Archive | Glaucoma

¿Qué es la “visión en túnel”

La “visión en túnel” recibe este nombre debido a la pérdida de la visión lateral, quedando útil solamente la vista central. Este problema de salud ocular puede estar vinculado con dos enfermedades: glaucoma y retinitis pigmentaria.

El glaucoma consiste en una patología que daña el nervio óptico del ojo. Este se conecta a la retina (capa de tejido sensible a la luz que cubre la zona posterior del globo ocular), y se forma por muchas fibras nerviosas, como un cable eléctrico que se compone de diversos cables. El nervio óptico manda señales desde la retina al cerebro, donde estas se interpretan como las imágenes que percibimos.

En tanto, la retinitis pigmentaria se trata de un grupo de desórdenes genéticos que inciden en la capacidad de respuesta de la retina a la luz. Esta es una patología hereditaria que provoca una pérdida lenta de la vista, empezando por una vista nocturna reducida y la pérdida de la visión lateral ya mencionada. Al paso del tiempo, esta afección deriva en ceguera. Lamentablemente, no existe una cura para la retinitis pigmentaria.

Las células de la retina, denominadas bastones y conos, mueren con esta enfermedad. En la mayor parte de variedades de retinitis pigmentaria los bastones (hallados principalmente en las áreas externas de la retina, y encargadas de la visión periférica y nocturna), son los primeros en sufrir una degneración. Cuando las células de la retina más centralmente localizadas (conos) se afectan por esta patología, hay una pérdida en la percepción del color y la vista central.

Es importante controlar la visión periódicamente con el fin de descartar posibles enfermedades. Esta medida puede prevenir daños irreversibles en nuestros ojos, incluso la ceguera.

Fuente: aao.org

 

 

Posted in Datos, Glaucoma, RetinaComments (0)

Cuidados sobre la presión ocular elevada

Aunque las causas del glaucoma no se han definido con totalidad, se conoce que en gran parte se da por un incremento de la presión en los ojos, debido a la acumulación de líquido acuoso en el globo ocular.

El glaucoma es una afección bastante peligrosa, ya que puede derivar en la pérdida total de la vista. Si existen molestias en los ojos, se deben considerar algunas sugerencias para disminuir la presión ocular y prevenir el glaucoma.

Esta enfermedad es la segunda causa de ceguera en todo el mundo. El aumento de la presión ocular ocurre por una falta de drenaje de líquido acuoso, lo que provoca que a largo plazo las fibras nerviosas mueran, existiendo riesgo de perder la visión.

Los individuos que sufren de aterosclerosis o inconvenientes circulatorios también son proclives a sufrir glaucoma, ya que la circulación de la sangre se ve reducida.

Una manera de cuidar el nivel de presión sobre el ojo es disminuyendo las cantidades de insulina en la sangre, ya que se asocian a esta condición. A esto se le debe agregar la práctica de ejercicio regular.

Si ya se ha diagnosticado el glaucoma, es necesario seguir una alimentación especial. En este sentido, se debe evitar el pan, pastas, arroz, cereal y papas, entre otros.

También, los expertos aconsejan:

  • Incrementar el consumo de zeaxantina y luteína, que están en vegetales de hoja verde. Estos son antioxidantes que protegen a las células de los radicales libres. Las espinacas y el brócoli son productos que constituyen un aporte importante de estos. Para absorber de forma efectiva estas sustancias, no hay que prescindir de cantidades moderadas de mantequilla o aceite.

  • Consumir bayas de color oscuro, como los arándanos. Estos son abundantes en bioflavonoides y fortalecen los capitales que transportan nutrientes a los músculos visuales y nervios. Se deben ingerir con moderación, ya que poseen un alto contenido en glucosa.

  • No descuidar el peso corporal. Es importante llevar una vida sana a través de ejercicio y hábitos de alimentación saludables.

  • Evitar las grasas trans.

  • Ingerir un suplemento de ácidos grasos omega 3. Este también ayuda a prevenir la degeneración macular, uno de los principales motivos de ceguera.

