Cómo cuidarse de las lesiones oculares en el trabajo

El lugar de trabajo es uno de los sitios donde ocurrían la mayor parte de las lesiones visuales. Aunque esta situación ha cambiado – ya que en la actualidad la mitad de las lesiones oculares suceden en casa-, este sitio aún conlleva riesgos para la visión. Estos accidentes pueden generar la pérdida temporal o permanente de la vista.

Algunas situaciones habituales que generan lesiones oculares son:

  • Objetos voladores, como pedazos de metal o de vidrio
  • Herramientas
  • Partículas
  • Mezcla de sustancias químicas 

Por otra parte, existe una serie de precauciones que pueden adoptarse para evitar estas lesiones visuales:

  • Estar al tanto de los peligros para los ojos en el lugar de trabajo.
  • Eliminar estos riesgos previo a comenzar las labores de trabajo.
  • Utilizar protección contra maquinaria, cortinas protectores o los artefactos pertinentes.
  • Usar anteojos protectores en todas las labores donde pueda existir una lesión visual. Toda persona que se desempeñe en estas áreas, o que solamente esté durante unos momentos, necesitan estos artículos. Esto es relevante, sobre todo, para quienes trabajan en soldadura.

La clase de seguridad para la protección de los ojos va a depender de los riesgos existentes en el lugar de trabajo. Al desempeñarse en sitios donde hay partículas, polvo u objetos que puedan salir disparados, como mínimo deben utilizarse unos anteojos de seguridad con protección lateral.

Por su parte, al trabajar alrededor de sustancias químicas, las gafas usadas deben ser especiales contra salpicaduras. Por último, al trabajar cerca de radiaciones peligrosas – como soldaduras, rayos láser o fibra óptica- se deben usar lentes especiales de seguridad, gafas protectoras contra salpicaduras o cascos elaborados para esta labor. El uso apropiado de estos elementos puede evitar más de un 90% de las lesiones visuales severas.

Posted in LentesComments (0)

¿Por qué aumentará la miopía en los jóvenes?

Algunos estudios internacionales ya han alertado acerca del incremento de casos de problemas visuales a edades más tempranas. En España, el  Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO), estima que en 2020 el 33% de los adolescentes sufrirá miopía.

Una de las principales causas del aumento de las condiciones visuales en los más jóvenes, serían las múltiples horas que pasan frente a las pantallas de aparatos electrónicos. Estos dispositivos producen efectos que incrementan los casos de astigmatismo en el mundo.

Si bien hace varios años se culpaba a la radiación de los monitores, y se incentivaba el uso de filtros para evitar la radiación de los computadores, hoy en día la tecnología permite anular esa radiación. ¿De dónde viene el problema entonces?

La fatiga ocular

La atención que nos requiere el uso de los dispositivos como videojuegos y computadores, hace que pongamos un esfuerzo adicional en nuestros ojos, y asimismo, fijemos la mirada, olvidando incluso pestañar, lo que causa entre otros malestares, la resequedad del ojo, fatiga visual y dolor de cabeza.

Los consejos para evitar problemas visuales con los aparatos electrónicos dependen del dispositivo que estemos usando:

  • Luz para ver la televisión: Se debe evitar ver la televisión a oscuras o con una luz muy intensa. Además, dentro de lo posible, se recomienda eliminar los reflejos de la pantalla. Los especialistas indican producir una iluminación homogénea en la habitación, poniendo una lámpara a los lados o detrás del artefacto.
  • Frente al computador: Para reducir el estrés que causa en la vista ver el computador por muchas horas, se debe evitar los contrastes de luz excesivos y los reflejos. Así, la luz de la habitación no debe ser más brillante que la que genera la pantalla del computador. Una luz ambiental que se origina desde el techo o del exterior y una lámpara de mesa con una ampolleta de 60 volts es una excelente combinación.
  • Para prevenir la irritación visual, el especialista ibérico recomienda hacer una pausa en la actividad cada dos horas por unos 15 minutos, mirar un objeto lejano para variar el enfoque y parpadear, ubicar la pantalla de forma que la parte superior esté levemente por debajo de la vista y ajustar la iluminación y contraste de la pantalla, para que esté en niveles idóneos.

