética:

  1. La no proliferativa se presenta primero.
  2. La proliferativa es más grave y avanzada.

Prevención y tratamientos
La mejor forma de evitar la retinopatía diabética consiste en controlar la diabetes y mantener la presión arterial a niveles normales. Las personas diabéticas deberían someterse a exámenes visuales anuales cinco años después de que se les diagnostique la diabetes, para que el tratamiento necesario pueda comenzarse de manera precoz y así se salve la visión.

El tratamiento consiste en la fotocoagulación por láser, en la que un rayo láser se aplica sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Este tratamiento es indoloro porque la retina percibe las sensaciones dolorosas.

Si la hemorragia de los vasos dañados ha sido grande, puede ser necesario recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo (un procedimiento llamado vitrectomía). La visión mejora tras la vitrectomía y el humor vítreo es gradualmente reemplazado.

Otros problemas que se pueden presentar

  • Cataratas: opacidad del cristalino del ojo
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo, que puede llevar a ceguera
  • Edema macular: visión borrosa debida a que se filtra líquido hacia el área de la retina que suministra la visión aguda central
  • Desprendimiento de retina: la cicatrización puede provocar que parte de la retina se salga de la parte posterior del globo ocular.

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Prueba de colores para tus ojos, ¿cuántos puedes ver?

La retina de nuestros ojos contienen unas células denominadas conos y bastones, encargadas de que percibamos los colores de una u otra forma. Los bastones tienen un mejor funcionamiento en áreas con baja luminosidad. Asimismo, brindan la visión en blanco y negro.

En tanto, los conos se adaptan de mejor manera a condiciones que tienen luz excesiva, y también nos da la visión a color. No obstante, no todas las personas ven el mismo color ni los mismos tonos, ya que esto depende de factores fisiológicos y externos.

Una imagen publicada recientemente por la profesora Diana Derval, experta en neuro-marketing, es capaz de establecer el número de receptores de color (conos) en nuestro ojo.

test colores

Si ves menos de 20 colores, eres una persona Dicromática. Esto significa que solamente tienes dos tipos de conos en el ojo. Sin embargo,el 25% de la población es dicromática. Derval asegura que la mayor parte de estos individuos tiende a vestirse con tonos negros, azules y beige.

En tanto, si eres capaz de distinguir entre 20 y 32 colores, eres una persona Tricromática: tienes tres clases de conos en tus ojos. Se estima que la mitad de la población mundial es tricrómata y aprecian de buena forma los colores violeta-azul y verdes-rojos.

Por último, si se diferencian entre 32 y 39 colores, se es un Tetracrómata. Esto quiere decir que se tienen cuatro tipos distintos de conos. Los individuos con esta condición no soportan mucho el amarillo. Por ende, no tienen a utilizarlo en su vestimenta. Se calcula que el 25% de la población es Tetracrómata.

Derval indica que en el test solamente aparecen 39 colores, por lo que es imposible que se hayan percibido más de estos.

¿Cuántos fuiste capaz de ver?

Posted in Datos, RetinaComments (0)

¿Qué hacer ante un “derrame” en la parte blanca de ojo?

La hemorragia subconjuntival, también denominada hiposfagma, es una situación frecuente en los servicios oftalmológicos. El motivo principal de la consulta es una mancha roja en la zona blanca del ojo.  La preocupación familiar aumenta si la hemorragia es de un gran tamaño aunque, en la mayoría de los casos, se trata de una situación sin complicaciones.

Dependiendo del tamaño de este “derrame”, puede haber cierto grado de molestia al parpadear. En algunas ocasiones, el paciente no es el primero en darse cuenta de la anomalía, sino que es otra persona. Esto se debe a que la hemorragia es poco sintomática, sin tener influencia en la visión.

La afección se diagnostica a través de una revisión simple por un oftalmólogo. Usualmente, no necesita ninguna exploración complementaria, ya que en la mayor parte de los casos consiste en una patología sin importancia. Sin embargo, hay una excepción en los pacientes que sufren alteraciones de coagulación sanguínea, ya sea por el consumo de medicamentos anticoagulantes o por una enfermedad sistémica.