Posted in GlaucomaComments (0)

Choclo: Delicioso y rico en vitaminas para cuidar nuestra vista

La alimentación incide de forma directa en la vista. Una dieta rica en vitaminas y suplementos nutritivos no actúa como una solución para los problemas visuales, pero una nutrición correcta contribuye a un menor riesgo de padecerlos. Por el contrario, una dieta sin los nutrientes requeridos puede perjudicar nuestros ojos y, en un largo plazo, incrementar las probabilidades de patologías como el glaucoma, cataratas o degeneración macular asociada a la edad.

En este sentido, el choclo es un excelente alimento. Además de ser común en nuestra mesa por tradición y su exquisito sabor, el choclo contiene luteína, ácidos grasos esenciales que ayudan a proteger a nuestros ojos de la radiación solar y a prevenir la degeneración macular. También es rico en las vitaminas A, B y E. Por otra parte, comiéndolo regularmente favorecerás el metabolismo del cuerpo.

En específico, las vitaminas que contiene el choclo aportan los siguientes beneficios para la visión:

  • Vitamina A: Es necesaria para la visión nocturna. El organismo tiene la capacidad de convertir los carotenos y, sobre todo, el betacaroteno, en vitamina A.
  • Vitamina B: El ácido fólico, la piridoxina y la vitamina B12 están relacionados con la prevención de la degeneración macular asociada a la edad, una patología que afecta la visión central y que deriva en ceguera.
  • Vitamina E: Este micronutriente cuida a las células de la oxidación, a través d ella protección de sus ácidos grasos. De esta manera, es capaz de contribuir a la prevención de las cataratas, neutralizando la acción de los nocivos radicales libres.

Recomendaciones

Teniendo en cuenta la importancia de la alimentación para tener una correcta salud visual, los profesionales de la visión sugieren:

  • Incorporar en la dieta 4 o 5 porciones de frutas, verduras y hortalizas diarias. Estos productos poseen una alta cantidad de vitaminas y nutrientes que tienen la capacidad de evitar el surgimiento de enfermedades oculares, como cataratas y glaucoma.
  • Se aconseja prescindir de grandes cantidades de azúcares y grasas saturadas, como los dulces y bollería industrial. Estos productos influyen negativamente en los vasos sanguíneos de la retina. Asimismo, consumir demasiada sal perjudica a la salud visual, ya que fomenta la producción de colesterol y el posterior origen de una hipertensión.

Posted in Datos, Degeneración Macular, Enfermedades, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

La hipertensión ocular favorece la aparición del glaucoma

Este silencioso problema ocular contribuye al desarrollo del glaucoma, una de las principales causas de ceguera. Por esto, se recomiendan revisiones oftalmológicas periódicas.

La hipertensión ocular consiste en que la presión intraocular (dentro del ojo) tiene un nivel más alto que el habitual. Con esta anomalía, la presión del ojo es de más 21 mm Hg (milímetros de mercurio), mientras que el rango normal va desde 10 hasta 21 mm Hg.

Esta alta presión no se considera una afección por sí misma, sino que es un concepto usado para catalogar a los pacientes que deberían someterse a revisiones oftalmológicas de manera más frecuente que el resto de las personas, ya que poseen una mayor propensión a desarrollar glaucoma, una de las principales causas de ceguera irreversible a nivel mundial.

Causas de la hipertensión ocular

Este problema se origina por un desequilibrio entre la generación y el drenaje del  humor acuoso, que corresponde al líquido del ojo. Mientras la producción de fluido no se contiene, éste no puede drenarse porque los canales encargados de esta labor tienen un funcionamiento incorrecto. El exceso de líquido dentro del ojo deriva en un incremento de la presión.

Un ejemplo gráfico de esta situación es inflar un globo con agua. Mientras más agua contenga el interior del globo, mayor es la presión. Así como el globo se reventaría conteniendo el exceso del agua, el nervio óptico del globo ocular podría dañarse debido a esta presión.

¿Quiénes tienen riesgo de padecer hipertensión ocular?

Ciertos estudios indican que las mujeres podrían tener mayores probabilidades de padecer hipertensión ocular, sobre todo después de la menopausia. No obstante, las investigaciones en la materia también detectaron que los hombres que sufren esta descompensación tienen más riesgo de llegar a desarrollar glaucoma.

Por otra parte, la presión intraocular se incrementa gradualmente con el avance de la edad, así como la propensión al glaucoma. Superar los 40 años ya se supone un riesgo para la aparición de estos dos problemas visuales.