Posted in Datos, Enfermedades, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

Por qué nunca debes dormir con lentes de contacto

Quienes utilicen lentes de contacto, es posible que en más de alguna oportunidad se hayan dormido durante la noche con estos o frente al televisor. Incluso, quienes usan lentes desechables semanales también han llevado a cabo esta práctica. No obstante, los expertos afirman que esto puede ser perjudicial para la salud visual.

Rebecca Taylor, oftalmóloga privada de Nashville (Estados Unidos) y vocera de la Academia Americana de Oftalmología, afirma que al acostarse con los lentes de contacto se priva a las córneas del acceso al oxígeno. De esta manera, la profesional explica que esta situación es como colocar una bolsa de plástico alrededor de la cabeza para dormir.

En este sentido, Taylor explicó que la córnea recibe oxígeno del aire al estar despiertos pero, al descansar, la misma se alimenta y lubrica de las lágrimas y un fluido gelatinoso, denominado humor acuoso.

No obstante, al tener puestos los lentes, estos se convierten en una barrera entre el párpado cerrado y la córnea.

A la vez, la experta señaló que el asunto es preocupante también a nivel de infecciones. Toda erosión microscópica que tenga la córnea, las que pueden ser generadas por el contacto con la superficie anterior de los lentes, puede infectarse con parásitos o bacterias. Estos organismos también pueden originarse a través de los mismos lentes, cuando estos no tienen la higiene suficiente o han estado demasiado tiempo en el globo ocular.

Como complemento a esta teoría, una investigación publicada en 2012 por la revista especializada Ophthalmology mostró comprobó que las probabilidades de padecer queratitis – inflamación de la córnea- se incrementaba en 6,5 veces en individuos que de forma ocasional dormían con sus lentes durante toda la noche, en contraste a quienes se los quitaban diariamente.

De esta manera, es de suma importancia prescindir de la utilización de los lentes de contacto al dormir, con el objetivo de prevenir lesiones e infecciones visuales.

 

Posted in Lentes, Oftalmología, Salud VisualComments (0)

¿Qué Es la Neuritis Óptica?

La neuritis óptica consiste en la inflamación del nervio óptico del ojo. Se piensa que es un desorden autoinmune, donde el sistema inmunológico ataca al tejido del nervio óptico por error, generando inflamación y daños en su funcionamiento.

Para tener la posibilidad de ver, el nervio óptico transmite impulsos nerviosos desde el ojo hasta el cerebro, donde estos son interpretados como imágenes. Una infección o problemas en el nervio óptico puede incidir considerablemente en la visión.

Existen diversas causas de la neuritis óptica. Esta puede surgir por un error del sistema inmunológico del organismo, el que ataca al tejido del nervio óptico.

Esta también puede estar vinculadas a otras condiciones y enfermedades, como la esclerosis múltiple. En algunas personas con esta afección, la neuritis óptica es la primera manifestación que padecen. Los adultos con neuritis óptica tienen más probabilidades de sufrir esclerosis múltiple. Por su parte, el riesgo en los niños es bastante menor.

Las siguientes causas también pueden desencadenar la neuritis óptica:

  • Paperas

  • Sarampión

  • Gripe

  • Diabetes

  • Neuropatía óptica de Leber

  • Oclusiones vasculares del nervio óptico

  • Infecciones bacterianas, como la enfermedad de Lyme o la sífilis

  • Infecciones virales como el VIH, la hepatitis B y el herpes

  • Algunos fármacos

No obstante, en la mayor parte de los casos, la neuritis óptica se da sin razones conocidas.

Esta afección puede desarrollarse en uno o ambos ojos. En niños, generalmente los dos globos oculares son afectados, mientras que en personas mayores es habitual que solo un ojo sea comprometido. Los síntomas pueden surgir súbitamente y pueden incluir una rápida y severa reducción de la vista en uno o ambos ojos, así como una visión opaca o borrosa.