Causas de la hemorragia subconjuntival

Hay diversas causas que pueden promover la aparición de la hemorragia subconjuntival, entre las que tenemos:

  • Traumatismos en zonas cercanas al ojo que, por efecto de extensión, lo afectan.
  • Inflamaciones locales en la conjuntiva– más conocidas como conjuntivitis– pueden generar hemorragias pequeñas.
  • Traumatismos oculares: este es el motivo más frecuente. En ciertos casos son tan triviales, que el mismo paciente les resta importancia. Por ejemplo, ocurre en situaciones como frotarse los ojos con fuerza desmedida.
  • Hemorragia conjuntival como producto de la menstruación.
  • Ruptura pequeña de una vena producto de una hiperpresión venosa brusca generada por tos convulsiva, estreñimiento intenso, gran esfuerzo físico, vómitos, entre otros.
  • Hipertensión arterial sistémica.
  • Aparición espontánea sin relación a ningún factor conocido.

Tratamiento para la hemorragia subconjuntival

El problema se soluciona de forma natural a través del proceso de reabsorción de la sangre, que demora de 2 a 3 semanas. Esto se debe a que la anomalía consiste en  un hematoma, como los que pueden darse en cualquier otra parte del organismo.

Por ende, generalmente no se requiere ningún tratamiento específico, aunque pueden aplicarse lágrimas artificiales para hidratar al ojo y reducir las molestias al parpadear. Cabe mencionar que solamente un oftalmólogo debe recetar estos fármacos.

Posted in Enfermedades, Retina, Salud VisualComments (0)

Hipermetropía y cirugía Lasik: recupera tu visión

El aplanamiento de la córnea o la reducción del globo ocular que produce la hipermetropía, pueden corregirse mediante la cirugía Lasik. Si bien existen algunas contraindicaciones, es bastante segura para todos los pacientes aptos para la intervención.

La hipermetropía consiste en un error de enfoque visual, que genera una visión borrosa e incómoda de cerca. Sin embargo, desde cierta edad, también se ven incorrectamente los elementos lejanos. En esta afección, la imagen se enfoca detrás de la retina, en lugar de hacerlo de manera directa sobre ella.

Este problema de refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, pero durante el crecimiento tiende a desaparecer. Cuando el inconveniente permanece, puede derivar en otras anomalías oculares, como el “ojo vago”.

La cirugía Lasik es un método seguro para corregir la hipermetropía, entregándole a la córnea una mayor curvatura para que los rayos de luz se enfoquen de manera correcta en la zona detrás del ojo.

La córnea es el tejido transparente que cubre la parte delantera del ojo, contribuyendo a ajustar la visión. La cirugía Lasik se hace bajo en control de un computador para suprimir cantidades microscópicas de tejido de la córnea.

De esta manera, se procede a hacer un corte de una pequeña capa de tejido corneal con una herramienta denominada microquerátomo o con un láser femtosegundo. Esta capa se levanta para la posterior remodelación del tejido que se encuentra debajo, para luego volver a ubicarse en su lugar para cubrir la nueva superficie.

Este láser no quema los tejidos, sino que los vaporiza en minúsculas cantidades. El diámetro del rayo láser y número de pulsos se controlan de forma directa a través del computador.

La corrección de la hipermetropía a través de este método se considera como una práctica exitosa para el paciente. Uno de los motivos es que la mayor parte de los hipermétropes no puede ver bien a ninguna distancia. Asimismo, una persona que además de esta patología tiene presbicia, es una buena candidata para este tipo de técnica.

Pre chequeo quirúrgico

Si padeces hipermetropía u otro error de refracción, como la miopía, presbicia o astigmatismo, en Ultravisión puedes realizarte una evaluación sin costo de Cirugía Lasik para determinar si eres candidato para el procedimiento y dejar de utilizar lentes. Para agendar esta hora, llena el formulario que está en la derecha de tu pantalla.

Posted in Cirugía Refractiva, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=