Síntomas de la hipertensión ocular

En la mayoría de los casos, los pacientes que padecen hipertensión ocular no presentan ningún síntoma. Por este motivo, y especialmente sobre los 40 años, es de suma importancia asistir a chequeos periódicos con un oftalmólogo, para detectar a tiempo alguna irregularidad.

Tratamiento para la hipertensión ocular

Ante esta complicación, el especialista podría recetarle fármacos para disminuir la presión intraocular. Es relevante seguir las instrucciones del oftalmólogo en cuanto a la dosis pertinente y la frecuencia de consumo. De administrar los medicamentos de manera inadecuada, el problema podría avanzar y favorecer el desarrollo del glaucoma.

Posted in Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Nueva técnica de imagen podrían revolucionar la salud visual

Investigadores de la Universidad de Rochester Medical Center han desarrollado una nueva técnica de imagen que podría revolucionar la forma de evaluar la salud de los ojos y la enfermedad. El grupo es el primero en poder distinguir las células individuales en la parte posterior del ojo que están implicadas en la pérdida de la visión en enfermedades como el glaucoma. Esperan que su nueva técnica pueda prevenir la pérdida de la visión mediante un diagnóstico y tratamiento tempranos para estas enfermedades.

El profesor asistente de Oftalmología en la Universidad de Pittsburgh School of Medicine, describe un nuevo método para no invasiva imagen de la retina humana, la capa de células en la parte posterior del ojo que son esenciales para la visión. El grupo, dirigido por David Williams Ph.D. y el Decano de Investigación en Artes, Ciencias e Ingeniería y la Cátedra William G. Allyn para Óptica Médica de la Universidad de Rochester, fue capaz de distinguir las células ganglionares de la retina individuales (RGCs, por sus siglas en inglés), que tienen la mayor parte de la responsabilidad de transmitir información visual al cerebro.

Ha habido un interés desde hace mucho tiempo en la imagen de RGCs, porque su muerte causa pérdida de la visión en el glaucoma, la segunda causa principal de ceguera adquirida en todo el mundo. A pesar de los grandes esfuerzos, nadie ha capturado con éxito imágenes de RGC individuales, en parte porque son casi perfectamente transparentes.

En lugar de imágenes RGCs directamente, el glaucoma se diagnostica actualmente mediante la evaluación del grosor de las fibras nerviosas que se proyectan desde el RGCs al cerebro. Sin embargo, cuando el espesor de la fibra nerviosa de la retina ha cambiado de forma detectable, un paciente puede haber perdido 100.000 RGC o más.

“Sólo tienes 1,2 millones de RGC en todo el ojo, por lo que una pérdida de 100.000 es significativa”, dijo Williams. “Cuanto antes podamos captar la pérdida, mejores serán nuestras posibilidades de detener la enfermedad y prevenir la pérdida de la visión”.

Rossi y sus colegas fueron capaces de ver RGCs mediante la modificación de una tecnología existente – óptica confocal óptica de exploración oftalmoscopia de luz (AOSLO). Recolectaron múltiples imágenes, variando el tamaño y la ubicación del detector que utilizaban para recoger la luz dispersada de la retina para cada imagen, y luego combinaron esas imágenes. La técnica, llamada detección multi-offset, se realizó en el Centro Médico de la Universidad de Rochester en animales, así como voluntarios con visión normal y pacientes con degeneración macular relacionada con la edad.

Esta técnica no sólo permitió al grupo visualizar los RGC individuales, sino que las estructuras dentro de las células, como los núcleos, también se podían distinguir en los animales. Si Rossi puede alcanzar ese nivel de resolución en los seres humanos, espera poder evaluar el glaucoma antes de que la fibra nerviosa de la retina se diluya – e incluso antes de que mueran los RGC – detectando cambios de tamaño y estructura en los cuerpos celulares RGC.