Asimismo, puede existir dolor ocular y de cabeza, así como una visión anormal de los colores. Estos pueden percibirse en una tonalidad mate y atenuados.

Posted in LentesComments (0)

Cómo cuidar tu vista en el trabajo

La época de los computadores y dispositivos móviles ha obligado a millones de trabajadores a pasar extensas jornadas delante de una pantalla. Por ende, cuidar los ojos es primordial. Siguiendo una serie de consejos durante la jornada, se podrán evitar riesgos para la vista a medio y largo plazo.

Los expertos aseguran que el 80% de las sensaciones que percibimos se dan mediante la vista, por lo que este sentido es el predominante frente a la adquisición de experiencias e interacciones con el entorno.

Ante esta situación, los profesionales de la salud visual recomiendan las siguientes medidas:

  • Acudir a una visita oftalmológica al menos una vez al año. Si se tiene alguna condición visual, puede ser que el profesional indique consultas más frecuentes.
  • Ubicarse, como mínimo, a unos 30 centímetros del dispositivo que se está utilizando.
  • La pantalla debe quedar levemente por debajo del nivel de los ojos, para poder tener la oportunidad de levantar la vista y mirar de lejos. Esto es para evitar la fatiga visual.
  • Parpadear con regularidad para lubricar los ojos.
  • Contar con una buena iluminación en la zona de trabajo. Los focos lumínicos deben provenir del lado opuesto de donde se escribe.
  • De ser necesario, lubricar los ojos con lágrimas artificiales.
  • Evitar ambientes con viento, secos y tóxicos, como los que tienen tabaco o humos industriales. Estos pueden generar irritación en los ojos.
  • No frotarse los ojos, especialmente con las manos sucias.
  • No exponer los globos oculares a luces demasiado radiantes. Si se exponen al sol, deben protegerse con gafas con filtro ultravioleta adquiridos en un sitio certificado.
  • Descansar la vista al menos una vez por cada hora de trabajo. Asimismo, pueden hacerse ejercicios para relajar los músculos visuales, mirando a lo lejos o abriendo y cerrando los párpados, entre varios.

 

 

Posted in LentesComments (0)

¿La menopausia trae problemas visuales?

Los diversos cambios físicos y emocionales que ocurren durante la menopausia también pueden manifestarse en los ojos.

Si bien en pocas oportunidades se establece una asociación directa entre esta fase y los inconvenientes visuales, para expertos de la visión es relevante conocer el estado de la salud visual de las mujeres en este periodo y controlarse periódicamente para descartar cambios que puedan crear molestias en las actividades diarias.

En este sentido, estudios han indicado que el inicio de la menopausia está estrechamente relacionada con el síndrome del ojo seco. Esta afección ocurre porque la superficie de la conjuntiva y la córnea poseen receptores que, debido al efecto de las hormonas sexuales, modifican la calidad y cantidad de la película lagrimal.

Si bien no es un problema de gravedad, puede desencadenar molestia en las actividades diarias como picazón, irritación, sensación de arenilla en el interior del ojo y sensibilidad a la luz. Por este motivo, es relevante asistir a una consulta oftalmológica periódicamente para descartar otras enfermedades y comprobar que se trata de este síndrome.

Puede ser que algunas terapias de reemplazo hormonal que se recetan en la época de la menopausia incidan negativamente en la salud de los ojos, ya sea causando cambios sensibles en la función de la vista o aumentando afecciones ya existentes.

En algunos casos, los síntomas del síndrome del ojo seco que ya lo tenían, se agudizan. Muchas mujeres tienen problemas para utilizar lentes de contacto y, a veces, pueden experimentar una visión doble.

No obstante, esta no es una condición por la cual alarmarse en gran medida, pero lo importante es descartar cualquier patología. Un diagnóstico temprano puede evitar estados progresivos que pongan en riesgo la visión.