 

Mientras RGCs fueron el foco principal de las investigaciones de Rossi, son sólo un tipo de célula que se puede imaginar con esta nueva técnica. En la degeneración macular relacionada con la edad, los fotorreceptores cono que detectan color y son importantes para la visión central son los primeros en morir. AOSLO se ha utilizado para imaginar conos antes, pero estas células eran difíciles de ver en las áreas cerca de Drusen, depósitos grasos que son el signo temprano más común de la enfermedad. Utilizando su técnica multi-offset en pacientes con degeneración macular relacionada con la edad, Rossi pudo evaluar la salud de los conos cerca de Drusen y en áreas donde la retina había sido dañada.

“Esta técnica ofrece la oportunidad de evaluar muchas clases de células que anteriormente se han mantenido inaccesibles a la imagen en el ojo vivo”, dijo Rossi. “No sólo RGCs, sino potencialmente otras clases celulares translúcidas y estructuras celulares.”

Rossi y sus colegas advierten que su estudio incluyó un pequeño número de voluntarios y un número aún menor de pacientes con degeneración macular relacionada con la edad. Se necesitarán más estudios para mejorar la robustez de la técnica y asegurar que sus resultados sean reproducibles antes de que puedan ser ampliamente utilizados en la clínica. El especialista ahora está montando su propio laboratorio en la universidad de Pittsburgh y planea continuar trabajando con el grupo de Williams en el estudio de esta técnica y de su capacidad de detectar cambios en células retinales sobre el curso de enfermedades retinianas.

Fuente: news-medical.net

Posted in Glaucoma, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

Estudio asocia al glaucoma y virus Zika

Recientemente, se ha publicado un informe en donde se señala que el virus Zika puede causar glaucoma en recién nacidos que fueron expuestos a este durante la gestación.

El equipo, que fue conformado por investigadores de las Escuelas de Salud Pública de Brasil y Yale, publicó el primer informe que demuestra que el virus Zika puede causar glaucoma en recién nacidos.

Como ya se ha comprobado, la exposición al virus Zika durante el embarazo causa defectos congénitos en el sistema nervioso central, incluyendo la microcefalia. Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Brasil y Yale durante la epidemia de microcefalia  habían informado que el virus causa lesiones graves en la retina, que es  la porción posterior del ojo. Sin embargo, hasta ahora, no existía evidencia de que el virus Zika cause glaucoma, una condición que puede resultar en daño permanente al nervio óptico y la ceguera.

Según el Dr. Albert Icksang Ko, profesor de la Yale School of Public Health y Coautor del estudio publicado en la revista Ophthalmology. Ko, dijo: “Hemos identificado el primer caso en el que el virus Zika parece haber afectado el desarrollo de la retina durante la gestación y por consecuencia causado glaucoma después del nacimiento”. Los estudios tienen colaboraciones con investigaciones de larga data en Brasil y se ha trabajado con científicos locales desde que Zika apareció por primera vez en Brasil para comprender mejor los defectos de nacimiento que son causados ??por el virus y los factores de riesgo para el síndrome congénito de Zika.

En el nordeste de Brasil, investigadores identificaron a un niño de tres meses que estuvo expuesto al virus Zika durante la gestación. Aunque no había signos de glaucoma en el momento del nacimiento, el niño desarrolló hinchazón, dolor y lagrimeo en el ojo derecho. El equipo de investigación diagnosticó el glaucoma como la causa de los síntomas y, junto con los oftalmólogos locales, realizó una trabeculectomía, una operación que alivió con éxito la presión dentro del ojo.

Con estos estudios se pretende que los médicos que tratan pacientes con Zika sean conscientes de que el glaucoma es otro síntoma grave de la enfermedad. Los investigadores además dijeron: “Se necesita información adicional para determinar si el glaucoma en niños con Zika es causado por la exposición directa o indirecta al virus, ya sea durante la gestación o después del parto”.

Los últimos informes nos dicen que el virus Zika, que se transmite principalmente a través de mosquitos infectados, ha alcanzado niveles epidémicos en varias zonas del mundo y es especialmente preocupante en Brasil, donde la Organización Panamericana de la Salud reporta más de 200.000 casos sospechosos y 109.000 casos confirmados de la enfermedad. Desde que el brote comenzó en 2015, Zika ahora ha llegado a los Estados Unidos, con más de 4.000 casos relacionados con viajes reportados, y 139 casos de mosquitos localmente adquiridos confirmados, según el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Actualmente no hay vacuna para el virus Zika.