Posted in Salud VisualComments (0)

Las discapacidades visuales más frecuentes

Según el programa para la Prevención de la Ceguera de la Organización Mundial de la Salud, OMS, se calcula que en el mundo hay cerca de 161 millones de personas con discapacidad visual, de ellas 37 millones tienen ceguera y 124 millones visión subnormal. A su vez, hay 153 millones de personas con limitaciones por errores refractivos no corregidos.

Si bien estas cifras para algunos pueden resultar no muy representativas, aquí un dato impactante: más del 90 por ciento de todos los individuos ciegos en el mundo viven en países en desarrollo.

Factor: edad

Padecer una u otra enfermedad visual, en muchas ocasiones está asociada a la edad. Hay unas típicas de la niñez y otras de la edad adulta. En la niñez, son frecuentes las enfermedades congénitas, mientras que en edad adulta, algunas son resultado del proceso de envejecimiento.

Los especialistas mencionan que entre los 18 y los 30 años, existe una estabilización en las enfermedades refractivas. No obstante, este grupo poblacional presenta riesgos debido al incremento de accidentes laborales.

Patologías

Hay otras alteraciones que independiente de la edad, responden a factores patológicos. Las más comunes son las conjuntivitis que pueden ser infecciosas o alérgicas.

Además, tanto niños como adultos pueden tener enfermedades visuales como resultado de problemas sistémicos como hipertensión o diabetes. Por lo tanto, se recomienda tener control adecuado de las enfermedades de base.

Los 40 son definitivos

A partir de los 40 años y con el proceso de envejecimiento de las células, la mayoría de las personas tendrá un déficit visual para la lectura. Además, la edad adulta es propicia para enfermedades degenerativas, de los 50 años en adelante, la catarata es la enfermedad que se presenta con más frecuencia.

Los expertos revelan que entre el cuatro y el cinco por ciento de las personas mayores de 45 años desarrolla cataratas. Otra enfermedad presente en algunos pacientes, una vez pasados los 40 años, es el glaucoma, una patología silenciosa y progresiva que produce pérdida de la visión. También se cuenta la degeneración macular relacionada con la edad, una alteración que afecta la visión central.

Posted in Degeneración Macular, Enfermedades, Glaucoma, Oftalmología, Queratócono, Retina, Salud VisualComments (0)

¿A qué podrían estar asociados los problemas de visión nocturnos?

Con los problemas de la visión nocturna, la capacidad de los ojos de ajustar a la oscuridad disminuye y ven mal en condiciones con iluminación tenue.

Según la Academia Americana de Oftalmología, los problemas de visión nocturna pueden estar asociados con:

Los síntomas y posibles afecciones oculares relacionadas en esta sección son sólo de referencia general y no contienen todos los síntomas visuales ni todas las posibles enfermedades relacionadas. Al sufrir algún síntoma anómalo, es necesario asistir a la brevedad a la consulta oftalmológica.

Es importante recordar que muchas personas no saben que tienen una condición visual, ya que a menudo no hay señales de advertencia o síntomas, o asumen que la falta de visión es una parte natural de envejecer. La detección temprana y el tratamiento de los problemas oculares es la mejor manera de mantener la visión saludable a lo largo de la vida. En muchos casos, la ceguera y la pérdida de la visión se pueden prevenir.

La academia norteamericana recomienda que los adultos sin signos o factores de riesgo para la enfermedad ocular deben tener un examen inicial de la enfermedad ocular a los 40 años. Para los individuos de cualquier edad con síntomas o riesgo de enfermedad ocular, la institución estadounidense recomienda que las personas consulten a su oftalmólogo para determinar cómo  qué frecuencia deben ser examinados sus ojos.

Posted in Enfermedades, Salud VisualComments (0)

Astigmatismo puede derivar en queratocono

El ojo tiene una forma circular, es por eso que lo llamamos “globo ocular”. Sin embargo, con el paso de los años y por falta de colágeno, puede adoptar una forma cónica o parecida a un balón de rugby. Al adquirir esta morfología irregular, la luz no se puede refractar en todos los meridianos del ojo. Esto da origen al astigmatismo.

El astigmatismo puede ser congénito y corregirse de manera natural con la mayoría de edad, aunque en algunos pacientes puede no ser así. De esta manera, se convierte en un factor de riesgo para sufrir queratocono.

Para los oftalmólogos, cualquier cambio igual o superior a 0,5 dioptrías que se manifieste durante la adolescencia o que los defectos refractivos sean mayores en un ojo, son antecedentes que se deben mantener en cuenta porque pueden ser los primeros síntomas del queratocono.

El queratocono es una alteración del globo ocular donde se produce un adelgazamiento progresivo de la zona central o paracentral de la córnea. Es la primera causa de trasplante corneal en pacientes jóvenes.

Esta condición es hereditaria aproximadamente en un 25% de los casos. También hay casos relacionados con alergias oculares o frotamiento continuo de los ojos. En el resto de las situaciones, se manifiesta de forma esporádica, ligado a patrones complejos de herencia que aún se siguen investigando.

Si bien no existen medidas preventivas frente a esta enfermedad, hay tratamientos para frenarlo si su detección ha sido temprana. También existen formas leves que no producen alteración visual y que solo se diagnostican con estudios topográficos.

La población de mayor riesgo son los niños, adolescentes y jóvenes, por lo que es importante promover las revisiones oculares entre estos grupos de edad.

Los especialistas sugieren a los familiares directos de los pacientes con queratocono, pese a no estar aparentemente afectados, se sometan a examen visual, ya que podrían ser propensos a la enfermedad.

 

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Córnea, Datos, Enfermedades, Queratócono, Salud VisualComments (0)

Diabetes multiplica probabilidades de sufrir ceguera

La retinopatía diabética puede ocasionar el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, provocando una visión borrosa que, con el pasar de los años, lleva al deterioro total de la vista.

La retinopatía diabética, la enfermedad ocular más común entre los pacientes con diabetes, ocurre cuando hay cambios en los vasos sanguíneos de la retina. A veces, estos vasos pueden hincharse y dejar escapar fluidos, o inclusive taparse completamente. En otros casos, nuevos vasos sanguíneos anormales crecen en la superficie de la retina causando esta enfermedad.

La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en los estadounidenses en edad productiva. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo de padecer esta afección.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos. Las personas con retinopatía diabética a menudo no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad. Pero a medida que avanza, la retinopatía diabética usualmente causa una pérdida de visión que en muchos casos no puede ser revertida. Existen dos etapas de la retinopatía diabética:

  1. La no proliferativa se presenta primero.
  2. La proliferativa es más grave y avanzada.

Prevención y tratamientos
La mejor forma de evitar la retinopatía diabética consiste en controlar la diabetes y mantener la presión arterial a niveles normales. Las personas diabéticas deberían someterse a exámenes visuales anuales cinco años después de que se les diagnostique la diabetes, para que el tratamiento necesario pueda comenzarse de manera precoz y así se salve la visión.

El tratamiento consiste en la fotocoagulación por láser, en la que un rayo láser se aplica sobre el ojo para destruir los nuevos vasos sanguíneos y sellar los que presentan pérdidas. Este tratamiento es indoloro porque la retina percibe las sensaciones dolorosas.

Si la hemorragia de los vasos dañados ha sido grande, puede ser necesario recurrir a la cirugía para extraer la sangre que ha entrado en el humor vítreo (un procedimiento llamado vitrectomía). La visión mejora tras la vitrectomía y el humor vítreo es gradualmente reemplazado.

Otros problemas que se pueden presentar

  • Cataratas: opacidad del cristalino del ojo
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo, que puede llevar a ceguera
  • Edema macular: visión borrosa debida a que se filtra líquido hacia el área de la retina que suministra la visión aguda central
  • Desprendimiento de retina: la cicatrización puede provocar que parte de la retina se salga de la parte posterior del globo ocular.