Fuente: www.sciencedaily.com

Posted in Enfermedades, Glaucoma, RetinaComments (0)

Medicamento experimental previene pérdida de visión por glaucoma

Una investigación de la Universidad de Kioto, en Japón, describe un nuevo medicamento experimental que podría ayudar a prevenir la degeneración del nervio óptico y, por ende, la pérdida de visión vinculada al glaucoma. El fármaco solo ha sido probado en ratones.

Anako Ikeda, directora de esta investigación publicada en la revista “Heliyon”, explica que “ nuestros pequeños compuestos, recientemente desarrollados, han logrado prevenir la progresión del glaucoma en tres modelos diferentes de ratones. Así, nuestros resultados sugieren que estos compuestos podrían ralentizar la progresión de la enfermedad y prolongar la visión normal, o ‘casi normal’, en personas con glaucoma. Y de la misma manera, ya desde un punto de vista ideal, podrían incluso prevenir la pérdida eventual de la visión”.

Ikeda en los últimos años se ha dedicado a investigar las causas de la muerte de las neuronas oculares. Entre otros descubrimientos, se ha detectado el importante rol que tiene en esta muerte celular la llamada oteína contenedora de valosina’ (PCV), una enzima encargada de romper las moléculas de ATP para proporcionar energía a la célula –es decir, con actividad ATPasa.

Hemos asumido que los inhibidores específicos de la actividad ATPasa de la PCV prevendría tanto la muerte de las neuronas como los síntomas de la enfermedad”, asegura la experta.

Por este motivo, la meta ha sido desarrollar un compuesto que contribuya a mantener los niveles de ATP, es decir, que contrarreste la actividad ATPasa de la enzima PCV. De esta forma, la idea es reducir el estrés celular y proteger las neuronas. Como resultado tuvieron este nuevo fármaco experimental, inicialmente denominado “ sustancia de la Universidad de Kioto” (KUS).

El trabajo muestra que después de su administración oral o intravenosa, KUS protege las neuronas de la retina en modelos animales con glaucoma. Asimismo, estos ratones tratados con el compuesto experimentaron una menor disminución del grosor de la capa de fibras nerviosas de la retina que aquellos que recibieron placebo “La a KUS también ayudo a conservar la función visual en estos animales, en teoría gracias al mantenimiento de los niveles de ATP”, indicaron los autores del estudio.

Fuente: abc.es

Posted in Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Glaucoma: descubren por qué el ojo crece de forma irregular hasta causarlo

Un equipo de científicos halló la causa genética de una enfermedad genética donde el ojo crece de forma irregular, hasta provocar glaucoma. Este hallazco entrega las claves acerca cómo crece el globo ocular en los humanos.

Los bebés humanos tienen una característica que los hace distintos a los mamíferos de otras especies, como peces o reptiles. Al nacer, el ojo ya es de un gran tamaño, creciendo poco luego en el desarrollo. En otros animales, el globo ocular es pequeño al nacer y va incrementando su tamaño en las diversas fases de la vida. El mecanismo por el que el crecimiento de los ojos de los mamíferos se detenía no se comprendía, hasta el día de hoy. No obstante, una enfermedad denominada buftalmia hacía repasar este tema. En esta, el ojo crece de manera irregular, hasta generar daños severos en el paciente, dejándolo ciego.

Estudiando la buftalmia, la doctora Annabel Christ y el profesor Thomas Willnow del centro Max Delbrück de medicina molecular, han determinado el porqué del crecimiento del ojo. En una investigación publicada en la revista “Developmental Cell”, los científicos han exhibido el mecanismo que se activa en esta enfermedad donde el ojo crece tanto, que causa una repentina e irreversible miopía. Esto porque la luz que ingresa mediante el iris no puede centrarse en la retina.

El primer hallazgo surgió de un paciente con una mutación en el gen LRP2, encargado de codificar un receptor en la retina. De manera paralela, los investigadores habían apreciado en el laboratorio que los ratones con este gen silenciado tenían los ojos demasiado grandes y los mismos síntomas.

En conjunto con otros científicos de Berlín y Toronto, se enfocaron en estudiar la mutación de aquel gen que conlleva al aumento descontrolado del ojo en mamíferos, y determinaron que es el código responsable de controlar la señal de una proteína denominada “Sonic el erizo”, llamada así porque dispara el crecimiento de células troncales en distintos tejidos.

El gen LRP2 se manifiesta, en especial, en los límites del tejido de la retina, en donde intercepta las moléculas de Sonic antes de que lleven a las células troncales y desencadenen su crecimiento.

Así, la señal para que el ojo continúe creciendo se detiene. Cuando el gen está mutado y no se expresa de manera correcta, se genera la enfermedad de “los ojos gigantes”.

Fuente: vozpopuli.com

Posted in Datos, Glaucoma, Salud VisualComments (0)

Cataratas, glaucoma y degeneración macular: consejos que necesitas saber

La pérdida de la vista puede deberse a distintos factores. Las tres principales causas de ceguera en Estados Unidos son las cataratas, glaucoma y degeneración macular asociada a la edad, la que se vuelve más común mientras envejecemos. Te informamos algunas acciones a seguir sobre estas afecciones visuales.

La única forma de corregir las cataratas, que consiste en una opacidad en el lente del ojo que incide en la visión, es con una cirugía para sustituir el lente afectado con uno artificial. SI bien el procedimiento es seguro y efectivo, algunos profesionales aconsejan utilizar nuevos tipos de lentes que presentan riesgos para esta patología

Por su parte, muchos pacientes que padecen de glaucoma no lo saben, por lo que las pruebas de detección son bastante relevantes para este fin. El tratamiento también es de suma importancia, ya que esta enfermedad puede causar una pérdida de vista permanente. Este, por lo general, requiere de varias gotas oftálmicas distintas al día.

Habitualmente, el glaucoma no se diagnostica porque no muestra síntomas hasta que la vista se reduce, cuando el tratamiento de este ya no es efectivo. Por este motivo, las personas entre 40 y 60 años de edad tienen que asistir a una consulta oftalmológica con regularidad. El profesional será el encargado de determinar la periodicidad de los exámenes a realizarse.

Por último, la degeneración macular asociada a la edad es una de las principales causas de pérdida de la vista en personas mayores de 50 años de edad. Esta daña la mácula, la pequeña área cerca del centro de la retina y que genera la pérdida de la visión en medio del campo visual.

La enfermedad avanzada surge de dos maneras: la seca, que es la variedad más común y se trata, fundamentalmente, con suplementos alimentarios; y la versión húmeda, su variante más severa, que necesita inyecciones mensuales con medicamentos.

Por este motivo, es importante las revisiones periódicas con un oftalmólogo. De esta manera, pueden descartarse posibles anomalías o comenzar un tratamiento oportuno.

Posted in Degeneración Macular, GlaucomaComments (0)

El 60% de los pacientes con glaucoma no sigue apropiadamente su tratamiento

El 60% de los pacientes con glaucoma no se adhiere apropiadamente al tratamiento prescrito por su médico, poniendo en riesgo su visión. Así lo reveló el Head of Pharmaceuticals Franchise de Alcon (Novartis), Hany Michail, durante el encuentro ‘Innovating for patients’, organizado por Novartis en Basilea (Suiza).

Los riesgos de esta costumbre radica en que, en la actualidad, 4,5 millones de personas en todo el planeta han perdido la vista a causa de esta patología, una enfermedad que actúa “silenciosamente”, ya que no genera síntomas hasta sus fases más avanzadas.

La presión arterial alta es uno de los principales factores de riesgo del glaucoma, además de la edad, ya que las posibilidades de sufrirla son seis veces mayor desde los 60 años de edad. Por este motivo, es importante que el paciente acuda periódicamente a revisiones oftalmológicas, con el fin de detectar esta u otras afecciones.

Aunque el glaucoma no tiene cura, cirugía y terapias farmacológicas consiguen controlar apropiadamente la enfermedad. Sin embargo, la falta de adherencia a los tratamientos se debe, en alguna medida, a que las personas deben administrarse todos los días distintos tratamientos como, por ejemplo, gotas oculares.

Por este motivo, Alcon está investigando nuevas terapias que mezclan distintos tratamientos para facilitar la adherencia al mismo, así como nuevos medicamentos con la capacidad de reducir la presión intraocular.

Posted in GlaucomaComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=