 

Posted in Cirugía/Tratamiento, Enfermedades, Oftalmología, Retina, Salud VisualComments (0)

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZHNfcm90YXRlPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzE8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVhLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjViLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzM8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVjLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzEyNXgxMjVkLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX21wdV9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2Rpc2FibGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfbXB1X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL2Fkcy8zMDB4MjUwYS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9tcHVfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfZGlzYWJsZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIHd3dy5zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb208L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSBkZWZhdWx0LmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dGhvcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9jc3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fZmF2aWNvbjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3VwbG9hZHMvMjAxMC8wNi9mYXZpY29uLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgY2F0ZWdvcnk6PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVhdF9lbnRyaWVzPC9zdHJvbmc+IC0gNTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlZWRidXJuZXJfaWQ8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8c2NyaXB0IHR5cGU9XCJ0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcIj4NCg0KICB2YXIgX2dhcSA9IF9nYXEgfHwgW107DQogIF9nYXEucHVzaChbXCdfc2V0QWNjb3VudFwnLCBcJ1VBLTE2NTA0Mzc0LTFcJ10pOw0KICBfZ2FxLnB1c2goW1wnX3RyYWNrUGFnZXZpZXdcJ10pOw0KDQogIChmdW5jdGlvbigpIHsNCiAgICB2YXIgZ2EgPSBkb2N1bWVudC5jcmVhdGVFbGVtZW50KFwnc2NyaXB0XCcpOyBnYS50eXBlID0gXCd0ZXh0L2phdmFzY3JpcHRcJzsgZ2EuYXN5bmMgPSB0cnVlOw0KICAgIGdhLnNyYyA9IChcJ2h0dHBzOlwnID09IGRvY3VtZW50LmxvY2F0aW9uLnByb3RvY29sID8gXCdodHRwczovL3NzbFwnIDogXCdodHRwOi8vd3d3XCcpICsgXCcuZ29vZ2xlLWFuYWx5dGljcy5jb20vZ2EuanNcJzsNCiAgICB2YXIgcyA9IGRvY3VtZW50LmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lKFwnc2NyaXB0XCcpWzBdOyBzLnBhcmVudE5vZGUuaW5zZXJ0QmVmb3JlKGdhLCBzKTsNCiAgfSkoKTsNCg0KPC9zY3JpcHQ+PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29faG9tZV90aHVtYl9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1NzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2hvbWVfdGh1bWJfd2lkdGg8L3N0cm9uZz4gLSAxMDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9zaW5nbGU8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1zdi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19tYW51YWw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vc3VwcG9ydC90aGVtZS1kb2N1bWVudGF0aW9uL2dhemV0dGUtZWRpdGlvbi88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19yZXNpemU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvd19jYXJvdXNlbDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG93X3ZpZGVvPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTgwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGFiczwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gR2F6ZXR0ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3VwbG9hZHM8L3N0cm9uZz4gLSBhOjEwOntpOjA7czo1NzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItc3YuanBnIjtpOjE7czo4MzoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtSGVhZGVyX0Jsb2dfU2FsdWRfYV9sYV9WaXN0YS5qcGciO2k6MjtzOjc4OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMC11bHRyYV9ub3Zfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6MztzOjgxOiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy85LXVsdHJhX29jdHVicmVfc2FsdWRhbGF2aXN0YS5qcGciO2k6NDtzOjY3OiJodHRwOi8vc2FsdWRhbGF2aXN0YS5jb20vd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LXNhbHVzYWxhdmlzdGEuanBnIjtpOjU7czo2NjoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNy1sb2dvXzAwMV8oMikuanBnIjtpOjY7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjc7czo3NToiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNS1sb2dvX3NhbHVkX2FfbGFfdmlzdGEuanBnIjtpOjg7czo1ODoiaHR0cDovL3NhbHVkYWxhdmlzdGEuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC1sb2dvLmpwZyI7aTo5O3M6NTg6Imh0dHA6Ly9zYWx1ZGFsYXZpc3RhLmNvbS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtbG9nby5qcGciO308L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb192aWRlb19jYXRlZ29yeTwvc3Ryb25nPiAtIFNlbGVjdCBhIGNhdGVnb3J5OjwvbGk+PC91bD4=